Blogia
J. C. García Fajardo

"Guía del mundo 2009". El mundo visto desde el Sur.

 

Cada año, al recomendar bibliografía a mis alumnos de Hª del Pensamiento Político y Social, o de algunos de los seminarios o talleres de periodismo que he dirigido, nunca faltaba este libro fundamental. Desde hace unos años, está en Internet actualizado www.guiadelmundo.org.uy. Contiene la más amplia y clara información actualizada sobre 238 países: datos básicos; sinopsis informativa sobre el medio ambiente, la sociedad y el estado; historia desde los primeros pobladores hasta el presente; la bandera y el himno nacional; mapas nacionales y regionales; fotos y estadísticas; situación de los derechos humanos y las condiciones sociales.
El prólogo de su director, Roberto Bissio, suele estar precedida de alguna de las historias sabias de Nasreddin:
Nasreddin Hodja, un simpático maestro que vivió en Medio Oriente hace casi mil años, había tomado prestada una olla de su vecino. El tiempo pasaba y la olla no volvía, por lo que el vecino llamó a su puerta.
- “Maestro, si ya terminaste de usar la olla; ¿podría llevármela? Mi esposa la necesita hoy mismo”.
Cuando Hodja volvió con la olla, el vecino se percató de que en su interior había una ollita.
- “¿Y esto qué es?”
- “¡Felicidades, vecino! Tu olla dio a luz una ollita bebé”, dijo Hodja.
El vecino, encantado, agradeció a Hodja, tomó su olla y la ollita nueva, y se fue a casa. Unas semanas después, Hodja pidió prestada la olla nuevamente. Y una vez más, demoraba una eternidad en devolverla. El vecino no tuvo más remedio que volver a pedirla.
- “Ah, se lamentó Hodja, `Me temo que tu olla murió.”

- “Maestro, eso no es posible. ¡Una olla no puede morir!”, exclamó el incrédulo vecino.
- “¿Mi estimado amigo, si aceptaste que puede dar a luz por qué no puedes creer que también puede morir?”

* * *

¿No somos todos un poco como el vecino de Hodja? A diario nos bombardean los mensajes de demagogos y publicistas que piensan que todo el mundo está dispuesto a aceptar teorías ridículas que ‘explican’ lo que de todas formas queremos creer. Pero ellos son más sutiles que Hodja y jamás nos confrontan con la agria consecuencia lógica de nuestra propia credulidad. Para complacer al público, las ollas de los medios de comunicación modernos siempre dan a luz, pero nunca mueren.
En la Guía del Mundo respetamos a nuestros lectores, más aun porque muchos de ellos son estudiantes. No están dispuestos a creer en ollas moribundas, pero para empezar tampoco quieren oír que dan a luz. Este es un texto de referencia, y su principal objetivo es proporcionar datos y detalles. Pero decidimos denominarlo “Guía” porque deseamos ofrecer algo más que una colección de cifras, fechas y nombres, y presentarlo de tal manera que estimule el pensamiento crítico sobre nuestro complejo mundo contemporáneo.

Desde sus inicios, a mediados de la década de 1970 la Guía se alejó de las explicaciones hechas en serie, en un intento expreso por destacar el punto de vista de lo que algunos llaman el “tercer mundo” y otros el “Sur global”: las mayorías excluidas, las víctimas de la globalización, las voces desoídas de los pobres, las mujeres, los pueblos indígenas.

El equipo editorial del Instituto del Tercer Mundo dirigido por Amir Hamed trabajó con dedicación y orgullo para mantener esta tradición y al mismo tiempo renovar el producto y hacer de esta nueva edición no sólo una versión actualizada de la anterior, sino una herramienta totalmente reformulada, con secciones nuevas, más diagramas, una diseño más fácil de leer y el máximo nivel de excelencia.

En definitiva, como enseñaba mi abuela, nunca le devuelvas a tu vecino una olla vacía… y con ese espíritu le ofrecemos al lector alimento para el pensamiento con lo mejor de nuestros sabores locales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres