Blogia
J. C. García Fajardo

Trescientos mil libros de la Biblioteca Complutense, gratis en la red

La Biblioteca de la Universidad Complutense,la mayor de entre las universitarias españolas, se ha unido a un grupo integrado por seis de las principales bibliotecas mundiales para digitalizar 300.000 de sus libros de dominio público y ponerlos para su lectura o consulta en Internet en colaboración con Google.
José Carlos Gª Fajardo
La importancia de este proyecto es enorme, no sólo por el cambio respecto a los modos en que las personas acceden a la información, sino por el hecho de que una gran parte el conocimiento más selecto estará a su disposición.
Y es que los libros alojados en los estantes de las bibliotecas que colaboran con Google (las universidades de Oxford, California, Harvard, Michigan y Stanford, así como de la Biblioteca Pública de Nueva York) suponen casi la tercera parte de los títulos depositados en las bibliotecas del mundo.
Destaca la calidad de los contenidos que podrán ser recuperados en Internet y su acceso será público y gratuito. Una parte importante de los mejores libros custodiados y seleccionado a lo largo de siglos por bibliotecarios y académicos se unirán al conocimiento depositado en la red.
Con la adhesión de la UCM al proyecto de biblioteca de Google, éste se abre a la primera institución de un país no anglófono e inicia un giro hacia otras culturas y lenguas. El hecho de que sea una biblioteca del ámbito hispánico es motivo de especial orgullo para los hispanohablantes de ambas orillas del atlántico, quienes para poder consultar una parte muy importante de las mejoras obras de su cultura, ya no tendrán que desplazarse hasta las ciudades que albergan esos documentos y fondos únicos.
Cualquier persona podrá acceder al contenido de los libros y de otros documentos seleccionados y preservados por algunas de las principales bibliotecas del mundo.
Gracias a este servicio, las bibliotecas acercarán como nunca a las personas lo mejor que tienen: sus libros o, hablando con más propiedad, tus libros. Desde ahora más tuyos que nunca: de dominio público, como es de ley.
La Complutense pondrá de manera gratuita a disposición de cientos de millones de usuarios potenciales los textos íntegros de todas las obras de su catálogo que no tienen en vigor derechos de autor, es decir todas aquellas cuyos autores han fallecido hace más de 75 años, y otras muchas cuyos autores han rechazado sus derechos o los han limitado a menos tiempo.
La propia universidad es la que examinará las condiciones de cada libro antes de su digitalización. El hecho de que este acuerdo se haya alcanzado con una empresa que garantiza el acceso gratuito a las obras, en lugar de como están haciendo otras bibliotecas con editoriales que están buscando hacerse con los futuros derechos de obras que hoy por hoy son de dominio público.
Junto al hecho de hacer realidad ese deseo de democratizar el conocimiento, la Complutense consigue que se realice en seis meses lo que sin esos medios se tardarían unos 100 años en digitalizar ese volumen de libros. Pero además de una copia digital de todas las obras, la BUC también tendrá una plataforma cedida gratuitamente por Google para uso exclusivo de la comunidad Complutense para poder a otro tipo de conocimientos más especializados. «Nosotros para alojar una versión digital de todos esos libros necesitaríamos unos 70 servidores, con el coste que eso supone”. Se calcula que la digitalización estará concluida en menos de un año. La UCM sola tardaría cien años. De esta forma, la UCM se convierte en la primera institución no anglosajona presente en Google Books (http://books.google.es).
La gran novedad es que no sólo se puede realizar búsquedas por el nombre del autor o el título del libro, sino que basta con incluir un  nombre, una frase, una temática o una referencia para que el buscador ofrezca ver los libros que más se adecuan a la búsqueda. Por ello es necesario indexar cada palabra de cada línea de cada página de cada libro. Este servicio («Book Search») supone crear la mayor biblioteca del mundo: más de 15 millones de libros podrán ser vistos desde cualquier lugar en Internet de forma gratuita. Además, estas obras se podrán recuperar también por las palabras contenidas en el libro y no sólo por su materia, título o autor, como sucede en los catálogos de las bibliotecas. Al difundir en Internet estas obras de dominio público se democratiza el saber y se preserva la memoria de la humanidad depositada en los libros.

José carlos Gª Fajardo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Roberto Javier Gamez Nieto -

que bueno que existan uniones como estas en el mundo de la esducacion

Nydia -

En mi opinión, creo que es una gran iniciativa, puesto que, como decía Diego en su comentario, hay muchos que no tenemos tiempo de ir a las bibliotecas muy a menudo, por diferentes razones. Y si por Internet tenemos esa ventaja ¿por qué no aprovecharla? Desde aquí animo a la gente no sólo a que no deje de frecuentar las bibliotecas por tenerlo en Internet, sino a complementar la biblioteca con Internet que creo puede ser muy interesante.

Charles Michaelson -

Una gran herramienta adicional a la necesaria lectura de los libros. Facilitará la consulta de material imprescindible para periodistas y otros profesionales.

isabel -

Es una buena noticia, pero no debemos olvidarnos de que en el Cervantes virtual también podemos encontrar muchas obras. Además desde los programas típicos de descarga de música o películas también se pueden encontrar libros (aunque quizá sean sólo algunos de los títulos más comerciales)
De todas formas me parece cómodo para hacer pequeñas búsquedas o aclaraciones, pero no lo cambio por la comodidad de tener un libro en papel.

Carmen Águeda -

Realmente, es una iniciativa única que tiene todas las papeletas para convertirse en un gran éxito.
Actualmente, en la red, podemos acceder a películas, música, programas de televisión... y parece como si se nos olvidara que los libros también son cultura. Parece como si los avances tecnológicos que nos ofrece internet y todo el saber recopilado en los libros desde hace siglos fueran incompatibles. Gracias a esta iniciativa podremos disfrutar de un sinfín de libros de una forma cómoda y sencilla. Poder acceder a través de la red a importantes fondos documentales como son los de la UCM facilitará mucho el trabajo de investigadores, estudiantes, profesores y demás usuarios.

Diego López -

Después de leer el primer post de la corrupción en Tres Cantos, es la mejor noticia que podría leer. Ya conocía esta información gracias al periódico Complutense, pero no quiero dejar pasar la oportunidad de comentar sobre un hecho muy importante.

Tenemos que considerar el grandísimo esfuerzo que supone colgar en la red tantos libros. Además, aunque cada día nos hacemos más vagos los seres humanos, hay que reconocer que a veces viene muy bien consultar un libro o leerlo en internet porque no tenemos ese tiempo para desplazarnos a la biblioteca.

Yo ayer saqué de la biblioteca de la UCM, concretamente de CC Información, el libro Libertad bajo palabra de Octavio Paz. Ya he empezado a leerlo y hasta ahora me parece muy bueno. Os lo recomiendo que lo pidáis prestado porque os gustará. Yo cuando lo devuelva a la Universidad voy a intentar encontrarlo en la librería porque, como siempre digo, en la actualidad 10 euros no supone nada. Cuando salimos de fiesta nos tomamos una copa menos y ya tenemos para el libro; y si mejor nos tomamos dos copas menos ya tenemos para un libro y para ayudar a alguien que necesite esos diez euros para comer.

Salud.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres