Blogia
J. C. García Fajardo

¿Quién puede decidir sobre su propia vida cuando está en plenitud de sus facultades mentales?

Interesante y prudente editorial en El País: La eutanasia está ahí

Por más que se quiera ocultar, soslayar o anatemizar, el problema de la eutanasia está y estará cada vez más presente en la realidad social. La muerte del tetrapléjico vallisoletano Jorge León Escudero, obra según todos los indicios de una mano amiga, lo ha vuelto a situar en el debate. Cada vez son más las personas que, como consecuencia de enfermedades irreversibles asociadas al envejecimiento extremo o de accidentes, se encuentran inmersas en situaciones que para ellas no reúnen los requisitos mínimos de una vida humana, de la que quieren liberarse con ayuda médica legal, y no por un acto humanitario pero clandestino.
Se trata de una cuestión delicada, en la que los aspectos éticos y legales se entremezclan, pero que ningún Gobierno, del signo político que sea, puede seguir ignorando. Algunos países, como Holanda y Bélgica, han regulado cuidadosamente la práctica de la eutanasia activa y la correspondiente actuación médica. En España, por el contrario, se mantiene congelado el debate político e institucional, pese a que la sociedad es favorable a abordar la cuestión con la prudencia y el rigor exigibles. El PP ignoró el tema en los ocho años que gobernó, sin duda por su total alineamiento en este punto con las posiciones de la Iglesia.
La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha señalado que la regulación de la eutanasia no figura en la agenda del Gobierno, ya que se trata de un debate político que "no corresponde ahora". Es verdad que el PSOE sólo se comprometió a crear una comisión en el Congreso para estudiar la posible despenalización. Pero de esta comisión no se sabe nada pasado el ecuador de la legislatura.
Es comprensible que el Gobierno module su programa reformista y asuma sus compromisos cuando corresponda. La Iglesia española situó la eutanasia en el frontispicio de su campaña contra las reformas del Gobierno, calificando de "apología del delito" su simple debate, y como "una forma más de homicidio" el hecho en sí. Además, las sedaciones paliativas en el hospital público de Leganés dieron lugar a que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid lanzara una sospecha de eutanasia generalizada, de la que más de un año después no hay rastro alguno. Pero más pronto que tarde, este Gobierno u otro del PP no podrá dejar de dar una respuesta legal, al margen de legítimas y respetables opciones morales, a situaciones personales muy difíciles, frecuentes hoy día y cada vez más en el futuro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

24 comentarios

Esther Román -

Nadie tiene derecho a decidir por nosotros cómo hemos de vivir nuestra vida o si hemos de seguir adelante con ella o no. Mientras quien tenga que decidir tenga las facultades mentales necesarias para hacerlo, que lo haga.
Lo que más gracia me hace es la cuestión de penalizar la eutanasia. Ya de paso ¿por qué no juzgamos a todos aquellos que han intentado suicidarse sin conseguirlo? Cada uno elige y quien decide terminar con su vida es libre de hacerlo. El problema estriba en que alguien tenga que "ayudarte"... ni tus decisiones dependen de ti mismo.

Media Veronika -

Eutanasia es el valor de elegir.Si la libertad se ejerce a base de elecciones en la vida,no sé hasta qué punto tiene autoridad el Gobierno para coartarla.No creo que nadie se levante diciendo "Hoy me apetece abortar y realizar una eutanasia".Nadie quiere morir por gusto.(Y si quisiera,¿por qué no?)¿Qué se evita con esta ley?No acabo de entender cuáles son las motivaciones de los activistas contra la eutanasia y sus obligaciones morales y su lucha "altruista".Es absurdo,como si yo quisiera casarme con un negro y vinieran a impedírmelo grupos de racistas...vaya,creo que me suena a algo...

J.Lennon -

nadie nos preguntó al nacer si queremos estar donde estamos... por favor, que no decidan sobre la hora de nuestra muerte. Tener inmóviles o inutilizables los brazos, o las piernas, no quiere negar la visión ni el pensamiento de alguien que ha decidido por propia voluntad que quiere dejar ésto. Nunca se es un asesino por cumplir el deseo o la voluntad de una persona. Por encima, el corazón, y la cabeza, siempre.

R. M. Posada -

La eutanasia no es más que una herramienta para acabar con el sufrimiento de alguien que no desea seguir padeciéndolo. Es justo dar la opción de elegir a aquellos que no pueden disfrutar de una vida en plenas facultades. Es obvio que se trata de un tema delicado y con multitud de matices, sin embargo, el temor de los gobiernos a tratarlo por miedo a consecuencias políticas, no debería traducirse en la continuidad de la eutanasia como una práctica clandestina. Como dijo Adolfo Suarez, "no se trata de hacer normal lo que es legal, sino de hacer legal lo que es normal"

Gema -

Los enfermos terminales tienen derecho a decidir sobre sus vidas. Sólo quieren parar su sufrimiento.
El debate debe darse ya.

Jarkoe -

Me hierve la sangre cada vez que pienso que hay personas que tratan de juzgar la decisión de una persona, o de una familia que la comprende, sobre algo que sólo le compete a ella, porque es su derecho a elegir y es demasiado duro como para que encima haya quien desea imponer una moral. Su moral... La única legislación útil es aquella que le facilita esa capacidad de elegir, y las religiones, las ideas al respeto, también son una elección del paciente. Que el gobierno anterior no hiciera nada y que el esta legislatura diga que no corresponde ahora es ignorar el sufrimiento y ese derecho (repito, derecho) de todo ser humano.
"No hay moral que pueda oponerse a la razón, ni hay un Dios, ni leyes, ni explicación que me obligue a vivir esta lenta agonía, que me obligue a vivir enterrado en vida" (Habeas Corpus)

Frías -

Como la iglesia lo considera un asesinato, ¿es mejor vivir en esas condiciones? Desde mi punto de vista la eutanasia debería estar aprobada, para que las personas que se encuentran en esa situación, sean capaces de elegir si continuar viviendo sufriendo diariamente y haciendo sufrir a los que tienen a su alrededor. La muerte no es una cosa que se pueda decidir la manera en la que queremos que suceda, pero esas personas que sí que pueden elegirla, se les tendría que brindar esa oportunidad.

ELENA -

La eutanasia no es una cuestión política, religiosa , social sino exclusivamente es un derecho humano.La eutanasia es una opción de vida, es un deseo fruto de la cordura y a la vez de la desesperación. No se debería estudiar la eutanasia como algo inhumano , al contrario creo que es un respiro,un último suspiro de vida que les quedan a los enfermos y que es arrebatado por la ética y todo esos discursos sobre la moral, de lo que está bien o mal. Dejémonos guiar por la razón y abandonemos los prejuicios que desgraciadamente guían nuestras vidas, y nos nublan de toda cordura. Es una decisión que implica la continuidad de una forma de pensar de una persona. ¿Tiene el Estado y la iglesia aquellos valores que tanto predican, si luego ignorar la felicidad de una persona?

Estrada -

He leído en muchos comentarios "morir dignamente". En realidad no se muy bien qué significa eso ni para qué sirve; pero yo no diría que tienen derecho a morir dignamente. Simplemente pienso que si tenemos que elegir casi todo, aunque no querramos ¿por qué no vamos a elegir nuestra muerte?¿quién es la Iglesia o el gobierno... para decidir si debemos vivir o morir? Si uno lo hace sabiendo lo que hace o por qué, nadie tiene derecho a criticarlo. Es su vida y su muerte.

Uqbar -

Ser libre es tener derecho de dirigir tu vida, también sobre la muerte si la vida no es tal. ¿Es un pro suicidio? como si quiere uno suicidarse.

Sonia Sanz -

Vivir DIGNAMENTE, morir de igual manera. Solo tendríamos que preguntarnos qué haríamos nosotros en ese lugar ¿vivir para siempre como un busto parlante en el caso de que puediéramos hablar? ¿ver el dolor propio y ajeno? No por legalizar el aborto se aborta, no por legalizar el divorcio la gente deja de casarse... son medidas para garantizar el bienestar. ¿Qué vida se espera cuando no hay futuro posible?

Atenea -

Creo que los enfermos terminales tienen derecho a decidir si quieren terminar con su sufrimiento.

Alejandra Requena -

No creo que la eutanasia sea asesinato como la iglesia, entre otros, quiere hacernos creer, sino más bien al comntrario.
Intentando ponerme en su lugar..¿qué calidad de vida puede tener una persona que esta inmovil en una cama?
Como puede ser feliz alguien que tiene que ver día tras día la mirada de compasión en sus familiares y amigos? tambien se les va a negar el derecho de acabar con su sufrimiento si es lo que quieren? que menos que dejarles elegir...

Muñoz -

¿quién es la iglesia, el gobierno o la constitución para negarme a mi una vida digna? NADIE puede negar eso a una persona en plenas facultades mentales y mucho menos a quien no las tenga.

Pérez S. -

Cometí el error de poner una errata en el comentario anterior. En vez de feliz quise escribir infeliz.
Aprovecho para poner la letra de una canción del grupo Amset, relacionada con esta cuestión.

"Hoy su cuerpo no está vivo,
no lo pudo soportar,
Prisionera de unos muros
Invisibles a los demás
Con su mente destrozada
Por no poder escapar,
De las garras de esta vida
Y alcanzar su libertad".

"Estatua de carne y hueso
Sólo quieres escapar
Aunque es tu única salida,
El final de tu infierno".

"Han pasado cinco años,
Pero todo sigue igual,
Y el futuro está acechando
Con su cruda realidad".

"El mayor de los engaños
Que ella pudo descubrir,
Fue ser hija de un destino
Que nunca pudo vivir".

Dorian Gray -

Sólo hay que preguntarse que haríamos nosotros en su situación, ¿querríamos seguir viviendo o no aceptaríamos una vida en la que sólo pudiésemos mover los labios...? Se trata de hacer legal algo que se práctica, desde hace siglos, de forma clandestina por temor a una persecución injusta. Habría que revisar este tema en profundidad, porque hay muchos matices. ¿A qué esperan?.

Pérez S. -

Solo el hecho de que los medios se vean obligados a hablar de esto es indignante, incluso si el texto fuera referido a la total despenalización de estos actos de vez por todas; si la vida de una persona no es solo feliz, sino que está sumergida en la más profunda tristeza, encontrándose en una situación inhumana, no entiendo como puede llegar a ser discutible esta cuestión, y mucho menos, la penalización que recae sobre quien obra con la mejor intención del mundo. Cada uno debería de hacer con su vida lo que quiere, y puestos en una situación como esta, echarle una mano a aquella persona que lo necesita, y por la cual podemos sentir algún tipo de afecto, pues lo mejor que podemos hacer por ellos es cumplir su última voluntad.
¿Un homicidio? Que lo llamen como quieran, pues realmente existe una grave distancia entre las leyes y la verdadera justicia. Como bien dijo el profesor un día en clase, el que quiera ser justo que se prepare para sufrir, si estas acciones se consideran infractoras de normas, con mucho gusto muchos nos lanzaríamos a incumplirlas; la justicia moral se sitúa por encima de las leyes que nos han impuesto, y cumplir la voluntad de un ser querido vale más que cualquiera de estas.

enovilla -

Los gobiernos deben poner medidas ya sobre este tema, no solo para que no sea considerado un crimen, sino para evitar ese mal trago a los familiares que se deciden a dar el paso, impotentes de ver como un ser querido les pide algo para lo que les falta valentía. El gobierno socialista se está centrando en temas mucho menos importantes que los que debería, como puede ser el estatut, dejando bastante abandonados los temas importantes, vivienda, jovenes, jubilados, desempleo, etc... No es suficiente con sacar las tropas de Irak, hubo más palabras en sus promesas electorales. ¿Las cumplirán?

Diego Ochoa -

"Ellos" no viven una vida, sino una tortura. Esperan a una muerte que tarda mucho en llegar, y se quieren ir. Intentan morir sufriendo lo menos posible, y lo hacen por sí mismos o con ayuda. Para mi no se está cometiendo ni un suicidio ni un asesinato, sino un acto para ser feliz.
Quiero aclarar que seguro que existen personas con ganas de vivir, y hay que aplaudirles por ello. Sólo me pongo en la situación de personas como Jorge, el cual solo podía mover los labios y su vida duró hasta que ocurrió el fatídico accidente.

Xaime -

El debate sobre la eutanasia activa es uno de esos asuntos recurrentes que aparecen y desaparecen a golpe de titular de periódico. Los partidarios de la legalización de la eutanasia suelen utilizar los ejemplos de Ramón Sampedro o Terry Schiavo -singulares y extremos a mi parecer- en su pugna dialéctica porque saben de su impacto en una opinión pública sensible ante el dolor de los demás.
Creo que los argumentos en pro del suicidio asistido nace de un grave equívoco: contraponer dos principios, el derecho a la vida y el derecho a una muerte digna, que no son imcompatibles. Las legislaciones occidentales han establecido la diferencia entre la eutanasia y la aceptación del hecho irreversible de la muerte -con dos excepciones-. El concepto de dignidad acompaña al ser humano en todas las circustancias sin que la enfermedad, por incapacitante que sea, le reste ni un ápice. Ése es el concepto universal que hay que defender frente a un falso sentido de la compasión. La cuestión no es legalizar la eutanasia activa, que es rechazable, sino aplicar los criterios en los que se inspira la eutanasia pasiva. Y, por supuesto, atender al enfermo y su familia en la lucha por la vida, no por la muerte.

Bealma -

Está claro que un marco es legal porque lo es para todos y ese es el hecho por el que se necesitan reformas. A veces pienso que para algunos casos se giran las tornas: en vez de ser la ley hecha para el ciudadano y su bienestar, parece que somos nosotros los que sobramos dentro de nuestra propia herramienta.

Recuerdo cuando paso aquello del hopital de Leganés. Mi madre lleva 30 años trabajando en una clínica y ademas un tío suyo al que tuvo que cuidar hasta el último momento, estuvo en la unidad de cuidados paliativos, que no es si no una agonía constante e inhumana que desemboca en una costosa muerte. A veces es solo alargar la agonía y creo que todo ser humano tene la libre elección de morir en paz (que no digo que se quite esa posibilidad, pero sí que se pueda elegir).

En cambio, en el caso de la eutanasia lo veo todo mucho mas claro. Lo que no es funciona es el cuerpo, no la cabeza, por lo tanto están capacitados, incluso iré más allá y diré que tienen el DERECHO a elegir.

El año pasado en clase tenía una compañera en silla de ruedas completamente inmovilizada. Y Mar, que así se llamaba, no se perdía ni una sola clase, hacía absolutamente todas las prácticas, preguntaba cualquier duda y sobre todo, creo que emanaba muchas mas ganas de vivir que muchos de los 113 que eramos el año pasado.

Pero también es cierto que hay gente afectada por la inmovilidad total que no lo ve así, y es igual de respetable.

Por cierto, qué buena película 'mar adentro'. Creo que sobra el final, cuando aguanta el plano de como le hace el efecto el veneno porque, desde mi punto de vista, se carga el enfoque sobre el que oscila la película de tratar un tema delicado con naturalidad y filosofía, y cae un poco en 'la carnaza', ya que el plano a partir de que bebe con la pajita se puede omitir perfectamente o sugerir de otra manera... vaya, ya me he ido por las ramas...

SEVILLANO -

Leyes para todo, incluso para morir dignamente. Con temas así nos damos cuenta de que la libertad está muy lejos todavía.

Carlos Miguélez -

Quizá conozca a ese mexicano al que se refiere Zola. Es muy majo (el mexicano, no Zola).
Pasando a cosas serias, si el sentido de la vida es ser feliz, ¿por qué empecinarse en extender eternamente el dolor y el sufrimiento de las personas? Digo eternamente porque uhn minuto no es para ellos lo que es para nosotros.

Zola -

Sólo es dar un poco más de libertad a los ciudadanos. ¿Tan difícil les resulta? Igual piensan que al aprobar la eutanasia, todos los no creyentes nos íbamos a practicarla. Total, siguen imponiendo una "moral" única... Y así mantienen a nuestros políticos, como diría un amigo mexicano, "atados en corto". Preparados a salir a la calle si no se respeta su opción moral, porque es la única válida y porque vale muchos votos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres