Blogia
J. C. García Fajardo

La depresión es algo serio, pero no una maldición. Se puede tratar

Un gran amigo del dueño de este Blog, profesor universitario en América, tiene un Blog muy interesante sobre todo para personas con bipolaridad http://maniacodepresivos.blogspot.com/. Acaba de poner este post:

"Un amigo, estudioso de la sociología de la religión, me dijo hace tres meses una frase que aun resuena en mi cabeza: "El principal obstáculo para la auténtica espiritualidad es la religión".
Hoy, 24 de diciembre, trato de reflexionar un poco sobre esa frase. Recuerdo que hace un año acompañé a mi esposa y a su familia a la misa de Navidad. No la pasé muy bien. De hecho, me aburrí mucho y mi mente se la pasó criticando al cura, quien no preparó su predicación. Así que este año he decidido no acompañarles. Me quedaré en casa escribiendo estas líneas, tratando de reconciliarme con mi ser espiritual.
A veces, estas fechas son propicias para deprimirse... Los recuerdos de la niñez afectan a muchas personas. El papá ausente, o el familiar alcohólico, o alguna otra tragedia son motivo suficiente para un "bajón". Es comprensible, el contexto nos ayuda a recordar.
Sin embargo, pienso que la depresión (unipolar o bipolar) podría explicarse por el estrés intrínseco de las fiestas. Compras de regalos, tránsito insoportable, problemas financieros, peleas familiares, e incertidumbre sobre un nuevo año que se aproxima. Además, las fiestas se prestan para abusos que no nos ayudan: desvelos, consumo de alcohol, y falta de ejercicio.
Personalmente, veo que mis seres queridos se afanan en la compra de regalos. Yo mismo me siento atrapado por la ola consumista. Quisiera escapar de ella, pero no puedo. A última hora me decido a comprar algún regalito para no decepcionar a quien lo espera. Esto de satisfacer expectativas definitivamente me estresa.
Por otro lado, estos días, mi familia vive con mayor intensidad la separación de mis padres. La organización para pasar con cada uno de ellos algún tiempo de calidad y no sentirnos "malos" hijos... es todo un estrés "Clase A".
En fin, una Navidad más. Un poco de nostalgia, pero nada serio. Anoche dormí bien, gracias a las pastillas que me recetó el doctor para casos de emergencia (zolpiderm). Así que estoy de ánimo para afrontar las 12 campanadas, pero no tanto como para ir a misa.
Sigo en mi lucha contra la religión, para encontrar la auténtica espiritualidad.
creado por T a las 16:13 del 24-dic-2006
 
Este fue mi post:
 
Muchos también hemos llegado a esa conclusión. Personalmente prefiero la visión Advaita de la vida, la No dualidad. A-himsa. Rescatar el mensaje, la vida y el ejemplo del Rabino de Nazareth, de Buda, de Sócrates, Lao Tzé, Chuang Tzú, Sankara... Adentrarnos en la sabiduría del Tao:

 "Gentes de poder"

Érase una vez la gente que conocía el Camino;
era sutil, espiritual, misteriosa, penetrante
insondable.
Como son inefables
sólo puedo decir lo que aparentaban ser:
cautelosos, ah si, como si vadearan un río en invierno.
Alertas, como si estuvieran temerosos de los vecinos.
Corteses y tranquilos, como invitados a una casa.
Escurridizos, como hielo que se funde.
Sin adornos, como la madera sin tallar.
Vacíos, como los valles.
Misteriosos, eran como aguas turbulentas.
¿Quién, con la quietud, puede poco a poco, hacer claro lo turbulento?
¿Quién, con el movimiento, puede hacer poco a poco hacer que crezca rápidamnete lo inmóvil?
Seguir el Camino (TAO),
es no necesitar satisfacciones. *
Insatisfecho, se puede vivir
de no necesitar renovación.

Tao te King
Lao Tsé (Ed Debate. Versión y comentarios de Ursula K. Le Guin)
* (Si se tienen, se gozan)

(Me permito añadir esta cita de Philip Rot, en "Elegía". "No se puede rehacer la realidad. Tómala como viene. No cedas terreno y tómala como viene"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

41 comentarios

Ana Carrión Guijarro -

En mi niñez siempre tuve creencia firme en Dios y en el cristianismo, pero al pasar los años y ver tantas injusticias comencé a replantearme este tema. Ahora, pienso que todos recurrimos a la religión cuando tenemos algún problema o necesidad como si fuera un milagro. A pesar de todo, pienso igual q mi compañera, que tenemos que conocerlas, ya que es cultura. Respecto a la navidad, es un ambiente distinto, sales a la calle y parece que respiras otro aire,para mí bonito.A la vez es puro consumismo asqueroso, como dice Melendi:"La navidad la ha inventado el Corte Inglés". Por otra parte, pienso que la sociedad no da la importancia que merece a la depresión, algunas personas la podrán como excusa, pero quién realmente la tiene, o la supera o no se sale de ella y puede contigo hasta el peor extremo. ¿Qué sentido tendría entonces la Navidad?

Elena Merino -

Este año he conocido una profesora que me tiene alucinada. Es una persona que vive la vida de forma auéntica, que lucha para que nos atrevamos a conocer la realidad, que postula la unión entre la faceta emocional y la racional de las personas. Esta profesora es de CL (Comunión y Liberación) pero es una de las personas más abiertas que he conocido en mi vida. Ella propugna romper las ideologías y mirarnos los unos a los otros desde nuestra humanidad común. Le encanta hablar con los alumnos que aparentemente tienen menos en común con ella (agnóisticos, gays, etc.) pero con los que ha generado un entendimiento humano. Porque nos ha enseñado a mirarnos los unos a los otros como personas y no a través de las distintas etiquetas con las que nos quieren reducir. Me llama mucho la atención que, desde una postura religiosa distinta, el profesor Fajardo defienda también esos principios que en el artículo se llaman TAO, pero que pueden recibir otros nombres. Quizá lo importante no es como se llegue a esa antropología, a esa manera abierta de concebir al hombre en relación con la totalidad, sino la meta. Ese punto de vista, esa forma de conocer contagia a los hombres porque vuelven a sentirse en el seno de su condición. Vuelven a ser verdaderamente hombres. Y es que solo podemos llegar a ser auténticamente humanos si miramos a los ojos del otro con sinceridad y sin prejuicios.

Alberto Luque -

Dijo Confucio que el camino comienza cuando uno decide ponerse a andar. No sé si la vida es un camino de rosas o un valle de lágrimas, pero cada uno tiene que descubrir qué camino sigue.

Leticia -

La Navidad, a pesar de realizarse por los ritos religiosos(cristianos en España), es consumismo y bondad temporal. La gente crea un caos en su mente durante estas fechas, en eso estoy de acuerdo con el blog. Hay que buscar la buena salida fuera de las ideas impuestas por los negocios, con la meditación por ejemplo.

PATRICIA JIMÉNEZ BARCELÓ -

Existen una infinidad de religiones, con sus defectos y sus virtudes. Yo en concreto aun no conozco ninguna que me convenza, pero en la busqueda sigo.
Y digo esto, por que creo que aquellas personas que creen, que profesan algún tipo de religión, siempre reciben los golpes de la vida de mejor modo.Pues su religión es su apoyo, y en muchas ocasiones su fuente de respuestas.

Pablo J -

Lo que realmente conforma estas fiestas navideñas no es la religión en sí desde la iglesia sino la religión propia de cada familia, la religión del amor, del cariño, del afecto, del respeto... siempre presente en la familia y aún más emergente en estas fechas navideñas.

Patricia Perez Camara -

Son fechas difíciles, pero creo que ya están muy alejadas de la religión, son una fiesta obligada y como todo lo obligado surgen los problemas.
No se puede querer que todo el mundo sea feliz y este unido solo por ser navidad.

Irene Moreno Palmero -

La fe no solo existe en la religión.Podemos creer ciegamente confiar, de todas aquellas cosas que nos ayudan diariamente, la religión está ahi, para aquel que necesite una creencia tradicional. La Navidad es una época más del año, que se ha convertido en el consumo más feroz y la demostración excesiva de religión. Que se olvida cuando pasan estas fechas señaladas.

Larry -

Estoy encantado con este tema y estos comentarios. De verdad valen la pena, porque si no ponemos razones profundas filosóficas en nuestro comportamiento, no estoy seguro de que las acciones nos lleven a algo que valga la pena. Gracias por esta última explicación sobre la Verdad, profesor. Conforme.

Nesemu -

Merche, Röwenty y Jarkoe,
me han gustado mucho vuestros comentarios. También otros, pero estos están menos alambicados. También Pablinator pero me temo que el dueño de este blog no se ha atenido a la regla de oro: "una idea con guarnición". Nos enmendaremos.

Jarkoe -

Hay más realidades que opiniones en este blog. De ellas la realidad. Supongo que lo mismo ocurre con la verdad. Pretender que la de uno mismo sea la única es egoista, dar la espalda al mundo. Creo que ese es el problema de las principales religiones. Por eso, como Merche y tantas otras personas, tengo mi propia religión, que consiste sobre todo en el amor a los que me rodean y la certeza de que conocerles, comprenderles, y conocerme a mí mismo, sin forzar nada y aprendiendo de cada recuerdo y sentimiento, es vivir como quiero. Estas navidades han sido muy diferentes. El tiempo y lo que pasó te marcan día a día. Pero es la vida, demasiado corta como para ir cayendo en cada pozo.

Rôvënty -

En la no acción está la sabiduría. En la no violencia está la paz. En la unidad del ser con el todo está la verdadera espiritualidad. Lo absoluto y lo relativo no existe y a la vez todo es absoluto y relativo.

Nesemu para Larry -

Lo que es relativa es nuestra percepción de lo que llamamos Verdad, pues siempre es subjetiva y cada uno percibe la realidad desde su circunstancia. La Verdad, en sí, es inefable e infinita, inconmensurable y de Ella, decía S. Anselmo, sólo podemos decir lo que no es. Porque Verdad, Camino y Vida sson aspectos de una misma Realidad.

Rocío Marmisa -

Está claro que ahora mismo la Navidad se sustenta en el consumismo y no en la religión. Aunque creo que España la religión está bastante conectada con la Navidad: tenemos los Reyes Magos, infinidad de belenes, villancicos,...
Es natural que en estas fechas a todos se nos ablande el corazón más de lo normal. Son fechas muy entrañables y es realmente cuando la llama de la familia se enciende. Es raro la familia que no se junta al menos un día para comer o cenar y es cuando más se notan los asientos vacíos... Siempre recuerdas a los que no están y cómo disfrutabas con ellos estos días. Una persona con depresión no creo que note tanto este cambio de sentimientos, porque su vida se guía por un estado apático y no consiguen sacarle el lado positivo a la vida. Por desgracia cada vez son más las personas depresivas. No hay que olvidar que la depresión es una de las enfermedades de nuestro siglo y que, como todo en la vida, hay quien se aprovecha de la situación, pero hay que respetar a las personas que la padecen y ayudarlas para que consigan en la medida de lo posible levantarse y afrontar el día a día.

Merche -

Pues yo tengo mi propia religión: la fe en la gente que me quiere y me rodea, en mí misma, en mi capacidad, fuerza, en el azar, en lo que sea... El espíritu de cada uno y esas fuerzas que amenudo no se saba de dónde vienen... más allá de doctrinas, fe, o fiestas navideñas.
Larry, estás combativo.

Teresa Montesinos -

La navidad me parece la época más deprimente del año. Te bombardean con la idea de la familia, la unidad, el amor, que todo es maravilloso.. es muy dificil permanecer impasible ante ella.
En cuanto a la espiritualidad, no creo que sea necesario creer en ninguna religión para poder disfrutar de ella.
Por cierto Jose, el refrán dice: Dios aprieta pero no ahoga.

Cristina Abengózar -

A mi parecer la navidad es el único momento del año en que se puede reunir la familia entera, a pesar de ello no me gusta absolutamente nada.
Sin embargo, creo que la navidad no es solo para los creyentes, ¿A quién no le gusta pasar un rato agradable tomando unas copitas de cava junto a tus seres queridos?, esto debería ser una constante durante todo el año, pero como al menos en mi caso no es así, pues a disfrutar de ello.
También es cierto que es un tiempo de nostalgia y estrés, lo de la nostalgia es normal, nos solemos dar más cuenta de las personas que faltan, pero lo del estrés no lo entiendo, se supones que es tiempo de paz y felicidad pero sin embargo intenta meterte en el centro de Madrid en estas fiestas, que lo único que recibes son empujones, malas caras y gentes corriendo de un lado para otro.
En fin, cada uno vive la navidad como quiere o como puede, pero hay que tratar de disfrutarlas como el resto de las cosas.

noemi -

Yo no considero que la religión impida la espiritualidad.Considero que cada persona tiene diferente manera de llegar a ella, unos através de la fé, rezando; otros meditando;y la gran mayoría de la sociedad materialista actual, directamente no se plantea la existencia de su espíritu. Así pues, para una persona que no significa nada el acto de la eucaristía, no le va a aportar nada a su espíritu. Bueno, también están aquellos que van simplemente por tradición o por no se qué, para los que tampoco significa nada espiritual. Por otro lado, considero que un acto espiritual colectivo, para tener alguna repercusión en todas las personas que participan en él, debería basarse en la participación de todos, lo cual no es el caso de una misa cristiana.
En cuanto al consumismo, me parece escandalosa la influencia que tiene la publicidad como nosotros, hasta el punto que modifique nuestras tradiciones. Ahora mismo, ¿qué puedes decir de la Navidad? pues que es una fiesta consumista, en la que se supone que hay que ser más humildes y buenos, pero luego nos gastamos una salvajada de dinero en la cena de Noche Vieja, mientras que los indigentes pululan en las calles.

Jorge Inarejos -

Hay que tener en cuenta que las depresiones han tenido consecuencias negativas para determinadas personas, ya que esa sensación de que la vida ya no tiene sentido, provocada por el hecho de que la gente en general no puede hacer frente a los continuos cambios que sufre la sociedad, puede conducir a situaciones tan terribles como el suicidio.

jose navareño garrido -

La religión sirve para apoyarte en algo desconocido en lo que tener fe, para esos momentos en los que estas decaido y estas pasando una mala racha y no sabes que mas te puede ocurrir. La navidad para mi no tiene valor religioso, sino que en mi casa la usamos como pretesto para juntarnos todos y poder cenar, por ejemplo para mi fin de año es un día mas ceno con mis padres y mi hermana y nadie mas, como todos los días en los que estoy con ellos. Para mi la navidad es momento de unión y de poder disfrutar de los mios y olvidarme de mis agobios aqui en Madrid. La depresión no es ningún juego,ni tampoco es de personas debiles,yo o situaria en personas demasiado sensibles, que les afectan un monton las cosas, a elas por esperiencia le aconsejo que se aferren a algo que les haga mucha ilusión y asi conseguiran salir de ella, por que si alguien no lo sabe lo unico que no tiene solución en esta vida es la muerte, ya que DIOS AHOGA PERO NO MATA........

JENNIFER JIMENEZ SANCHEZ -

la navidad se ha convertido en una celebración que se esconde bajo el pretexto de que ha nacido el niño Jesus, pero ¿de verdad es esto lo que celebramos?, realmente creo que no ya que en mi casa jamas se recuerda esto, el belén se pone porque a mi hermano, que aún es pequeño le hace ilusión hacerlo con mi madre y a mi me gusta mucho verlos unidos en ello, aunque para nada se hace con una finalidad religiosa creo que se lo pasan bien que es lo importante, en cuanto a la cena no la veo especial para nada pues son muchas otras las veces que me reuno con mi familia.


Por otro lado hay quien nisiquiera tiene familia o para quienes han ido falleciendo sus seres mas queridos en mi caso son especialmente mis abuelos los que más melancólicos se ponen pues han perdido ya a sus padres y otros familiares, por eso sí que creo que la depresión aumente en estas fechas que han sido tradicionalmente familiares, aunque no hay que olvidar que el concepto de navidad está cambiando sobre todo para los jóvenes que cada vez son más los que salen con sus amigos en estas fechas.

Además de la cena de nochebuena el día 6 de enero se convierte en una locura y en un derroche de dinero impresionante que aunque yo también caiga en la tentasión de los regalos me sorprendo de mí misma al ver que al siguiente día estan los mismos productos que he comprado en una tienda a mitad de precio, pero en fin no he de negar que lo que más me alegra de la navidad es ver la cara de ilusión de los pequeños de mi casa al abrir los regalos y que por ver esa carita un día entero no me importa encontrar los productos rebajados al siguiente día aunque parezca una estupides es cierto la verdad estaría bien que en muchas familias se empezara a celebrar el día de reyes el día 9 y no el seis por ejemplo

Diego López -

Yo no celebro la navidad como tal. Para mí el 24 de diciembre es un día como otro cualquiera en el que nos reunimos la familia para cenar juntos como lo hacemos durante el año en otras ocasiones, pero con la alegría añadida de ver a familia de Cataluña u otros puntos de España.

El 31 de diciembre es mi cumpleaños, que lo que más celebro. La navidad, desde mi punto de vista, es un engaño. Cada 365 días la adelantan más y cuando, supuestamente, llegan las fechas importantes ya estamos cansados.

Yo no necesito creer en ninguna religión para tener una vida espiritual. Cada noche, cuando me voy a la cama, tardo en dormirme media hora porque lo dedico a reflexionar sobre lo que ha ocurrido a lo largo del día, que está bien y que está mal. Pensando antes de dormir me ayuda a mejorar muchas cosas que hago mal. No hay que pensar en lo que tienes que hacer mañana porque ya llegará el momento de hacerlo y reflexionar sobre ello. De todos modos, hay que respetar todas las creencias y quien necesite ir a misa para sentirse bien, que lo haga.

En la vida no hay que imponer, hay que aportar.

Un fuerte abrazo.

PD: el blog 'Trastorno bipolar' lo conocí antes de venir a Madrid, a finales de septiembre. Llegué sin querer a él y leí lo que había escrito, me pareció muy bueno.

Noelia (Roja) -

Sin duda hay algo detrás que nos impulsa a comprar a pesar de que las economías familiares se resientan. La publicidad aprovecha estos momentos en los que afloran nuestros mejores deseos y sentimientos para reconducirlos hacia el consumo, y ese continuo mensaje cala en nuestra sociedad sin que echemos la vista atrás para ver que, no hace tanto tiempo, éramos felices celebrando la navidad de otro modo.

Pablinator -

Creo que la realidad no es única, cada uno tiene la suya, y pocos entienden que si rehace su mundo quizas cambien la del que está a su lado.

Belén -

Berta, creo que una cosa es ser cuentista y otra sufrir depresión. Lo primero se produce por debilidad o cobardía, lo segundo es una enfermedad.
Aunque estoy deacuerdo contigo en que mucha gente confunde esos dos términos.
Creo las navidades (o cualquier otro momento familiar o afectivo) no conllevan necesariamente depresión, pero si melancolía y añoranza.

¡Un saludo!

Jose Manuel Martinez García -

Sí, la verdad es que pasan los años y a uno cada vez le gustan menos las navidades...sobre todo por que El Corte Inglés las ha convertido en la mayor estafa de todos los tiempos, a mi parecer...y bueno,yo creo que la navidad debería ser de uso exclusivo del creyente, del que de verdad se presenta en la Misa del Gallo para celebrar el nacimiento de ese individuo al que llaman Jesucristo y al que hacen responsable de todo lo bueno y puro y blablabla...en fin.Y respecto de lo de la bipolaridad...no sólo se da en Navidad, si bien es cierto que como el Profesor Fajardo dice éstas fechas dan motivos, pero bueno...quien la padece, al igual que quien padece ciclotimia, le da igual que sea Navidad o Semana Santa...y lo digo por experiencia.Interesante reflexión, de todas las maneras.

Silvie -

Yo separaría la iglesia y la religión por un lado y la fé por otro. La primera parte para mi es simplmnte una institución que cada día se muestra más perversa y parece ser de los mejores corredores en esta carrera de apariencias que estamos viviendo hoy en día. Por otro lado la fé es el alimento de muchos, y sobretodo de los que menos tienen, parece que es de lo poco que les da fuerzas para seguir subsistiendo.. por lo tanto lo respeto...
Yo personalmente no tengo fé alguna... para mi somos lo que vivimos aunque en algunos momntos de flaqueza me pregunte si realmente es asi.
Por supuesto estoy totalmente de acuerdo en que en esta vida hay muy pocas cosas que sean perfectas y agradables y por eso hay que disfrutar día trás día de ellas... sin tener en cuenta Navidades o Festividades.. eso es solo una excusa...para vivir esas cosas tan bonitas no deberiamos necesitar excusas...

MªJosé Bachiller -

Las cosas que forman parte de la realidad tienen su propia naturaleza. Se han fijado unos principios que actualmente aceptan el bien y condenan el mal .Toda la sociedad intenta seguir esos principios , pero ¿ por que una cosa esta bien y la otra mal ? , ¿ en que se basan esos principios ? .Nunca lo sabremos . La realidad está escrita y la espiritualidad es el mejor camino para seguir sobreviviendo .Me quedo con esta frase : "Seguir el Camino,
es no necesitar satisfacciones". SEGUIR ES LO IMPORTANTE , disfrutar del amor y las cosas bonitas que personalmente te ofrecen los demás y por supuesto tu mismo .Las cosas son como son .

Borja Robert -

"Yo mismo me siento atrapado por la ola consumista. Quisiera escapar de ella, pero no puedo. A última hora me decido a comprar algún regalito para no decepcionar a quien lo espera. Esto de satisfacer expectativas definitivamente me estresa." Cuanta razón.

Y puestos a entrar en la peleita de la religión, creo que, al menos el cristianismo (que es lo que conozco) es una Hipocresía como la copa de un pino, de principio a fin. Aun no he tenido el gusto de conocer a ningun cristiano piadoso, que no sea orgulloso, capaz de poner la otra mejilla, que piense en los demás antes que en si mismo, y que en definitiva, viva de acuerdo con sus creencias más allá de los domingos de 12 a 1 y en los, para mi gusto superfluos, aspectos relacionados con nuestra realidad social más próxima (aborto, matrimonio y otras cosas tan poco relacionadas con la fé como la unidad de España o la enseñanza de religión en los colegios).

Seguro que hay cristianos que siguen las enseñanzas de cristo y se comportan como dictan sus creencias, pero yo, insisto, no conozco ninguno, y es una lástima.

Carpintero -

la religión no es una solución, una ayuda para algunas personas quizás sí, pero para buscar el verdadero sentido de todo lo que nos rodea, de nosotros mismos, tenemos que vivir sin miedo a perder.

Larry -

Muchas veces nos encontramos ante críticas a las religiones que deberían ser analizadas. En ocasiones se toma la Religión y el Dios que representa como culpables de todo lo que hacen los humanos que la profesan; otras veces, sin embargo, se cae en un dogmatismo que nace de la verdadera religión predominante y que prefesamos todos sin excepción, que no es otra que el Materialismo con su credo, el Laicismo. Esta teoría de la religión que niega a las demás, la hemos tenido presente en muchas ocasiones. ¿Qué eran Lenin o Marx para el Comunismo sino dioses a los que se debía rendir culto para recibir un futuro mejor? Por cierto, ¿por qué la Verdad es relativa? ¿En razón de qué lo es?

Sara Ayllón -

Cada uno tiene su propia religión, cada uno decide como quiere recorrer el camino, SU CAMINO. Tenemos la posibilidad de conocer a Jesús, a Buda, a Yavhé... cada uno es correcto en sus verdades, pero está en nosotros estuiarlas y comprenderlas. No sirve de nada juzgar a una religión sino le sacas el jugo; es decir, frases, afirmaciones... para mi la religión (sea cual sea) es una riqueza puesta en la vida para que podamos estudiarla, costumbres y más costumbres que nos muestran la vida de miles de pueblos. Por eso creo, que aunque uno sea ateo o agnóstico, no debe dejar la religión de lado, y debe estudiar tanto el Cristianismo, el Budismo, el Islam...es CULTURA

pau -

"Erase una vez la gente que conocía el Camino"
Y sería más adecuado: "Erase una vez la gente que creía conocer el Camino"
Para mí que Lao Tse erró en ello, tan solo es una opinión, claro.
¿Por qué las citas son tan odiosas?
Porque son citas, tan solo por eso.
Lo bueno para uno no es necesariamente bueno para los demás, y las citas tratan que intente serlo.
En cuanto a la cita de Philip Rot...
Es cabreante aceptar la realidad tal como es, entiendo a los que dejan sus huesos por el camino por no aceptarla.
Un saludo.

Rodrigo -

Me ha conmovido la primera parte de la entrada puesto que las navidades han dejado de tener significado para mí desde la pérdida de un familiar cercano.Esas fechas es en las que más noto su falta y no me apetece hacer nada

Berta -

Parece ser que la depresión últimamente está muy de moda, como los pantalones de pitillo... pero para muchas personas sólo es una excusa debido a problemas familiares, personales... que quizas no son capaces de afrontar, pero ese tipo de problemas y preocupaciones los tenemos todos, nadie se salva. Tampoco estoy diciendo con esto que todo aquel que tenga depresión sea un cuentista, pero vamos, puestos a buscar, encontraríamos a unos cuantos.

Belén -

Me gusta la frase de Philip Rot.
Aunque hay veces que la realidad se antoja tan complicada que dan ganas de hacerse una nueva...

Según el diccionario de la RAE el espíritu es alma racional. ¿Qué somos sino almas racionales? (a pesar de que no siempre atinemos en nuestras decisiones)

María Vindel -

La única verdad se encuentra en uno mismo. No necesitas ningún dios que te guíe por el camino del bien o del mal, cada persona es muy consciente de aquello que "moralmente esta bien o mal". Las religiones fueron la creación de aquellos que les daba miedo afrontar sus propias verdades. Ahora se han convertido en la mentira más grande y seguida.

Sopla levante, Virginia Menacho -

"Caminante son tus huellas el camino, y nada más,caminante no hay camino sino estelas en la mar",A.Machado.
La fe en la religión fulana,o en el dios menguano, que establecieron ciertas personas en su día, es un cuento de niños para dormir y soñar con cosas buenas. La relatividad, la arbitrariedad, que estas religiones conllevan, ha provocado más mal que bien en el mundo. Creencias, de qué, de aquel que dice que la mujer salió dela costilla de Adam, del que dice que alcohol y el cerdo no se puden consumir, de los que decisen qué lado es el bien y cual el mal,...Más que creencias son invenciones creadas para ordenar el mundo a su gusto y semejanza. Las personas son libres, allá cada una con sus dioses,pero la única verdad,más que absoluta, es la de la persona en sí. NO con el resto del mundo sino la espiritualidad que una persona ha de tener consigo misma.Porque sino se está acorde con su propio ser,dificilmente lo podrá estar con el mundo, por muchos mandamientos que dicte su Dios.

Teresa Villar -

La verdad absoluta no existe y mucho menos la van a encontrar unas religiones opresoras y jerárquicas que se vanaglorian de creer poseerla.
Nunca los griegos y romanos de la Época Clásica hubieran pensado que Zeus, Atenea, Baco , Vulcano, Artemisa o Venus dejarían de guiar la vida de sus generaciones futuras, pero llegó su fín.
Hoy la Iglesia es además de una instuitución corrupta, un imperio, y como tal caerá. Porque al igual que cayó Zeus y cayó Hitler(considerado Dios por los alemanes durante el Tercer Reich) y cayó el imperio comunista de la UURRS, caerán todos esos dioses inventados y alejados del ser humano y su conciencia.Unos dioses que traen al mundo, más que por el camino de la salvación, por el camino de la amargura.
P.D: Cuanto más alto estás, más grande es la caída y más fuerte el golpe.

Nesemu para Larry -

Nos referimos a las religiones establecidas, jerarquizadas, poseedoras de la Verdad, excluyentes, que se creen con el Bien y condenan el Mal que ven en los otros. Esas religiones son deformadoras de una Realidad primordial y básica. Ni Buda,ni Sócrates,ni Lao Tzú,ni Jesús aceptaron esas religiones oficiales... Este llamó a sus sacerdotes "sepulcros blanqueados, hipócritas... etc" Por eso fue crucificado. La religiosidad puede prescindir de la religión, como puede prescindir de "los dioses" inventados por los hombres. Es un tema importante, por eso debemos abordarlo. Sin miedo ni prejuicios, ni nuevos dogmatismos

Larry -

Yo creo que la religión es un gran camino para ahondar en la auténtica espiritualidad; quien tenga fe, claro. De hecho, no se cómo la religión puede obstaculizar la espiritualidad, si ésta es parte fundamental de aquella
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres