Blogia
J. C. García Fajardo

El Prof. J. A. Marina defiende la asignatura Educación para la Ciudadanía

De El Plural tomo la reseña del interesante artículo publicado por el Prof. J. A, Marina en El Mundo y cuya lectura completa recomiendo. Porque en este Blog tomamos partido por la importancia, legalidad y la necesidad de esa asignatura. No hay más que ver la reacción que ha suscitado y las falacias y sofismas en que apoyan sus ataques ideologizados y viscerales. Creían que España era su cortijo y querían mantener su derecho de pernada. Creo que, al final, toda esta trifulca de un episcopado tridentino y de unos medios afines va a resultar que acelerará medidas constitucionals que hace mucho tiempo que debieron haberse tomado. Nesemu

El filósofo José Antonio Marina recibe la controversia generada en torno a Educación para la Ciudadanía (EpC) como una lección práctica que ya ha conseguido la asignatura: la capacidad de debatir. El prestigoso profesor reclama que el debate se prolongue “con la mayor transparencia y lucidez posibles”.
Marina, autor del manual de texto de Educación para la Ciudadanía de la editorial SM hace un gesto a la Conferencia Episcopal, al Foro de la Familia y al grupo de Profesionales para la Ética al "reconocer" a todos ellos “la tenacidad y el apasionamiento con que están fomentando el debate”. Asegura que, aunque no está de acuerdo con sus opiniones, “no merecen que se les identifique con los vocingleros que les jalean” y defiende su derecho a manifestar sus posturas. Como nosotros la nuestra.
El filósofo vuelve a rebatir argumentalmente algunos de los asuntos que se esgrimen contra la asignatura. Recuerda que el Estado no puede imponer ninguna ideología, ya que “los Estados confesionales son siempre nefastos. La historia de los totalitarismos del siglo pasado, incluido el franquista, demuestra que hay que andarse con cuidado con los poderes conferidos al Estado”. Sin embargo, vivimos en una democracia, como enseña EpC, donde “todos los poderes deben legitimarse y limitarse” y “reconocemos al Estado competencias educativas”. Si se acepta que existe “un conjunto de principios éticos universalmente válidos” el Estado está legitimado para incluir la ética en los contenidos educativos.
En cuanto a los padres que defienden la objeción de conciencia para que sus hijos no cursen EpC amparándose en el “derecho a educar”, Marina se muestra contundente. Señala que lo fundamental “es el derecho de los niños a ser bien educados” ya que “hablar del derecho a educar -sea por parte de los padres, de las iglesias, el Estado o quien sea- es presuntuoso, implica una patrimonialización de los niños”.
Defiende que en la asignatura se enseñará incluso la objeción de conciencia como “muestra del respeto del sistema democrático hacia la conciencia privada” y como mecanismo que “permite, nada menos, que desobedecer una ley por motivos religiosos o morales”. Pero recuerda que “este espléndido derecho no es absoluto, porque entonces entraría en quiebra toda seguridad jurídica, sino que tiene que ser rigurosa y racionalmente justificado en cada caso”. Se pregunta así si hay razones en este caso para ejercerla.
A la Iglesia católica le indica que “los derechos humanos son grandes defensores de la religión, puesto que reconocen el derecho a la libertad religiosa, de conciencia o de culto” y remite a Tomás de Aquino, que señala cómo la teología moral puede perfeccionar a la moral natural, por lo que concluye que “las religiones no tienen nada que temer de la ética”.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

creditos -

Hay cosas peores que la Educación para la Ciudadanía

Estamos de acuerdo en que es inconstitucional que un Régimen, cualquiera que sea, adoctrine en las escuelas. Pero ¿qué ha pasado en la comunidad autónoma Vasca? (y eso que ho había Educación para la Ciudadanía) o en Cataluña... hay muchas formas de adoctrinamiento en las escuelas, e incluso más peligrosas que la la asignatura en cuestión.
¿De dónde salen los cachorros terroristas? ¿Quién y dónde los ha adoctrinado? La respuesta es sencilla: las ikastolas. (sin necesidad de Educación para la Ciudadanía).
Y NADIE dice ni hace nada.

Carlos Menéndez

Raúl -

Igual si se llamara educación(por cambiar algo) para el espíritu nacional(¿suena a algo no?), no os gustaba tanto.En cuanto a Marina , reconocido socialista, no se que es lo que va a decir si se está llevando una millonada por los libros de la asignatura , que gracias a Dios(con perdón de la palabra)no se va a impartir donde no gobierne el Psoe , ya que habrá alternativas y donde si que gobierne se objetará , asi que la darán... pues ya sabemos quienes, los de siempre.

Maximiliano Antúnez -

Me parece de interés la advertencia de Cañizares a los centros que impartan Educación para la Ciudadanía
"Estarán colaborando con el mal"
El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Cañizares, ha advertido hoy a los colegios religiosos que si imparten la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía estarán "colaborando con el mal". Lo ha hecho en unas jornadas sobre la asignatura, organizadas por la Escuela de Negocios CEU en las que también ha participado el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, quien denunció la "clara intromisión" en los derechos de los padres al apostar por esta materia.
Noticias relacionadas"Es el Estado quien decide las asignaturas", defendían los obispos en 2004 Los obispos piden que se usen "todos los medios legítimos" contra Educación para la Ciudadanía Más ataques de los obispos a Educación para la Ciudadanía Cañizares y Rouco, la Iglesia más reaccionaria, contra Educación para la Ciudadanía
Además el cardenal arzobispo consideró que el Estado, con esta asignatura traspasa sus propias competencias ya que está "imponiendo" una formación de la conciencia moral a todos los alumnos. En su opinión la materia incluye temas que "bueno, conveniente y necesario" que se aborden como la Constitución, el papel de las instituciones, el trabajo, los sindicatos o la urbanidad, pero, al mismo tiempo, incluye enseñanzas "morales laicas" que deberían estar incluidas en una asignatura de libre elección.
El representante español de la Iglesia Católica considera que, según la Constitución, la formación moral es algo que deben elegir los padres y, por lo tanto, "debería ser una materia opcional que se ofreciese desde una moral laica, y eso no se ha querido hacer".
Cañizares pidió al Estado que respete el artículo 27.3 de la Constitución, que establece expresamente el "derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales". Mientras no sea así, defendió, "los padres, evidentemente, tienen derecho a hacer objeción de conciencia".
Por su parte, Benigno Blanco, recordó que el artículo 16 de la Constitución recoge el derecho a la libertad ideológica y religiosa de los españoles. El presidente del ultraconservador Foro de la Familia criticó que la nueva asignatura haga suya la ideología de género y la libertad sexual de las personas, "algo que muchos padres no compartimos", subrayó.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres