Blogia
J. C. García Fajardo

Pobre mamoncete de 22 años demanda a sus padres en paro para que le suban la "paga" de 150 euros

Cosas veredes, El Cid, que farán fablar las piedras! Increíble pero la demanda del mozo llegó hasta la Audiencia de Sevilla. 
La Audiencia de Sevilla ha desestimado la petición de un joven de 22 años de que sus padres le suban la paga de 150 euros al mes, cantidad que la sentencia considera "proporcional, suficiente y generosa", teniendo en cuenta que el chico sigue viviendo en casa de sus padres y utiliza "los servicios comunes de la familia, incluso de alimentación si le gusta lo que se decide cada día", que el padre está en paro y cobra un subsidio de 700 euros mensuales. El caso fue planteado inicialmente en 2004 por los padres del joven, cansados de los "graves conflictos familiares" causados por su hijo, entonces de 20 años, que exigía que le pagasen la matrícula y los libros de la Universidad y le entregasen en efectivo el dinero destinado a su alimentación y vestido.
El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Dos Hermanas (Sevilla) decretó que 150 euros mensuales de paga eran suficientes pues el "deber de alimentos" de los padres se atenúa "a partir del momento en que se adquiere una determinada capacitación", momento en el que "la lucha por la vida es asunto personal de cada uno". El joven recurrió a la Audiencia para conseguir una mayor paga, pero la nueva sentencia confirma que se trata de una cantidad "proporcional, suficiente y generosa para cumplir las necesidades indispensables" y teniendo en cuenta los ingresos de la familia. El padre ganó en el año 2002 una media de 866 euros, en 2003 de unos 1.014 euros y desde abril de 2003 está en paro y cobra 700 euros mensuales, cantidad de la que vive el matrimonio y otros dos hijos, de 23 y 12 años.
El reclamante, M.A.S.A., recibe alojamiento, alimento, ropa y "el servicio de limpieza y costura por su madre", según la sentencia, que añade que "si rechaza comer o elegir ropa es sólo cuestión que a él incumbe", por lo que "no puede obligar a sus progenitores a sustituir su manutención por una aportación económica, a menos que ellos lo elijan así".
En cuanto a las exigencias de M.A.S.A. de que sus padres afrontaran un "gasto extraordinario" para pagar su matrícula en la Universidad y entregarle otros 150 euros anuales para la compra de libros y material escolar, la sentencia deja claro que el pago de la Universidad se hará "porque los progenitores expresan que están dispuestos a atender esa necesidad del hijo" y no porque sea una "obligación jurídica", una vez que el Estado ya ha cubierto esa "necesidad mínima" del reclamante mediante la enseñanza básica obligatoria y gratuita. "Desde la perspectiva del Derecho, la actitud de los padres que cargan con los gastos de estudios universitarios de sus hijos mayores de edad, de manutención y vestido, e incluso de ocio, no responden a una obligación jurídica sino a un impulso moral o ético que anida en la mayoría de las familias, pero que no puede ser exigido jurídicamente", dice la sentencia.

Esto debería ayudarnos a reflexionar. No sólo por el morro del mamoncete sino por el ambiente social que permite y sostiene una conducta semejante. ¡Luego dicen que por qué necesitamos inmigrantes! Porque elementos como este deberían de estar en el campo... uncidos a un arado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

33 comentarios

Nydia Lorente -

Sin palabras... ¿cómo se puede llegar a esto? es lamentable. Apoyo lo que aquí dicen de que se busque su propio trabajo y se mantenga el solito a ver cómo se las apaña... si tiene quejas ya sabe donde está la puerta

Paula García -

Me parece realmente lamentable. Es evidente que la sociedad ha cambiado, antes a los niños no se les daban tantos cariños y cuidados, así lo único que conseguiremos serán adultos físicos, pero no psíquicos. Aunque no tengo del todo claro de quién es la culpa, ya que cada uno pide a lo que está acostumbrado. Si les das la mano de toman el brazo...

leache -

Parece surrealista... nose como no se le cae la cara de vergüenza ante la situación que están pasando sus padres. Yo le echaba de casa...

Susana Morales -

Que poca vergüenza y que falta de consideración muestra este indivio hacia sus padres. Si somos mayores de edad para unas cosas también lo somos para otras. No se en que cabeza entra exigir a los progenitores que con 22 años te den una determinada cantidad de dinero. Esto es algo inimaginable.

M. Ossorio -

Y encima demanda en un juzgado a los padres para pedir más paga!! ¿Se puede tener más morro y ser más sinvergüenza? El tio estará al tanto de la situación económica de su familia, pero el egoísmo es lo que hace. Habrá que ver por qué quiere más dinero (150 eurillos al mes es una paga bastante buena, demasiado buena).

Debemos demasiado. Aunque estudiemos, no hacemos ni la mitad que nuestros padres, y si encima venimos con esas... estamos apañados. No hay palabras para calificar a este sujeto.

alejandro estrada -

Hay que reconocer que las generaciones de hoy en día estamos muy mal educadas en este aspecto, estamos acostumbrados a que nuestros padres nos den todo aquello que queremos y claro... si alguna vez recibimos un no por respuesta ocurren casos como los de este chico, no obstante me parece que es un verdadero sinvergüenza, eso no se hace a unos padres que están en esa situación económica, hay otras maneras de conseguir lo que queremos...

María Agüero -

Me parece increible...denunciar a tus padres por eso...habría que conocer la educación que ha recibido ese chico...sin palabras...

Leticia -

Nuestra familia nos da todo lo que tiene y más, para tener experiencias que ellos no pudieron tener, y así se lo pagamos. Si quiere dinero, a trabajar, como todo el mundo.

Susana García -

Yo sin quejarme con 10€ a la semana y otros niños/chicos sin nada...Increíble. Si quiere dinero que se ponga a trabajar, como hacemos los demás.Bastante tienen los padres con mantenerle a los 22 años y sin aportar ni un duro a la casa.

Sylvia -

Por desgracia casos como este abundan en una sociedad que se ve desprovista de valores esenciales en muchos casos y carente de respeto y consideración en este caso hacia las figuras materna y paterna. Cada uno es según la personalidad que ha ido adquiriendo a través de su educación. Noticias como estás hacen que te caigas de la silla puesto que te preguntas cómo es posible que sucedan cosas así, sobretodo después de que los padres son lo más sagrado que puedes tener en la vida y ya bastante se han sacrificado por darte lo necesario...Sencillamente esa gente actúa así porque no ha tenido que luchar por las cosas y por consiguiente nunca a sabido ni aprenderá a valorarlas; sino no me lo explico...

paula lozano eiroa -

Muy poca vergürnza hay que tener para denunciar a tus padres por dinero, y sobre todo para que te den un dinero que no tienen. ¿No se ha palnteado buscar un trabajo y ser un poco útil en su casa como hacemos muchos?

Muñoz -

Esto sólo me dice una cosa, este país es tercermundista....

Jarkoe -

En la vida hay momentos para todo. Y ya se sabe: el agua estancada termina siempre podrida. El problema es que me da a mí que hay mucho mamoncete... aunque no lo parezca. Y si no se respetan ellos mismos ni respetan a sus padres...

Gloria García -

Qué decir, a mí me da más pena que vergüenza. También me gustaría ver cómo le han tratado sus padres en los últimos 22 años para que el se sienta con el derecho de exigir. Padres sumisos, hijos mamoncetes...

Diego López -

No muerdas la mano que te da de comer. Y menos si esa mano es la de tus padres. ¿Cómo se puede ser tan desagradecido? Le desearía que cuando tenga hijos le paguen con la misma moneda que él lo ha hecho con sus padres. Si no está de acuerdo con lo que hay en casa, que se busque un trabajo y se independice.

Menos mal que todos los jóvenes no somos así. Este chico es una excepción.

Gaona -

No hay nada peor que ser desagradecido. Lamentable.

Gaona -

No hay nada peor que ser desagradecido. Lamentable.

No se quién ha sido, pero echar de casa es sin "h".

Juan González -

Código Bushido: Lealtad, sacrificio, justicia, pudor, modales, pureza, modestia, frugalidad, honor y afecto.
Esta es la educación tradicional, hoy día reemplazada por "dale al nene lo que quiere", mucha pepsi zoología y ordeñador para exprimir el coco.
" Un alma sin respeto es una morada en ruinas, debe ser demolida para construir una nueva" Mirumoto Jinto.

María Martín Flores -

¿Cómo se ha llegado a ese extremo? Es realmente increíble, denunciar a tus padres para k te den su dinero y te cuiden, con veinte años! y peor de todo esque los padres consienten...en la educación reside todo..

Rubén -

Un par de hostias al chaval y otras a los padres por tontos y problema resuelto .

Carla -

Realmente me parece triste a la vez que penoso. No puedo creer que haya personas tan irrespetuosas y con tanto morro.
Sorprendente!!

Irene Moreno Palmero -

No sé como al chaval no se le ha caído la cara de la vergüenza. Después de haberle criado y mantenido que con la edad que tenga exiga esa cantidad, demuestra lo consentido que ha estado toda su vida.

lara Ayala -

yo lo echaba de casa, que con 22 años, sin trabajo, y supongo que estudiando lo justo (puesto q no recibe beca) a ver como se las apañaba teniendo que pagar alquiler, gastos del piso, facturas, alimentación, ropa, calzado, libros, matricula de la universidad y gastos adicionales...entonces veria de verdad que NUNCA HA TENIDO MOTIVOS PARA QUEJARSE, sino todo lo contrario para ESTAR AGRADECIDO ¡chaval espabila que a algunos no nos lo pagan todo papá y mamá y mucho menos nos dan 150 € de paga! ...lo que hay que ver...¬¬

Teresa Montesinos -

Impresionante, vaya morrazo que tiene el tio. Encima que le mantienen sus padres todavía tiene la cara de reclamarles más dinero "de paga". Por si no lo sabía existe algo que se llama trabajar.

Belén -

Hay ciertas cosas que no dejarán de sorprenderme...Vivir para ver.

Ignacio Álvarez -

Sin palabras...

Jorge Inarejos -

Es increíble que un chico de 22 años pretenda que sus padres le aumenten la paga, cuando él sigue dependiendo de su familia para sobrevivir.
Si este joven quiere dinero, pues que busque rápidamente un trabajo.

Javi -

Cría cuervos...

María Vindel -

No se como sus padres no le dan una patada en el culo y lo hechan de casa, supongo que es porque le tienen cariño, al fin y al cabo es su hijo. Con 22 años y en la situación financiera en la que se encuentra su familia, creo que ya es hora de que se ponga a trabajar.

Azahara Morales -

Este personaje debería estudiar más en lugar de buscar recursos y lo que es peor exigírselo a los padres. De esa forma obtendría una beca que le otorgaría una suma de dinero suficiente como para subsistir durante todo el año. Pero teniendo esos ideales dudo mucho que tuviera la oportunidad de optar a una beca. Otra solución sería ponerse a trabajar, que con 22 años mi padre llevaba 10 en el oficio.
No comprendo como no siente vergüenza de pedirles dinero a sus padres con esa edad, cuando algunos dejamos de hacerlo a los 16, y mucho menos como ha sido capaz de llevar el caso hasta los juzgados. Bastante tiene que agradecer que su madre le haya parido, le hayan alimentado, aportado una educación, aportarle una familia y el cariño que eso conlleva y así podría estar toda una vida. Si encima cuentan con una situación económica inestable y más hermanos a los que cuidar, ir a pedir un solo céntimo a sus padres es un verdadero acto de valentía.

Eva Losada -

Me parece increíble la cara que tiene este chaval. En vez de quejarse y reclamar dinero a sus padres debería ponerse el a trabajar. Además,la situación financiera de su familia no es muy buena y con 20 años ya puede trabajar, que para eso tiene dos manos, y ayudar en casa. Como dicen mis compañeros, es un problema de respeto, de respeto a la familia, e incluso a uno mismo, porque "saquear" así a los padres, me parece completamente irrespetuoso y patético.

Paola Hexel -

Es de lo que hablábamos ayer: la moral, la ética pero sobre todo la educación de una persona es imprescindible para vivir en sociedad. Pertenecer a ella correctamente, no es dejarse llevar “arrastrado”. Hay que involucrarse. ¿Cómo? Con respeto. No se puede olvidar que ante todo uno ha de ser persona y que por tanto hay que utilizar la cabeza y pensar en lo afortunados que somos de poder vivir en las condiciones en las que vivimos. Claro que no todo es fácil, vivir no es tan fácil, pero por favor no lo hagamos más complicado de lo que es en realidad.
Cómo se va a quejar, si lo que tendría que hacer sería ponerse a trabajar porque tiene ya una edad para ello y porque sus padres están jubilados y necesitarían su contribución. No se debería actuar así. Es la falta de todo principio.

David Gamella Pérez -

Este es el problema de nuestra generación, hemos heredado aquello por lo que trabajaron nuestros padres y abuelos, y algunos tipejos como este creen que les deben regalar todo. Si este chico hubiera nacido en una época de necesidad...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres