Blogia
J. C. García Fajardo

Ante las elecciones al Congreso y al Senado en EEUU

En la sociedad globalizada en la que vivimos no nos puede ser ajeno lo que suceda en EEUU, el país hegemónico que ha estado gobernando en los últimos tiempos por una banda de halcones fundamentalistas y psicópatas. Confío en que el Tribunbal Penal Internacional los condene en su día. Las víctimas civiles asesinadas, torturadas, asediadas y hechas saltar porlos aires en Iraq, en Gaza, en Cisjordania y en Líbano se alzarán para pedir justicia. Y aunque rechazamos la pena de muerte mpara quienquiera que sea, ni siquiera para Hussein Sadam o para ese loco fanático de la extrema derecha sionista, Lieberman que se está haciendo con el gobierno de Israel, exigiremos la reparación debida y el castigo más duro y ejemplar a los responsables. Para empezar, se les confiscarían sus bienes pues han sido la codicia y la soberbia las que les han movido y les continuan moviendo si los ciudadanos de EEUU no ponen remedio. O si la UE continúa siendo cómplice de tanto crimen.
Los americanos tienen el martes la oportunidad de corregir el mal rumbo que ha tomado su país en seis años de Administración Bush. Por primera vez desde su llegada al poder, George W. Bush y los republicanos se enfrentan a un voto de castigo. Las elecciones para renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado pueden marcar un punto de inflexión. Bastará con que los demócratas logren el control de una de las dos cámaras del Congreso para convertir a su presidente, al que le quedan aún dos años, en lo que en la jerga política de EE UU se conoce como un pato cojo. Pero sobre todo, es una oportunidad de recentrar el país hacia una cierta normalidad.
Los republicanos controlan el Congreso desde 1994. Si los demócratas recuperan la mayoría en una cámara -no digamos ya de las dos- podrán cambiar los presidentes de los comités y abrir investigaciones sobre lo que quieran, incluidas la guerra de Irak y los contratos que han conducido a la desprotección de derechos y libertades. Pero además, tendrán capacidad para legislar sobre temas que Bush ha ignorado como son el medio ambiente, la subvención a las petroleras o programas sociales, aunque el titular de la Casa Blanca dispone siempre de la prerrogativa del veto.
La campaña se ha convertido en una protesta contra la intervención en Irak, al crecer el sentimiento popular de que la Casa Blanca no sabe cómo salir de lo que se percibe como un nuevo Vietnam. Los demócratas no tienen una visión alternativa clara, pero sí manifiestan la necesidad de una retirada militar gradual. A diferencia de 2004, han perdido el miedo a criticar el conflicto, las torturas a prisioneros, los recortes de libertades y garantías que han supuesto las leyes antiterroristas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Teresa Villar -

EEUU ya hace años que debería haber cabiado su talante político. Ahora es demasiado tarde. Han dejado el mundo patas arriba...

Anónimo -

perdón, quise decir expertos.

Anónimo -

Es increible lo que los espertos en campañas electorales pueden hacer: convencer a millones de personas teóricamente normales para que con el simple acto de elegir un papel y depositarlo en una urna conviertan a aquel subnormal que sorprendió a su padre (¡Fíjate, Barbara, y parecía imbécil rematado!) en presidente de un país tan grande. Lo que es la publi, ya ves, y las vidas que cuesta.

JoB RuiZ AuyaneT -

El señor Bush está viendo peligrar su gobierno y eso está bien. Ya era hora de que el pueblo americano se diese cuenta de la "persona" que es George W. Bush y espero que en las elecciones ganen los demócratas en la mayor parte de los estados para que lo pongan en su sitio y de una vez se produzca la retirada de las invasiones de los países que tiene hechas el "señor" Bush por todo el mundo.

montoya -

Todo lo que sirva para el progreso y el consenso es bueno , por desgracia el mundo es ya en parte regido por este pais y si en el se establece el equilibro con la aparicion de voces que rectifiquen la situacion sera un paso hacia una mejor situacion .

Merche -

Mañana todos somos demócratas.... (pero que lo sean también los americanos...)

Larry -

Espero que todas las esperanzas que albergamos en los americanos se hagan realidad mañana. Ya sufrimos en 2004 y no queremos lo mismo en 2008. Vota demócrata, my friend!

Nahia -

También hay que tener en cuenta que, a diferencia de otros países, en Estados Unidos el Presidente tiene derecho de veto ante cualquier decición que tome el Congreso

ulises (lázaro) -

aunque los demócratas no se diferencien mucho a los republicanos en cuanto a los objetivos, sí se diferencian en cuanto a la forma de conseguirlos. con una camara en poder de los democratas practicamente se bloquearia el
poder de accion de EEUU durante dos años y, por lo menos, dejarian tranquilo al resto del mundo durante ese tiempo

Bealma -

Creo que el resto del mundo debería poder votar en esas elecciones. Reducir el monopolio republicano en el Congreso podría ser una llamita de esperanza a la situacion actual por medio de la democracia. Si a la gente le queda al menos un ápice de sentido común, supongo que esta vez las cosas saldrán como debieran...

Qué miedo me da que estas cosas dependan del setnido común que brilla por su ausencia.

Andrés (Óscar) -

Sueño con ver a los psicópatas en la cárcel, pero si son tratados como dioses... Brindemos, que hoy es siempre, todavía!

Nahia -

Es probable que, si se confirman las encuestas, Bush sufra una importante derrota este martes. Pero no creo que una victoria de los Demócratas en las próximas elecciones vaya a cambiar demasiado la situación en cuanto a la llamada guerra contra el terrorismo o en Irak.

Para empezar, las diferencias entre los dos partidos no son tan amplias como podrían ser en cuanto a la política interna (en la que realmente tampoco hay tanta diferencia).

En cuanto a Irak, solo hay que recordar la postura del partido Demócrata cuando se produjo la invasión: en las últimas primarias del partido solo Howard Dean estuvo en contra de la invasión de de Irak. El resto de candidatos del partido Demócrata apoyaron de manera explícita o implícita las políticas de Bush.

Por lo tanto, en mi opinión, no puede esperarse un cambio radical en la política exterior estadounidense incluso si los Demócratas recuperan el control del Congreso y el Senado (lo que es poco porbable)

Belén -

En las últimas elecciones presidenciales también se habló de la pérdida de confianza en el partido republicano, y ganó por mayoría aplastante. Espero que esta vez las encuestas tengan razón y se produzca el esperado cambio en las legislativas.

Sería justo que el Tribunal Penal Internacional condenara los abusos que se han producido durante el gobierno de esta administración, pero si algo hemos presenciado, es que la justicia no rige el mundo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres