Blogia
J. C. García Fajardo

Canadá pretende monopolizar el Ártico para explotarlo

Cuidado con las pretensiones de Canadá: anuncia un ambicioso proyecto de defensa en el Ártico y que ellos explotarán los recursos naturales. Igual que Bush pretende hacer con el petróleo y el gas de Alaska. Como si fueran cortijos propios y no patrimonias de la Humanidad por constituir pulmones vitales para el planeta. Igusal afirma hoy en una entrevista el Presidente de Ecuado, Rafael Correa, que pretende que la comunidad internacional le abone 250 millones de dólares anuales "a cambio de no explotar el petróleo del parque de Yasuní, una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo"
El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, ha anunciado una inversión de 6.900 millones de dólares a lo largo de los próximos 25 años para defender la "soberanía" de Canadá en el océano Ártico, una zona rica en recursos naturales codiciada por Estados Unidos. El proyecto del Gobierno conservador prevé la construcción de ocho rompehielos y un puerto en aguas profundas.
Con los ocho barcos patrulla se pretende reforzar la presencia canadiense en el Ártico, cuyas aguas son consideradas "territoriales" por Ottawa e "internacionales" por Washington.
"Cuando se trata de defender nuestra soberanía en el Ártico, Canadá sólo tiene una opción, ejercerla o perderla. Y seamos claros, nuestro Gobierno quiere ejercerla", dijo el primer ministro. "El Ártico canadiense está en el corazón de nuestra identidad nacional y representa un potencial inmenso en nuestro futuro".
"El descubrimiento de recursos naturales y las posibles repercusiones del cambio climático han hecho de esta región objeto de interés y preocupación crecientes", dijo Harper. ¿Para cuándo una intervención directa del Consejo de Seguridad de la ONU y de las demás Agencias internacionales que declaren que, al igual que la Amazonía y otros espacios vitales, son patrimonios de la Humanidad? Primero ha sido la naturaleza, la Tierra y sólo mucho después las nacionalidades, los estados y las fronteras. En un mundo globalizado se requieren medidas globales porque nos afectan a toda la humanidad. Estamos cediendo de manera suicida en cuestiones fundamentales. Esta forma de terrorismo es infinatemente superior al de sectas y fundamentalismos ideológicos... porque nace de una ideología dineraria, capitalista o totalitaria, y deshumanizada que pone los beneficios económicos por encima de la vida del planeta y de los seres humanos y las demás especies que lo habitamos.

¡Salvemos al Artico, la Amazonía, Canadá, los Parques naturales y las reservas oceánicas de la ciega codicia de los mercaderes!
 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres