Blogia
J. C. García Fajardo

¡Claro que hubo una conspiración en marzo de 2004!

Antonio Martínez es un gran periodista y genio del humor. Este es su sensato artículo, La conspiración:

En el País Vasco no hay dos partes enfrentadas. Hay unos tipos que matan a otros, que somos todos los demás. Ése es el conflicto vasco. El día que los matones dejen de matar se acabará el conflicto. Aparecerá un país con conflictos, que no es lo mismo, aunque es lógico que espectadores casuales piensen distinto: periodistas extranjeros que llaman a ETA organización separatista vasca, que sería como considerar a Al Qaeda organización defensora de la cultura árabe. También hay espectadores que por antipatía hacia el que muere lo equiparan al que mata: "Hay un conflicto entre dos". También hay espectadores asustados. Es complicado decir lo que se piensa cuando hay tiros de por medio.
Ante el sumario del 11-M no hay dos partes, unos que piensan que fue ETA y otros que piensan que fue Al Qaeda. Eso es una falacia. La realidad es que están, por un lado, los defensores del Estado de derecho, de la instrucción del sumario y del funcionamiento de la justicia, y por otro lado, una rúa de obstruccionistas, tramposos y mentirosos. Es complicado convencer de eso a espectadores casuales, consumidores de medios de comunicación que pensarán: "Guerras de medios. Unos dicen una cosa, otros dicen otra". En los medios de comunicación todos hacemos muchas cosas disparatadamente, y nos merecemos que nos pase esto. Pero no es lo mismo. No hay 'unos y otros', 'dos Españas' o 'enfrentamientos entre los dos partidos' como llave maestra universal. La verdad no se encuentra en un punto intermedio entre el Estado de derecho y una sarta de delirios y embustes sobre una conspiración. ¡Claro que hubo una conspiración en marzo de 2004! El Gobierno que formaban Aznar, Rajoy, Zaplana y Acebes intentó engañar a todo el país. Ésa fue la conspiración. Lo mejor de todo es que eso ya se resolvió políticamente: perdieron las elecciones, los españoles votaron mayoritariamente a otros partidos, y nadie pidió más cuentas por aquellos días. Pero como aquellos mismos dirigentes no han tenido con su partido, ni con sus votantes, ni con su país, la generosidad de retirarse a un segundo plano, estamos donde estamos, con la mochila, el detonador, el ácido bórico y la traición a España.
Todo esto no tiene nada de chiste, pero yo no tengo la culpa: en cualquier país sería un chiste que los gobernantes del 11-M estuvieran en la calle liderando manifestaciones contra la política antiterrorista... ¡Y exigiendo la verdad! Como dijo otro ilustre miembro de aquel Gobierno: "Qué barbaridad" (lo que dijo fue: "Manda huevos", pero era por acabar más cordialmente).

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Gaona -

El problema de la política en España (supongo que ocurrirá en otros muchos países) es que los políticos hacen más por mantenerse en el poder, o por conseguirlo, que por el bien del pueblo que les ha elegido. El día que llegue un gobierno que de verdad defienda los intereses de la gente, no necesitará recurrir a la mentira ni la manipulación para mantenerse en el poder. La oposición debería colaborar con el gobierno para acabar con problemas tan importantes como el terrorismo, en vez de estar esperando a que cometan un error para pasarlos a cuchillo. Y esto lo digo con independencia del partido que gobierne y del que esté en la oposición. Quizás esto sea algo utópico, pero ya sabéis, los locos que sueñan con cambiar el mundo son los que lo consiguen.

Alberto Luque -

El apego al poder. De una manera que Chirac estaría orgulloso en llamar suya, los populares tuvieron que hacer frente a esta situación justo antes de unas elecciones que tenían ganadas. Si eran los musulmanes, ya se sabía lo que pasaría. Por tanto habría que distraer el suficiente tiempo a los votantes hasta asegurar otro mandato.

Sara Ayllón -

San Agustín dijo: "La esperanza tiene dos hijas: la IRA y el VALOR, la ira por como son las cosas, y el valor para cambiarlas"

Alicia Martín -

Un artículo muy bueno. El PP siempre trató de esconder que había sido Al Qaeda echándole la culpa a ETA aun sabiendo de sobra la realidad. Como sigan así llegará un día en el que nadie les crea...

Muñoz -

Por esa regla de tres ningún partido político debería convocar ninguna manifestación porque no creo que el PSOE pueda hablar de conspiraciones, o sino, que se lo digan a Segundo Marey. Igual que fue lógico que nos manifestaramos contra el PP durante sus lúgubres legislaturas, es lógicos que nos manifestemos contra este "singobierno".

Teresa Montesinos -

Los resultados de las elecciones del 2004 hablaron por sí solos. No creo que haya más que decir, los ciudadanos no somos tontos.

Elia Pesquera -

Muy bueno, tiene toda la razon. Parece de broma que los del PP hagan la manifestacion...habria que hacerles el mismo caso que nos hicieron ellos a nosotros...

alejandro estrada -

Está claro que fue una conspiración, haya sido ETA o al Qaeda, lo que intentaron fue hacer daño, y lo consiguieron, esperemos que el juicio sea rápido y por fin se sepa quienes fueron los verdaderos culpables.

jose navareño garrido -

A veces me siento como si hiciera una campaña electoral en contra del PP. Pero es que leyendo artículos como este, me doy cuenta de que tengo unas ideas claras. El P siempre hace lo mismo, esconde informacion para asi conspirar y que la opinión publica no se entere de nada, o eso creen ellos.

Belén -

Hay ciertas situaciones cuyo patetismo es tal que muchas veces no se sabe si reir o llorar.
Aunque contra la hipocresía es siempre mejor reir porque si lloramos son capaces de creer que sus mentiras y sus descalificaciones nos han afectado.

gelys martinez mendez -

Un gran artículo, pues es lo que pensamos muchos. Creo que tiene todo la razón al decir que intentaron engañarnos, y todavía me parece peor que sigan insistiendo, pues están quedando muy por debajo de lo que es la lacra política. A mí el PP nunca me ha convencido, y si quiere tener algún futuro que empiece a cambiar, porque con sus mentiras y sus "conspiraciones" no llegarán a nada. Al final hasta los que sienten simpatía por el PP se darán cuenta de que por ese camino no se puede ir. Ya se sabe quienes fueron los culpables, y no precisamente gracias a ellos. Saludos.

edu -

A ver si de una vez, tenemos a algún político honesto y sensato que no emplee el miedo y la confusión como hicieron en su día estos “conspiradores” para ocultar a la opinión pública las consecuencias de sus errores.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres