Blogia
J. C. García Fajardo

Contra los periodistas cínicos

Juan Cruz recuerda a Kapuscinski en Contra los cínicos                                                                                                                                 Del mismo modo que el filósofo Karl Kraus escribió Contra los periodistas, Ryszard Kapuscinski, el reportero polaco fallecido anteayer en Varsovia a los 75 años, podría haber escrito Contra los periodistas cínicos. Le alarmaba que el cinismo fuera la moneda corriente del oficio que escogió, desde la poesía. Bajo su nombre se publicó un compendio de declaraciones y conferencias suyas con el título Los cínicos no sirven para este oficio, que en España publicó Anagrama, como todos los libros del extraordinario reportero muerto. En ese libro (y en otros suyos, como El mundo de hoy) se recogen de manera sencilla, en su estilo por completo ausente de solemnidad y de pompa, lo que pensaba de este oficio que él había visto degradarse.
 Éstas son algunas reflexiones suyas sobre "el buen periodismo" que deja huérfano.
- "Nuestra profesión no puede ser ejercida correctamente por nadie que sea un cínico. Una cosa es ser escépticos, realistas, prudentes. Esto es absolutamente necesario, de otro modo no se podría hacer periodismo. Algo muy distinto es ser cínicos, una actitud incompatible con la profesión de periodista. El cinismo es una actitud inhumana, que nos aleja automáticamente de nuestro oficio, al menos si uno lo concibe de una forma seria. En mi vida me he encontrado con centenares de grandes, maravillosos periodistas, y en épocas distintas. Ninguno de ellos era un cínico. Al contrario, eran personas que valoraban mucho lo que estaban haciendo, muy serias; en general, personas muy humanas".
- "Me sigo considerando periodista. Me gusta este trabajo. Cuando me pongo a escribir no me pregunto si de este intento saldrá un cuento, un ensayo o un reportaje. Sólo pienso en que tengo que crear un texto que se aproxime lo más posible a lo que deseo transmitir".
- "Empecé a escribir como poeta. Cuando estaba todavía en el colegio, publiqué algunas poesías. Terminé la escuela a los dieciséis años y al día siguiente empecé a trabajar como periodista. Desde el primer momento descubrí lo fascinante que es esta profesión. Acabábamos de salir de la II Guerra Mundial, Europa estaba destruida, muchos refugiados vagaban de un país a otro, entre la pobreza y las ruinas. Puede parecer patético, pero fue entonces cuando se desarrolló en mí la pasión por describir nuestra pobre existencia humana".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

alejandro estrada -

Todos debemos decir lo que pensamos, sin cinismo ni tapujos. En el mundo periodístico es necesario no ser cínico, tarde o temprano se acaban por descubrir las mentiras, hay que ir con la verdad por delante, tanto en el periodismo como en la vida.

NaDiA -

Informandome de las noticias de mi país me encontre con esto que escribio Elena Poniatowska acerca de Kapuscinski, y me gusto mucho por eso se los comparto: "Durante su vida trató a la gente como si a la vuelta de la esquina fuera a caer muerta y jamás volvería a verla. Al sentirse valorada, la gente despepitaba con toda confianza su historia de vida. Kapu escuchaba con respeto, con cuidado, con cariño porque era un hombre lleno de compasión humana. Así deberíamos ser los periodistas"

Ana Carrión Guijarro -

Creo que ser cínico es simplemente una característica buena o mala según desde los ojos que sea vista.
He leído este libro y algunos más de Kapuscinski como "La guerra del fútbol" .Frases como "la relación con los seres humanos es el elemento imprescindible del periodista" o "nuestro trabajo consiste en investigar y describir el mundo contemporáneo", me reafirmaron la decisión de escoger esta carrera y me creó ilusión por vivirla.

Patricia Perez Camara -

Para escribir buenas cosas y ser un buen periodista hay que sentir lo que se escribe, en cada frase tiene que ir un trozo de nuestra persona. Eso nunca lo conseguirá alguien cínico que solo escribe según su interés. Lo único que hará son frases huecas y sin fuerza.

jose navareño garrido -

Libertad total de expresión en el mundo que vivimos un periodista no podra tener nunca. El mundo esta manipulado por ideologias, multinacionales, ect.. Por lo que nunca podremos decir lo que realmente pensemos. Dentro del margen que tenemos debemos disfrutar con lo que hacemos e intentar acuar en funcion de nuestros principios, y en funcion de lo que nos dejen claro.

Alicia Martín -

Lo que realmente tiene que haber en la prensa es libertad de expresión, porque aunque parezca que la hay no es del todo cierto.Como bien se ha dicho esta mañana en clase dependiendo para qué escribas, tienes que ceñirte a unas pautas u otras. En mi opinión, cada uno debería escribir lo que realmente piensa, pero eso no implica qye tenga que hacerlo de manera ofensiva.

Larry -

QEPD, Sr. Kapuscinski. Le seguiremos leyendo en esta vida. Gracias por todo

Carpintero -

No creo que el cinismo sea una actitud inhumana, un humano puede estar falto de humanidad?

Paola Hexel -

'El cinismo es: la desvergüenza en defender o practicar acciones vituperables, con grosería y desaseo.' Ésta es la explicación que define mejor al tipo de cinismo al que me refiero.

Paola Hexel -

Hay gente así, al igual que periodistas. Un ejemplo donde abunda este tipo de periodistas, que utilizan este cinismo para conseguir más lectores y provocar escándalo y hacerse conocidos es: la prensa rosa. No me gusta ese tipo de periodismo... Lo que no quita, que haya buenos periodistas, y que aun así, sean cínicos; es decir que consigan las noticias de forma indeseable y que por medio de descorteses actos consigan primicias y reconocimientos merecidos(noticias expléndidas). ¿Qué es más importante: conseguir una noticia de la forma que sea, hasta pisotear a otras personas o encontrar la forma justa de hacer periodismo? Aquí ya entra el carácter y los principios de cada persona/periodista.

Paula s.T. -

Hace meses recogí el siguiente artículo de Manuel Vicent en El Pais (hace referencia a ese cinismo del que habla también Kapuscinski):

"A los héroes

Siendo el periodismo una de las profesiones más arriesgadas, es al mismo tiempo una de las más desprestigiadas. Son innumerables los idiotas y truhanes que andan metidos en este oficio, en el que se hace patente una de las lacras del mundo moderno: la diferencia insondable que existe entre el poder de los medios de comunicación y la debilidad de pensamiento o las bajas pasiones que lo sirven. La charlatanería, la maledicencia y la estupidez cubren hoy el planeta a caballo de las más refinadas conquistas de la técnica. Aquel tonto, que era feliz con un lápiz, hoy puede haberse convertido en un descerebrado con un micrófono en la boca dedicado a lanzar insultos al prójimo(...); o en un ambicioso cuyos delirios de grandeza se convierten cada mañana en en titulares espasmódicos de periódico o en chantajista capaz de sacar tajada de la debilidad humana..."

(El artículo continúa. Es muy interesante. Escribo solo esta parte porque quizá ponerlo entero es demasiado).

Teresa Montesinos -

Estoy de acuerdo con Carlos en que el cinismo lo encontramos en cualquier lugar y que hay periodistas cínicos al igual que habrá obreros, políticos, policías...que lo sean. Pienso que el cinismo es un defecto pero eso no quita que puedan haber buenos escritores y profesionales que lo sean, nadie es perfecto.

Noelia (Roja) -

Señores/as, porque diga un tipo (Kapuscinski) que uno no puede escribir porque tiene gran obscenidad descarada al hacerlo, es burlarnos de grandes profesionales y maestros del cinismo. El cinismo no es malo.

pancho -

O te involucras y te mezclas con lo que trates o pierdes todo, periodisticamente hablando. Un cínico no tiene cavidad entre las páginas del periodismo.

GaSkY -

Reconozco no saber nada de este hombre, solo he leido uno de sus libros, que es más bien un conjunto de reflexiones suyas acerca de lo que debe ser un periodista, pero me gustaria añadir una cosa:

"el hombre debe transformarse al mismo tiempo que la producción progresa,no realizaríamos una tarea adecuada si fuéramos tan solo productores de artículos, de materias, y no fueramos al mismo tiempo productores de hombres"

de las pocas cosas que saque en claro leyendo el libro es que él siempre quiso concienciar, hacer hombres, quitar las vendas. Seguro que fue un gran maestro.

Galego -

Mi juicio acerca de la obra de Ryszard Kapuscinski se circunscribe a "Los cínicos no sirven para este oficio". Con sinceridad, este libro me parece disperso y superficial, tanto trata que su tarea se diluye en mil cuestiones. Pretende orientar hacia el sendero del “buen periodista” pero sólo logra alcanzar una épica irreal basada en que el profesional debe serlo en cada segundo de su existencia (teniendo esto en cuenta espero no llegar a ser jamás un profesional). Yo no estoy en contra de los periodistas cínicos, estoy en contra del periodismo cínico. Estoy en pro del arte, si el artista es pérfido no me concierne.

Susana García -

Estoy completamente de acuerdo en que todos, a parte de los periodistas por supuesto, deberíamos actuar según lo que pensamos. No tendríamos que dejarnos manejar por nadie. Los periodistas más, ya que tenemos la misión de dar a conocer la REALIDAD. De todas formas también creo que no por ser un cínico eres un mal periodista.

Pablinator -

Kapuscinski decía también que el reportero se debe mezclar con la gente de la que quiere escribir. No sentirse extranjero para acceder mejor a la información.
Creo que es un ejemplo mejor para los periodistas que San Francisco de Sales.

Carlos Fernández-Marcote -

Cómo si no hubiera periodistas cínicos!!!! Hay cinismo y cínicos en todos los órdenes de la vida, y el periodismo no es una excepción. Y muchos de esos cínicos no son malos periodistas precisamente...

Teresa Villar -

Palabras como las de Kapuscinski te animan a seguir en el, tan vulnerable, mundo periodístico.

Sara Ayllón -

Cuando empezamos esta carrera, estas un poco asustado, por que piensas que la mayoría de los que empezaron no l terminaran o no lograrán trabajar de periodistas. Pero si lees libros como este, descubres hasta que punto "amas" el periodismo, y hasta que punto lucharás para que la verdad sea lo principal..." las palabras siempre quedan en la memoria"

Carmen Águeda -

Este año leí "Los cínicos no sirven para este oficio" por recomendación del profesor de redacción y la verdad es que creo que es un libro que deberíamos leer todos en primero. Quizás así aprenderíamos valiosas lecciones (como las que ha destacado Juan Cruz en su artículo) al inicio de nuestra carrera como periodistas y sabríamos afrontar nuestro futuro de la manera adecuada desde el principio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres