Blogia
J. C. García Fajardo

Salve esperanzada a Cuba, la Perla de las Antillas

¡Salve, Cuba, la perla de las Antillas! Te deseo las mayores venturas en el anhelado cambio que se aproxima. Conozco Cuba desde hace más de veinte años y más de veinte han sido los viajes que hasta allí me llevaron. He admirado su Revolución, sus aciertos y sus logros. He deplorado, criticado y combatido sus errores. También he padecido alguno pues fuí huésped de una de sus prisiones más siniestras, debido a un malentendido y a la cerrazón de los sicarios que controlaban la seguridad del país. Fue duro, absurdo y doloroso. Pero el Embajador de España y el Rector de la Complutense desde Madrid hicieron la debida presión para que me soltaran. No por la puerta de atrás, en un coche cerrado pretendían llevarme al aeropuerto y embarcarme en un avión ¡con destino a Londres! y con amenazas para que nunca regrase! Vana pretensión. Yo sabía que eran momentos duros para Cuba pero peores los eran para sus presos políticos y para tantos otros que exigían la libertad de pensar, de participar y de poder salvar los mejores logros de la Revolución de 1959 que acabó con aquel burdel presidido por el miserable Batista. Le dije al comadante de la prisión que yo había entrado por la puerta principàl y que sólo saldría por ella pues allí me esperaba el Embajador de España. Salvo que me sacaron a rastras y no les arrendaba la ganancia de la reacción en los medios de comunicación: profesor de universidad, periodista y Presidente de Solidarios para el Desarrollo, la prestigiosa ONG fundada en la Universidad, encerrado con presos sin papeles procedentes de todo el mundo. Fueron unos días miserables, sucios, absurdos. No podían comprender que el presidente de una ONG fundada en España y con sede en su Universidad Complutense pudiera estar organizando el envío de toneladas de medicamentos para ayudar en su necesidades más perentorias sin pretender nada político a cambio. Aceptarían mi donación pero no el control con la información necesaria para conocer el destino y utilización de esos medicamentos vitales y muy costosos. Eran años muy duros para la población cubana y por eso mismo, porque no podía callarme aunque fuera a costa de mi seguridad tenía que denunciar los excesos y tropelías que cometían gentes de su aparato represor. Porque yo creía en los aciertos de la Revolución cubana no podía callarme ante sus excesos y errores. ¿Querían colaboración y ayuda? No a cualquier precio. Por eso yo tenía que ser para algunos elementos "un agente infiltrado" desde EEUU. Seguimos durante años enviando medicamentos de gran calidad pero pudimos seguir el destino de los mismos, no para hospitales militares ni para clínicas de extranjeros. Sino para los enfermos más necesitados desde La Habana a Holguin, desde Santa Clara a Santiago. Nosotros no los administrábamos, los entregábamos al Ministerio de sanidad que conocía mejor las necesidades y siempre funcionamos de acuerdo. Igual sucedió con las 4 Bibliotecas de 5.000 ejemplares cada una, de literatura universal, diccionarios, enciclopedias, novela, teatro, poesía, ensayos etc que por acuerdo personal con los Ministros de Educación y de Cultura funcionaron en la Universidad de La Habana, y en otras tres ciudades. No hubo censura alguna, ni nosotros incluimos nada que no fuera de la mejor calidad. Los cubanos habían lacanzado el milagro de ser el país mejor alfabetizado de toda Latinoamérica, entonces deberíamos poner a su alcance la mejor literatura. No fue fácil la tarea de esos ministros, pero lo conseguimos. Ha habido y hay muchas cosas malas, muy malas, reformables, mejorables sin duda pero también tuvieron aciertos en la educación, en la medicina para todos sin comparaciön posible la de ningún otro país del Sur con la alcanzada en Cuba. Esos son, entre otros, los logros que los cubanos no podrán perder y por los que deberán luchar con todas sus fuerzas y con las de todos nosotros, los muchos amigos de ese país extraordinario. Yo desde este blog, le deseo las mejores venturas, el progreso en libertad y en justicia, en solidaridad y en consonancia con su auténtica manera de ser . Cuba puede ocupar un lugar privilegiado en el Caribe, es un crisol de identidades y puede serlo de experiencias. Que los dinosaurios del régimen se retiren a sus cementerios de elefantes, que la ayuda exterior sea generosa y sin contraprestaciones inicuas, que no vengan de Miami a arrasar con sus venganzas y expolios. Cuba ya ha pagado su cota de dolor y de sacrificio, llega el tiempo del desarrollo endógeno, el que le es propio, sostenible, equilibrado y global.

Los cubanos, con los millones de amigos que tienen por el ancho mundo. Nadie que haya visitado y convivido con sus ciudadanos podrá olvidar nunca jamás ese maravilloso país, al que España, su penúltima colonizadora, le está tan obligada. Ahora es cuando de verdad podemos demostrar nuestro afecto y  hacer eficaces nuestra ayuda, nuestro respteo y nuestro aliento. Cuba nunca podrá jamás volver a ser el burdel de EEUU, pero tampoco deberá convertirse en un baño de sangre, de venganzas y de ajustes de cuentas. Mucho menos un satélite de la errática Venezuela. Tiempos difíciles s e avecinan y los bloggers delmundo entero podremos ayudarles.

Seguiremos de cerca los acontecimientos para que nada extraña les suceda, fuera de lo que les pertenece desde largo tiempo. Yo que tuve el privilegio de asistir al entierro de los restos del Che en Santa Clara, quiero traer a este blog algo que él escribió a su mujer y a sus hijos en la última carta desde Bolivia: "Ojalá puedan sentir como propia, en  lo más profundo de ustedes, cualquier injusticia, cometida contra cualquier en cualquier lugar del mundo" ... Y estas otras tomadas de su Diario: "Tusa nietos vivirán para ver el alba"... "Sólo me llevaré a la tumba la pesadilla de una canción inconclusa" (tomada de Nazim hikmet, poeta turco)..."!Tómalo! Es sólo mi corazón. Tómalo en tu mano y, cuando llegue el alba, abre tu mano y deja que el sol lo caliente", escribió en memoria de su amigo Patojo...... "Entrégate, como se entrega el pájaro./ Te tomaré, como los osos toman/ y, tal vez, te besaré despacio para sentirme hombre,/ yo, que soy paloma"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Jarkoe -

El momento crítico en que se encuentra Cuba no debería ser tratado con la esencia absurda del juicio fácil, creo yo, puesto que tampoco hay que ser injustos y es necesario tener en cuenta una situación excepcional como la que vive este pueblo y su gobierno desde hace tantos años. Por ejemplo, Sonia, me encantaría saber para cuántos cubanos es una pesadilla ese sueño de Castro, y en qué sentido, porque las minorías merecen los mismos derechos que los demás grupos, pero no pueden imponerse (sería otra dictadura).
Hace poco un compañero estuvo en Cuba estudiando, y no deja de contar condiciones a veces inimaginables en materia de cultura, de posibilidades para todos, de una enseñanza más libre, de saxofones mezclándose y aprendiendo entre todos... Y, en cambio, esa misma libertad, dice, no existe cuando los medios tienen que informar, o cuando alguien desea contradecir al gobierno...Para él, esa es la única pega. Para mí también, junto a las prisiones, la falta de derechos vitales,... Única, pero muy importante violación (basta leer lo que le ocurrió al profesor).

Así, lo primero es empezar a comprender que justicia y libertad caminan juntas, pues son una, o no caminan, se detienen, como esos dinosaurios tan afamados; pero tampoco hay que olvidar al pueblo cubano, y su condición libertaria, un ideal latente, que deja sentir, aunque lo detenga la incompetencia de un socialismo excluido y desesperado, de unos dirigentes empeñados en una tarea demasiado complicada y que a veces parece más motivada por el mantenimiento del gran púlpito que por el progreso que pretendían el Ché y tantos otros soñadores.

Lo más preocupante hoy, en cambio, es el futuro de un pueblo que anhela su merecida recompensa, una paz verdadera, y la amenaza del hermano, y de más bloqueo, y Miami, el exilio, la Casablanca y la FNCA...
Todo tan complicado y tan ajeno a cada cubano y cada necesidad... Espero que todo vaya bien, poder brindar también por un pueblo que, más allá de uno y otro lado, se encuentre por fín libre de toda opresión.

Sonia Sanz -

Nunca se debe desear el mal a nadie pero la única solución posible para Cuba es el despertar del "sueño de Castro". Un sueño para él que se convierte en pesadilla para los cubanos.

En los periódicos de hoy hemos podido leer numerosos titulares esperanzadores, pero también aquellos que alertaban de que podía no ser el fin de Castro. Quizás no sea el fin, pero lo importante es que la sociedad ha tomado cuenta: otro mundo es posible y la libertad puede estar cerca.

Castro cree dejarlo todo atado pero... ¿hasta qué punto ha pensado que es algo temporal y hasta qué punto se da cuenta de que todo tiene que acabar algún día? El desenlace llegará a nosotros, y esperemos poder brindar con Cubalibre (perdón por el chascarrillo, peor es lo que mejor define mis buenos deseos para los cubanos).

Perru -

La sabiduría universal es genial de la muerte... y un buen coñazo que no soluciona nada salvo los delirios de grandeza alojados en la inmejorable mente del profesor, ese maestro inigualable
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres