Blogia
J. C. García Fajardo

Retazos 028: Todo es más simple (o La rata cartesiana)

Estaban aparejando los arreos de las cabalgaduras porque ese fin de semana el Maestro los iba a llevar a visitar a un viejo amigo monje que se encontraba enfermo en un eremo de la montaña.
- Largo es el camino, Maestro, - dijo Sergei mientras ajustaba las cinchas de su mula.
- Largo, en verdad, Sergei.
- Hubieran podido hacerse las cosas más sencillas.
- Hubiera podido ser, pero ¿cómo de sencillas?
- No sé, no tener que trabajar ni que madrugar ni que luchar para procurarse las cosas.
- Ni para enfrentarse a las propias contradicciones, ¿no es eso?
- Bueno, algo así.
- Escucha, Sergei, estaba una rata a la orilla de un río empeñada en que el elefante, que se daba plácidamente su baño, saliese del agua. Pero el elefante estaba disfrutando y se negaba a salir. “¡Te digo que salgas! ¿Me has escuchado?” “¿Cómo no oírte con esos gritos? ¿Para qué quieres que salga si te puedo escuchar desde el agua?” “Te lo diré cuando hayas salido. Es muy importante, ¿me entiendes?” En fin, que la rata no cejaba en su empeño y el elefante, inmenso y tranquilo, salió del agua y se plantó delante de la rata que lo miró decepcionada. “¡Quería saber si te habías puesto mi traje de baño!”
- ¡No me lo puedo creer! – exclamó Sergei entre risas. Esa rata estaba loca.
- ¿Esa rata, Sergei? ¿No es así como razonan muchas personas que se tienen por cuerdas?
- Caramba, Maestro, ahí sí que me has dado. ¡Voy servido!


José Carlos Gª Fajardo

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Héctor -

"Se ama más lo que con más esfuerzo se ha conseguido" (Aristóteles)

Estrada -

Creemos que nuestras ideas son las verdaderas cuando en realidad no hay verdadero ni falso, ni arriba ni abajo; solo depende del ojo por el que se mire.

Mariola -

Igual nos sorprendemos de la actuación de la rata, pero bien es verdad, que los humanos a veces nos empeñamos en cosas similares, y las vemos reales y posibles, aunque no sea así.

Toribio M.A. -

Y Sergei se reía de la rata al mismo tiempo que la sarten le decía al cazo: "no te arrimes, que me tiznas".

Laura García -

A veces haría falta ser igual de tozudos que la rata...

Borja -


"Es un gran privilegio haber vivido una vida difícil"

Gandhi

Pérez S. -

Pues sí, muchas veces actuamos como lo hizo la rata, lo que demuestra lo poco cuerdos que estamos realmente lo seres humanos; pero esto a su vez supone cierto toque que rompe un poco con nuestra uniformidad ¿acaso no es bello o incluso gracioso actuar así si se trata de una situación de poca relevancia? no siempre tenemos por qué dar explicaciones para todo, somos tozudos, efctivamente, pero sin la tozuded tampoco seríamos nada.

Kwei-lan -

Algunas veces, cuando estamos empeñados a hacer algo, por mucho que la gente d enuestro alrededor nos rehuya de hacerlo, lo hacemoz por narices. Y el problema es que no pensamos bien que consecuencias va a tener nuestro acto. Hay que pensarse dos veces las cosas...................

Cristina -

En ocasiones nos empeñamos en cosas que no tienen ni pies ni cabeza, pero por la creemos y nos dejamos arrastrar muchas veces sin pensarlo, la tozudez del ser humano en cierto aspecto se refleja en el comportamiento de la rata. Pero por otra parte podríamos pensar que cualquier cosa es posible si creemos en ella firmemente,.

Zola -

Sergei lo comprenderá aún mejor cuando se eche novia...

Javier Ibáñez -

Igual era un elefante pequeño o una rata muy grande...

Sonia Sanz -

En la dificultad nace la alegría del triunfo

enovilla -

El elefante podía haber tenido el bañador de la rata, pero no lo tuvo.

beatriz martinez -

Desgraciadamente, muchas veces nosotros somos la rata, nos empeñamos en algo, juzgamos, y no pensamos que podemos estar equivocados.

SEVILLANO -

Si las cosas fueran más fáciles nunca podríamos sentir que hemos tenido una vida plena. Si no tenemos que luchar por nada no podemos valorar las cosas en su justa medida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres