Blogia
J. C. García Fajardo

Retazos de la Luna azul 073: Buena memoria

El Mulá Nasrudín se había inflado a pasteles en la Casa de Té. Sus amigos le pidieron una de sus historias para compensar su infinita falta de recursos: "El fiscal de un pequeño pueblo llama a su primer testigo en el juicio: la mujer más anciana del pueblo. Después que la mujer sube al estrado, el fiscal se acerca y le pregunta:
"Señora Chung, ¿usted me conoce?"
"Claro que lo conozco, Sr. Chang. Desde que era usted un chiquillo. Y, francamente, me ha decepcionado. Usted miente; engaña a su esposa; manipula a la gente y habla a sus espaldas. Usted se cree la gran cosa cuando todo el mundo sabe que no tiene el cerebro para dejar de ser un pelagatos en toda su vida. ¡Claro que lo conozco!"
El fiscal se queda sin habla por la impresión y, como no se le ocurría otra cosa, apunta a través del salón e inquiere:
"Señora Chang, ¿usted conoce al abogado defensor?"
"Claro que sí. Conozco al Sr. Lu desde que era un bebé: yo solía servir de niñera para sus padres. Y él también ha sido una verdadera decepción para mí. Es un holgazán, un mañoso y tiene problemas con la bebida. No puede relacionarse con nadie y su bufete es uno de los peores de todo el estado. ¡Vaya que si lo conozco!"
En ese momento, el juez pide silencio en la sala y llama a los dos abogados a su escritorio. Con voz muy baja, les advirte:
"¡Si cualquiera de ustedes se atreve a preguntar a la testigo si me conoce: lo mando a la cárcel de inmediato!"
 
( por la transcripción) José Carlos Gª Fajardo
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

lAuRaaaaaaa -

A lo largo de los años escucharemos muchas opiniones sobre nuestra vida, nuestro trabajo, nuestras cosas...Algunas,sin duda, no nos gustarán sobre todo aquellas críticas desfavorables. Sin embargo, no debemos ver solo la parte negativa; puede que algunas de estas opiniones sean expuestas por personas que nos conocen y que solo quieren que cambiemos aquella parte de nosotros más desagradable. No se puede agradar a todo el mundo, intentarlo es imposible, el que lo haga solo conseguirá quedarse en el camino.

lAuRaaaaaaa -

A veces es difícil reconocer nuestros defectos y más aún cuando es nuestro vecino el que viene a recordarlos. Pero, al mismo tiempo, es una manera de enfrentarnos a la realidad. Nadie es perfecto y cada ser humano tiene sus cosas buenas y aquellas que debe cambiar. A lo largo de nuestra vida haremos cosas que probablemente en su día, alguien criticará. El intento de \"ser perfectos\" por parte de algunos siempre se quedará en el camino.

Estrada -

A nadie le gusta escuchar la verdad sobre uno mismo porque todos ocultamos algo de lo que nos avergonzamos.

susana molina -

Cuando no queremos oir lo que los demás piensan de nosotros es porque sabemos perfectamente nuestros fallos y no queremos oirlos. Aunque cierto es, que cuando las críticas vienen de fuera suelen ser tomadas mucho más en serio y con mayor preocupación que cuando surgen de uno mismo. Y lo malo de ésto es que nos preocupe más lo que la gente piense sobre nosostros, que lo que nosotros mismos opinemos de nuestra persona.

Sonia Sanz -

Nosotros podemos intentar no pensar en nuestros defectos, pero no podemos impedir que el resto del mundo lo haga. Darnos cuenta de los ruines que somos asusta, pero que nos lo diga el otro \"jode\"

Toribio M.A. -

\"Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, examínate a ti mismo\". Confucio

Pérez S. -

Es bueno tener buena memoria para ciertas cosas. Ahora muchos la memoria ya no la conservan y ven en una imagen actual la representación de toda una vida, ya sea la imagen de una persona que esconde algo detrás de su apariencia como bondadosa, como las acciones de un partido político que por sus intereses toman unas posturas cuando antes habían defendido lo contrario (recordemos al PP tratando de pactar con ETA cuando se encontraba en el poder), solo hay que tener memoria para saber quien es el que bajo su imagen, está ocultando toda una vida de acciones intolerables.

Juan Monge -

Supongo que lo más doloroso de todo esto es que, en realidad, no nos conocemos a nosotros mismos. En esta vida hay dos cosas que no llevo muy bien: Mi adicción a la comida \"cuanto más basura mejor\" y mirarme en el espejo cada mañana. De todos modos, en vez de esperar a que una viejecita encantadora (o no) venga a mostrarme como soy en realidad, será mejor empezar por ordenarme la cabeza.
Salud.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres