Blogia
J. C. García Fajardo

Ciegos en Gaza

La Casa Blanca apoyó ayer la ofensiva militar sobre Gaza tras el secuestro de un soldado israelí al señalar que "Israel tiene derecho a defenderse, y a defender la vida de sus ciudadanos", en palabras del portavoz presidencial Tony Snow, y culpó a Hamás de la escalada. Así se escribe la historia. No lo olvidemos: la prepotencia de los regímenes totalitarios siempre acusaba a quienes quería dominar de pretender "sólo defenderse". Así Stalin, Hitler, Mao, Napoleón... y todos los dictadores expansionistas que llegarona dar pábulo a la nefasta doctrina de "las fronteras naturales" así como a la criminal del "espacio vital" (Das Leben Raum). El Estado de Israel practica hoy lo que lleva condenando desde hace más de medio siglo: ellos pretender ser víctimas, las únicas víctimas y se limitan a defenderse. Es una monstruosidad. Invaden un país (al que no reconocen como tal a pesar de haber creado su Estado en tierras palestinas de las que enviaron al exilio a millones de personas en un auténtico genocidio, por el hecho "de no ser judíos", de no pertenecer a la raza y al pueblo elegidos... ¿por quién? ¿Qué hace el Consejo de Seguridad de la ONU? Llevan meses preparando esta invasión, han sobrevolado Damasco, capital de un Estado soberano; han bombardeado centrales eléctricas, destruido puentes, interrumpido el suministro de aguas... padece la población civil palestina, sin electricidad no pueden funcionar los hospitales, ni los frigoríficos, ni nada. Mantienen en sus cárceles a miles de civiles palestinos, entre ellos a mujeres y a niños... y ahora montan una auténtica invasión de otro país "para salvar al soldado Ryan". Es una infamia y una auténtica violación del Derecho Internacional y de la Carta de la ONU. No han reconocido el resultado de las elecciones democráticas en Palestina... porque no les gustó el resultado. Es la actitud totalitaria, como lo es el que disponga del mayor arsenal nuclerar y de armas de destrucción masiva de todo Oriente Medio. Su control de los lobbies que gobiernan el Gobierno de Washington están fomentando en la opinión pública un rechazo que después ellos venderán como antisemitismo. Esto es falso: tan semitas son los árabes como los judíos. No confundan: lo que se rechaza es el totalitarismo genocida que amenaza con un auténtico Holocausto, otro, el de su venganza para erigirse en potencia hegemónica de Oritente Medio, y con el recurso de los dobles pasaportes y de las dobles nacionalidades asegurarse un control de los recursos financieros y de los medios de comunicación mundiales. Es una monstruosidad contra la que se alzan eminentes personalidades y ciudadanos corrientes del Estado de Israel que no secundan esta política de agresión que conduce al suicidio y la persecución. Quieren hacernos confundir los derechos de los ciudadanos del Estado de Israel con un obscura trama conspiratoria contra los judíos que sólo estos bárbaros prepotentes alimentan. En una sociedad moderna, culta, ilustrada, globalizada, laica e interconectada entre sí por las más modernas tecnologías ya no tienen cabida estas seudopresecuciones raciales o religiosas porque la gente está harta de ideologías. Lo que domina en los actuales gobernantes del Estado de Israel es una ideologización peor que cualquier otro fundamentalismo religioso. Lo malo, lo penoso y de lo que algún día habrán de rendir cuentas, restituir y reparar el daño causado es que están sostenidos por correligionarios queno se dan cuenta de que están sosteniendo a un auténtico grupo terrorista que encima dispone de un Estado armado hasta los dientes y cegado por un fanatismo que ya nadie admite ni puede admitir en una sociedad libre, democrática y regida por Leyes soberanas. Están sembrando vientos huracanados, ya no es polvo. Y la responsabilidad del gobierno de EEUU y de otros gobiernos cómplices con su aydua directa o con su silenno vergonzoso y culplable serán llevados ante los Tibunales de la Historia. Es insoportable tanta prepotencia y tanta ceguera. Los fundamentalistas israelíes son los auténncos "ciegos en Gaza" parodiando la hermosa expresión bíblica. Nesemu

(De los periódicos de hoy: "La entrada masiva de tropas del Ejército israelí en Gaza para buscar a un recluta propio, secuestrado en una operación terrorista conjunta de varias organizaciones palestinas, estaba anunciada y prevista, pero no por ello es menos disparatada. El Gobierno de Ehud Olmert tendrá serias dificultades para explicar a su ciudadanía, a los palestinos y al resto del mundo, cómo vincula lógicamente los esfuerzos por liberar a un soldado secuestrado y la destrucción de la principal central eléctrica de Gaza, llevada a cabo ayer.
Reocupar Gaza con unos miles de militares y cientos de tanques para buscar a cañonazos al soldado Gilad Shalit por los laberínticos campos de refugiados parece la peor elección posible. Sólo el hecho de que aviones israelíes sobrevolaran como advertencia un palacio del máximo dirigente sirio, Bashir al Assad, sugiere los niveles que puede alcanzar una escalada comenzada con el ataque de terroristas palestinos contra una base militar israelí con el saldo de tres soldados muertos, varios heridos y el referido recluta secuestrado. Israel ha dejado claro que considera responsable al Gobierno de Hamás de la suerte del militar y que se plantea represalias también contra Hamás en el exilio de Siria y contra el régimen que lo protege.
El grupo islamista radical, que ahora se ha convertido en el Gobierno de los territorios ocupados tras las elecciones de enero, había de llegar al punto en el que estallaran sus contradicciones internas, casi insalvables, entre la preocupación por los problemas de la población y su fanática guerra a muerte contra Israel. Su obcecación por no reconocer a Israel ha sido causa principal de sus problemas de liquidez, e indirectamente de su enfrentamiento con la OLP y el presidente de la Autoridad Nacional (ANP), Mahmud Abbas. Ayer, sin embargo, Hamás se ofrecía a negociar con el Gobierno hebreo un canje de prisioneros que Olmert rechazó cuando llegaban noticias de otros dos secuestros de israelíes. La nueva situación dará paradójicamente argumentos en Israel tanto a quienes quieren una separación radical con muros y vallas, impuesta unilateralmente, como a quienes creen que las retiradas unilaterales no solucionan nada.
Ahora urge frenar la escalada, lo que pasa por un inmediato fin a la incursión israelí en Gaza y masivas presiones sobre Hamás y Siria para la liberación del soldado. ( y la devolución de los prisioneros civiles palestinos, sobre todo mujeres y niños inocnetes)La alternativa es un insoportable aumento del sufrimiento de la población palestina, con un reagrupamiento de la misma en torno al peor fanatismo, y la merma de seguridad para Israel y la región.
(Ultima hora:) El Ejército de Israel capturó ayer por la noche en Ramala (Cisjordania) a una decena de ministros y diputados palestinos de Hamás, dentro de la operación de castigo por el secuestro de un soldado el pasado domingo. Entre los detenidos se encuentran el viceprimer ministro, Nasser al Shaer, y los titulares de Trabajo y de Cultos. También anoche, los soldados hallaron el cadáver de un colono judío, secuestrado también el domingo. En la franja de Gaza, los bombardeos destruyeron importantes infraestructuras. Tres de los principales puentes se vinieron abajo, y los daños en una central eléctrica dejaron sin luz a dos tercios de la población.

Estamos ante una locura movida por siniestros intereses, inapropiada para el tiempo en que vivimos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres