Blogia
J. C. García Fajardo

El esperma de los europeos pierde calidad

Carmen Pérez-Lanzac ha publicado un interesante reportaje que debería ayudarnos a reflexionar porque después ya no se puede rebobinar.Si de lo que no está escrito no se habla, es como si no existiese, a nosotros nos interesa conocer estos temas ya que de estos datos dependen nuestros hijos y nietos, así como problemas genéticos que después ya no tienen solución. Nesemu
 El esperma de los europeos pierde calidad
Tabaco, estrés, obesidad y contaminación ambiental contribuyen al empeoramiento del semen.- Los lituanos obtienen el mejor resultado; los daneses, el peor, y los españoles quedan en medio
El estado de los espermatozoides empeora. Tanto en cantidad como en calidad. Un estudio científico realizado en varios países europeos asegura que en las últimas cinco décadas su número se ha reducido a la mitad (de 113 millones por mililitro de media se ha pasado a 66 millones) y su movilidad es cada vez menor y más torpe. Por países, los hombres lituanos son los que mejor calidad de semen tienen, mientras que los daneses presentan el cuadro más deficiente (los españoles se sitúan en la zona media). Los expertos atribuyen la reducción de la calidad del esperma a fenómenos como el tabaco, el estrés, la obesidad, el aumento de productos contaminantes y a un lento pero imparable proceso de degeneración genética.
Algo pasa con la calidad del semen de los hombres. O así lo creen científicos de todo el mundo. Según muchos estudios, en algunas zonas se está reduciendo el número de espermatozoides por eyaculado. El tema empezó a preocupar a los expertos en 1992.
Ese año, investigadores daneses hicieron saltar las alarmas al publicar en el British Medical Journal un estudio pionero sobre el descenso de la calidad del semen. Tras analizar 61 trabajos publicados entre 1938 y 1991 con datos de 15.000 varones, llegaron a la conclusión de que la calidad espermática se había reducido en un 50% en esas cinco décadas (el número de espermatozoides por mililitro de eyaculado había bajado de 113 millones a 66), lo que venía a suponer una disminución del 1% anual.
Desde entonces, la literatura científica le ha dedicado muchos estudios al tema, unos apoyando la tendencia, otros restándole dramatismo. Recientemente, Niels Skakkebaek, uno de los coautores de aquella primera publicación, puso en marcha un estudio en varios países europeos para poder hacer una comparativa regional. Dinamarca, Finlandia, Francia, Reino Unido, Suecia, Lituania, Estonia, Letonia y España participaron en el estudio.
Los resultados preliminares señalan lo que ya sospechaban: que hay importantes diferencias regionales. Los daneses, con 44 millones por mililitro de eyaculado, son los peor parados. Los mejor situados son los lituanos (con 65 millones por mililitro), letones (63), estonios (62) y finlandeses (61). Los españoles, con 52 millones, se encuentran en un punto intermedio.
El estudio español ha sido dirigido por Nicolás Olea, del Laboratorio de Investigaciones Médicas del hospital Clínico de Granada, y Cristóbal Avivar, del área Integrada de Biotecnología del hospital de Poniente de Almería, que han analizado el semen de 300 voluntarios almerienses de entre 18 y 23 años. Teniendo en cuenta los tres parámetros fundamentales con los que la Organización Mundial de la Salud evalúa la calidad del semen (y que debe tener más de 20 millones de espermatozoides por mililitro de eyaculado, un 25% de espermatozoides con movilidad adecuada y un 30% con una morfología definida), las medias de los españoles se ajustan a los parámetros mínimos de calidad. Pero hay datos a tener en cuenta: el 14,5% de los participantes no cumplía el criterio mínimo de concentración (es decir, tenían menos de 20 millones de espermatozoides por eyaculado) y un porcentaje bastante significativo (el 32,8%) no superó el de movilidad.
El estudio de Skakkebaek explica los factores asociados al descenso de calidad seminal: tabaco, estrés, sedentarismo, consumo de drogas, hábitos alimenticios y el uso de ropa ajustada, que sube la temperatura testicular. A éstos se unen los compuestos químicos ambientales que actúan sobre el organismo.
"El efecto combinado de los compuestos químicos de contaminantes ambientales, como los pesticidas órganoclorados persistentes (el DDT, metoxicloro, las drinas) puede haber influido en esta pérdida de calidad seminal", comenta Nicolás Olea. Lo explica Marieta Fernández, coautora del estudio junto a Olea y Aviar: "Está demostrado que hay una serie de sustancias que el hombre ha producido que tienen la capacidad de imitar a nuestras hormonas endógenas, como la testosterona o las hormonas tiroideas, y estamos convencidos de que están teniendo un papel preponderante en patologías dependientes de las hormonas como el cáncer de próstata y mama o la calidad seminal".
De hecho, y pese a que de momento no se puede establecer una causa efecto directa, se encontró una media de 9 pesticidas prohibidos (de los 18 analizados) en la sangre de los 300 almerienses que participaron en el estudio. "Se trata de pesticidas ya prohibidos, pero a los que hemos estado expuestos desde que estábamos en el vientre materno", explica Olea. "Quedaría por demostrar su incidencia en la calidad seminal. Y en ello estamos. Por lo menos ahora tenemos algo de lo que carecíamos: un estudio fiable en el que basar futuros análisis".
Alarma en los bancos de semen
Que algo está pasando con la calidad del semen de los jóvenes españoles es algo que los bancos de semen saben desde hace bastante tiempo. El doctor Marina, que abrió en 1977 el Instituto Cefer, el primer banco de semen de España, asegura que mientras que en los primeros años pasaban la prueba de calidad que se exige a los donantes la mitad de los aspirantes, hoy sólo lo hace uno de cada cinco. El perfil del donante, sin embargo, no ha variado: se trata de universitarios de entre 19 y 25 años. Desde IVI Madrid, Alberto Pacheco explica que mientras que hace diez años alrededor de un 15% de los aspirantes cumplía los criterios de calidad de la OMS, ahora lo hace menos de un 10%.Cefer ha publicado recientemente sus últimos datos, comparando la calidad del semen de 1.800 aspirantes a donantes desde 1977 a 2003. El resultado es significativo: mientras que en los primeros cinco años la media de la concentración era de 106 millones de espermatozoides por mililitro de eyaculado, la cifra se ha ido reduciendo hasta estabilizarse en una media de 79 millones. Peores resultados está dando la movilidad: durante los primeros cinco años la media de espermatozoides móviles por eyaculado era del 63%.En los últimos cinco años ha descendido al 42%, lo que supone una pérdida de movilidad de un 0,7% anual. Estos datos, advierten los científicos, deben ser tomados con precaución, dado que son el resultado del análisis de una población sesgada y no se han obtenido conforme a un criterio científico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

Paola Hexel -

Es comprensible que se esté llegando a crear un problema en el ámbito reproductor. Las personas esperan cada vez más para tener niños, dan prioridad al trabajo, a los estudios, a las satisfacciones de uno mismo, a sus hobbies, etc. Los humanos nos hemos alejado mucho de nuestra parte animal, hemos desatendido nuestra ‘biología’. Al no ser ya únicamente seres que viven, se reproducen y mueren, el cuerpo, al ser inteligente, se está programando de otra forma, esto trae consigo la degeneración del esperma.
Estos desajustes son las consecuencias de la vida tan ajetreada que vivimos, las prisas, el estrés, la falta de sueño, etc. está afectando también a la salud de los espermatozoides. La forma de vida que impone la sociedad no es sana y es el cuerpo el que recibe las consecuencias.
¿Por qué principalmente en Europa? Porque es uno de los sitios donde se lleva este ritmo de vida...

leache -

Con la contaminación que hay y con el gran ejercicio que hace la mayoría de la población, es decir, estar tumbado en el sofa y moverse solo para levantar la cerveza o cambiar de canal; no me extraña. Nos espera en el futuro unos años muy moviditos...

Azahara Morales -

Es evidente que nuestra evolución ha intentado consagrarse con el mayor número posible de comodidades e innovaciones. Por el contrario hemos dejado a un lado algo tan importante como la procreación. Buscamos vivir de la mejor manera posible y divertirnos al máximo sin pararnos a pensar lo que es o no beneficioso para nuestra persona. Por el momento solo son estudios y porcentajes pero en menos de 10 años vamos a ver cambios notables en nuestra sociedad.

Gaona -

Estamos hablando de un problema bastante serio. Por una parte, la acelerada e insana vida occidental está produciendo un preocupante descenso de las tasas de natalidad y un envejecimiento de la población: si no se toman medidas ésto creará importantes problemas económicos a los países desarrollados que repercutirán en la calidad de vida de sus habitantes. A nivel personal, somos los jóvenes quienes, de vez en cuando, deberíamos levantar la vista hacia el futuro e intentar evitar algunos de nuestros excesos pensando en el día de mañana.

Sara Picapeo -

Parece que estemos condenados a desaparecer...Primero nos destruimos a nosotros mismos con la contaminacion ambiental,y despues destruimos el semen y, por tanto, las futuras reproducciones.Hay que hacer algo!!

Alicia Martín -

Esta noticia no es nueva pero esque no la tenemos muy en cuenta. Si baja la calidad del esperma se reduce la tasa de natalidad. Creo que todos deberíamos tomar conciencia de esto e intentar evitarlo.

Gloria García -

Quiero añadir que estos temas no estarían de más en las efímeras clases de educación sexual que se dan en los institutos.

Lara Ayala -

La solución está en nuestras manos...cuidemos nuestra calidad de vida porque ahora sabemos que también afecta a los espermatozoides y por tanto a la reproducción de la especie humana. El corazón, los pulmones, el hígado...todo nuestro cuerpo está afectado por la calidad de vida que llevamos, si a esto le sumamos los problemas naturales de reproducción y la baja natalidad...en poco tiempo poder reproducirse va a parecer una película de ciencia ficción.

Teresa Montesinos -

Se trata de un tema complicado. Si no queremos llegar a un futuro en el que por culpa de nuestros malos hábitos siga disminuyendo la calidad del semen hay que tomar primero conciencia y después medidas. O llegará un momento en el que el tema sea tan serio que incluso sea (tal vez no imposible) pero si mucho más difícil reproducirse.

Elia Pesquera -

Vamos a ser testigo de muchos cambios en nuestra vida. cada vez hay mas mujeres que tienen sextillizos debido a el problema de fertilidad, y tienen que ser inseminadas.
Saludos

alejandro estrada -

Con el nivel de vida que llevamos actualmente es normal que el esperma pierda calidad, tarde o temprano tenía que pasar factura. Con la baja natalidad que hay hoy en día, esto hará que continúe bajando ya que la fecundación será mas difícil.

JENNIFER JIMÉNEZ -

Es hora ya de que comencemos a tomar conciencia de lo importante que es cuidar nuestra salud y de que los gobiernos hagan algo por parar esta desastrosa forma de vida que nos está destruyendo. Los productos quimicos, la radioactividad, la contaminación, no sólo afecta al medio ambiente sino que está atentando a nuestra propia vida, sin embargo no somos realistas ante lo que está pasando, vemos estos escalofriantes datos de la mala calidad del semen,y seguimos sin alarmarnos o hacer algo para evitarlo, ya que el futuro de la humanidad depende de las acciones de la sociedad actual y parece no importarnos. Es necesario para aquellos a los que les importe el porvenir de nuestra especie que pongamos de nuestra parte, cuidandonos más y evitando tomar todos aquellos productos que hacen daño a nuestro organismo para parar esta locura, pues está en juego el futuro de nuestra descendencia.

Sara Ayllón -

Es un tema serio, en los últimos años la natalidad se mantiene gracias a los inmigrantes, de por sí el ciudadano europeo cada vez tiene más hijos,si esto continúa cada vez sera peor. Es una cuestión de formas de vida. Aunque tal y como esta la vida en España últimamente no es de extrañar que una pareja sólo tenga uno o dos hijos.

Irene Moreno Palmero -

Es una consecunecia derivada de este estilo de vida. Añadiendo a este problema descubierto, la escasa natalidad que de por sí se da en España, hay que cuidar este asunto porque nos concierne a todos.

Gloria García -

Eso por parte de los hombres. Las mujeres cada vez toman mas jóvenes pastillas anticonceptivas que a la larga acarrean problemas de natalidad. Sumamos eso también al estrés y al medio. Si, debemos tener cuidado con nuestros hábitos ahora que somos jovenes y pensar en futuras consecuencias.

jose navareño garrido -

Este es un tema bastante serio, desde mi punto de vista, y por eso nos lo debemos tomar como tal.Cada vez nacen menos niños y con estas cifras me podria permitir decir que cada vez sera más dificil hacer que la tasa de natalidad suba. Deberiamos cambiar habitos que consideramos normal para asi mejorar este problema, como puede ser llabar pantaones ajustados, el movil en el bolsillo, pero tambien fumar aunque me cueste reconocerlo ya que fumar puede provocar impotencia y puede dañar el esperma.

Sara Martín -

Una vez más una nueva noticia nos llega para alertarnos de las terribles consecuencias que tiene para la especie humana nuestros hábitos y costumbres. No sé si a ustedes les pasa, pero desde que estoy en la universidad y estudio los problemas que nos rodean (lo esperable de nuestra carrera): calentamiento global, globalización, pobreza, hambrunas, drogas… voy siendo consciente de que se trata de las partes de un todo en el que se interrelacionan y que tienen como consecuencia más directa: la destrucción de la calidad de vida del ser humano. Mis palabras se confirman si tenemos en cuenta que, junto a este artículo venía publicado ayer en EL PAÍS otro de Javier Sanpedro referente también a este tema. Según un estudio de la Universidad Nacional Australiana, “en el primer mamífero, el cromosoma Y era más o menos como el X, pero hace 300 millones de años perdió la capacidad de aparearse con él por lo que ya no puede reparar sus daños ya que esto se lleva a cabo copiando a su pareja. El resultado es que el cromosoma Y ha perdido 5 genes por millón de años: el de ahora solo tiene 50 y casi todos dedicados a la producción de esperma”. Estos datos conducen a predecir que “el cromosoma Y se autodestruirá dentro de 10 millones de años”, por lo que yo creo que a todos nos conviene empezar a pensar un poco más en nuestros hábitos y costumbres ya que contra la propia biología es un poco más difícil.

gelys martinez mendez -

Son bastante preocupantes los datos, sobre todo a la velocidad que van descendiendo los porcentajes. Lo malo es que muchos chicos no se dan cuenta de lo que unos simples hábitos, como lo de los pantalones ajustados, pueden acarrear, y eso sin tener en cuenta, como dice el compañero, lo del móvil en el bolsillo. Esperemos que este estudio sirva para que nos planteemos la seriedad del problema, pues bien, en ello están las futuras generaciones. Saludos.

Hormiguero -

Con el móvil en el bolsillo, a unos cuantos centímetros de los genitales, luego se nos ocurrirá pedir cuentas a las telefónicas. Es en la oreja y si hablamos durante cinco minutos ya nos quema, imaginad lo que hace ahí abajo... Estamos rodeados.

Dos Santos -

Está disto que el ritmo de vida que llevamos influye en todo asique el esperma no iba a ser menos. Hay que entender que esto es un problema de hoy pero también del mañana ya que si la calidad del esperma es mala cuesta aún más conseguir tener hijos... Un dato: montar en bicicleta muchas horas por semana y llevar el móvil en el bolsillo de los pantalones, también perjudica al esperma.

Diego López -

Es un tema serio que tenemos que tener en cuenta. Debemos reflexionar y reconducir nuestras vidas a mejor en lo que a alimentación y salud se refiere. Cada día nos dicen lo mismo de forma distinta. Además, si seguimos en este declive, ¿cómo nos vamos a reproducir?

edu -

Estos datos son realmente alarmantes. Pero por todos es sabido que el tabaco, el estrés o el sedentarismo nos afectan negativamente en todos los ámbitos de nuestra vida. Tampoco debe resultar muy sorprendente, ya que no hace mucho apareció en los periódicos varios casos de cáncer que, aunque no se pudo demostrar, se creían que se debían a los repetidores empleados por las compañías telefónicas cercanos a algunas poblaciones.
Deberíamos replantearnos nuestro estilo de vida, ya que este modelo que estamos adoptando cada vez mina más nuestra salud y la de nuestro entorno. Si aprendiéramos a tomarnos la vida desde otra perspectiva, ni el estrés, ni el tabaco, ni las drogas nos serían necesarios para vivir felices.

Media Veronika -

Pues ya son bastante bajas las tasas de natalidad como para que aún encima se haga difícil concebir... y es que a la hora de recurrir a la inseminación artificial parece que estamos en las mismas, pues la mala calidad es global...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres