Blogia
J. C. García Fajardo

El Vaticano y Amnistía Internacional, enfrentados por el aborto. Un nuevo desafío para la prestigiosa Organización Humanitaria A I

Que "no impongan sus creencias" a los demás. Una vez más, el Vaticano, esa institución jurídica que representa a la jerarquía y a fieles católicos que libremente la aceptan, ha vuelto a meterse en terreno vedado: el ámbito de los laicos, de los fieles de otras religiones, de los agnósticos y librepensadores. AI es una Organización que lucha por la defensa de los DDHH en todo el mundo y que ha prestado impagables servicios a la sociedad: contra la tortura, a favor de los presos en situaciones de peligro y en tantas situaciones en las que se compromete por la justicia, por la vida y por la libertad. De todos, también de los niños inocentes que han padecido a millares, durante siglos, y todavía padecen los abusos de pederastas protegidos por una inmoral, injusta y despiadada política de ocultar ante la justicia y ante el mundo esas prácticas ejercitados por clérigos célibes de esa confesión. Es curiosa su obsesión por su visión de la vida, del cigoto, del feto, del matrimonio y de la sexualidad en general desde la de ellos reprimida y que durante siglos ha permitido nutrir sus filas "en la enseñanza, sobre todo" de imnumerables obsesos sexuales. Ahora, una vez más, pontifica sobre el derecho a disponer de su cuerpo, de su erotismo, de su sexualidad y de su maternidad de las mujeres víctimas y más desprotegidas del mundo. ¡Pero si en los países más desarrollados y cultos del mundo está legislado cuando y como se debe y se puede interrumpir un embarazo! Son incorregibles. Pero creo que AI, en defensa de los Derechos Humanos de los más débiles e indefensos: los niños abusados y violados podría ocuparse del tema con sus conocidas eficacia, profesionalidad y constancia. Adjunto lo leído esta mañana. Nesemu  : "La Santa Sede inició la confrontación al asegurar que tanto los fieles como las organizaciones católicas “deberían retirar su apoyo” a Amnistía Internacional (AI) debido a su recientemente aprobada política a favor del aborto en determinados casos. La respuesta de la ONG ha sido muy clara, pues mantiene que nunca ha recibido dinero del Vaticano y que las mujeres son quienes deben decidir en su cuerpo, y no ellos.
Noticias relacionadasAmnistía Internacional alerta de los juicios ilegales de Guantánamo Amnistía Internacional denuncia torturas y malos tratos policiales en España El Papa amenaza con la excomunión a los políticos que legislen a favor del aborto AI defendió ayer nuevamente el derecho de las mujeres a decidir libremente, según su conciencia y sin amenazas, sobre sus “derechos reproductivos”, en reacción a la condena por el Vaticano del “giro a favor del aborto” de esa organización defensora de los derechos humanos. Neutral en esta materia hasta este año, AI decidió apoyar el aborto en caso de que su vida o salud esté en peligro o haya sido víctima de una violación.
Una de las máximas responsables de AI, Kate Gilmore, aclaró que esta ONG no recibe financiación del Vaticano ni de ningún otro Estado porque ello le da libertad para “hablarle con claridad al poder”. A través de un comunicado, AI recordó que en su estatuto internacional se declara “independiente de gobiernos, partidos políticos, iglesias, confesiones religiosas, organizaciones, entes y grupos de cualquier género.
Gilmore afirmó que ellos trabajan “en un marco legal laico” y que defienden el derecho de todas las personas a sus creencias religiosas siempre y cuando “no traten de imponerlas a los demás”. Lamentó también que la actitud del Vaticano coincida con una tendencia creciente de muchos líderes mundiales a la intolerancia, “lo estamos viendo en Rusia y también en China”.
AI ha tenido que salir en defensa propia después de que el cardenal Renato Martino, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, publicara un comunicado según el cual “colocarse de parte de la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo es una traición a la finalidad de esa institución (AI)” defensora de los derechos humanos. El comunicado agregaba que una “consecuencia inevitable de esa decisión será la suspensión de cualquier financiación de Amnistía Internacional por parte de organizaciones católicas y también de los católicos a nivel individual”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Manuel -

Querido Borja Robert:
"La razón y la ciencia han superado en todos los aspectos lo que la religión ofrece". Me temo que sobrevaloras el poder de la razón y de la ciencia. Credo quia absurdum.

Querida Emma Bernardo:
"¿Qué se puede esperar de una organización anclada en el pasado?" No tiene nada de malo anclarse en el pasado. La democracia, por ejemplo, lo está. Por otro lado, ¿crees que anclarse en el futuro, como la Cienciología por ejemplo, es garantía de infalibilidad?
Querido Diego López:
Estoy de acuerdo contigo. Si no estoy mal informado, existen algunos centros de ayuda como los que tú citas, aunque claro, siempre podría haber más.
Querido Manuel:
¡Hay que joerse! ¡Quién te ha visto y quién te ve! Parezco un curilla.

Buenas noches, compañía.

pau -

Pobrecitos. No saben ni donde meten "su" dinero. Luego nos enteramos que las parroquias hacen lo que les place sin escuchar las directrices del bobo romano.

Jorge P. -

Hay niños a quienes en vida les están robando la infancia.

Media Veronika -

Leí esta noticia en la Gaceta de los negocios por casualidad, porque no suelo leer este periódico, y me quedé a cuadros por la forma en que se trataba. Citaban palabras textuales de AI en el que explicaban muy coherentemente su postura, y terminaban ya fuera de citas el párrafo con algo así como "Es decir, que está a favor del aborto" en un tono de todo menos amigable. Para redondear la noticia, daban voz al Foro de la Familia, si no recuerdo mal, que opinaban que con este tema a ver con qué autoridad ahora iba a defender AI los derechos humanos, y especialmente condenar la pena de muerte cuando se habían erigido en defensores de feticidios... todo este artículo dentro de la sección Iglesia.

Borja Robert -

A ver si es verdad que se animan de una vez por todas a excomulgar a diestro y siniestro a todos los pecadores de este mundo que abortan, legislan a favor del aborto, follan por gusto (y con condón), y demás "horribles pecados que atentan contra la dignidad de la humanidad". No tienen lo que hay que tener (ni huevos, ni convicción)

Yo personalmente estoy ya cansado de ver como lo hacen solo en paises y/o regiones pobres, incultas, donde tener más o menos fieles no les supone más dinero en subvenciones del estado, donde la fé y la religión son parte fundamental de la vida diaria de la gente, donde no formar parte del "rebaño" puede significar una exclusión social total.

Que, como ya se han dado casos, una niña sudamericana de 10 años y toda su familia sean excomulgados por ella abortar después de ser violada y yo tenga que prácticamente denunciar a la Iglesia en la Agencia de Protección de Datos para poder apostatar, es un insulto a la inteligencia y da una idea bien clara de lo que le interesa a la Iglesia: dinero, influencia, control social, en definitiva poder.

Dar caña a AI, una de las ONGs que más ha hecho por nuestro planeta, es otro insulto a la inteligencia, ganas de meterse donde no les han llamado y provocar, vete a saber cual es su verdadera intención.

Sigo pensando que la Iglesia Católica sabe que ya tiene la "batalla del primer mundo" perdida (a excepción de EEUU, donde no la iglesia católica, pero si las demás sectas cristianas cada día parece que tienen más influencia, o al menos, más relevancia pública). Aqui la gente, en su mayoría, pasa de ellos, de lo que digan o de lo que hagan, aunque se les saque en los medios con regularidad. Cada día hay menos creyentes y menos practicantes, y es algo imparable. Hasta los creyentes practicantes se pasan la doctrina por el arco de triunfo, total, luego el domingo confesión y la vida sigue. La razón y la ciencia han superado en todos los aspectos lo que la religión ofrece. Su única baza de supervivencia es hacerse más fuerte y más radical alli donde todavía pinta algo: en los paises pobres, con mucho analfabeto, mucha incultura y mucho pensamiento mágico.

Como ya no les queda ni la posibilidad de adaptarse a los tiempos puesto que la ciencia avanza infinitamente más rápido de lo que pueden avanzar los laberintos teológicos desde los que reinterpretar su libro sagrado para que toda su doctrina milenaria (con excepciones, claro) no suene absolutamente ridícula, ha llegado el momento para la Iglesia de perecer, y sus estertores dan miedo.

Emma Bernardo -

¿Legislar el aborto? ¿No debería de decidir la madre, que supongo que tendrá causas suficientemente justificadas para decidir si aborta o no? Creo que nadie aborta como si tomase un café o fuera al cine. Habría que respetar sus razones y sus decisiones, después de todo va a repercutir directamente en ella.
¿Qué se puede esperar de una organización anclada en el pasado? Si con tal de que no admitir el preservativo miran para otro lado al morir millones de personas víctimas del SIDA. Es cuestión de prioridades.

Diego López -

Yo creo que el aborto debería estar legislado, como ya lo está en muchos países, dentro de unos límites y haciendo valer unas reglas.

La Iglesia, como tantas otras veces, vuelve a menter las narices para imponer su opinión. Entiendo y comprendo que los católicos, por sus creencias y convicciones, no acepten el aborto. Por lo tanto, en vez de imponer el ¡No al aborto! que creen centros de ayuda para madres que quieren tener a su hijo, pero no tienen medios económicos o materiales para ello. Eso es una buena labor.

Salud.

Belén -

Hambre
Genocidios
Pobreza
Falta de acceso a agua potable
Guerras
Pederastia
Malos tratos
Cárceles como Guantánamo

¿¿Aborto??
Nada como tener claras las prioridades....

Edu -

Bajo mi punto de vista la Iglesia no está es condiciones actualmente de atacar así a ningún tipo de organización.
Al margen de eso resulta increíble que el Vaticano se atreva a ir contra una organización que tanto ahce por los derechos de los demás, sobre todo teniendo en cuenta que ellos, en muchas ocasiones llevan a cabo actos abominables e instan a sus seguidores a que apoyen causas en contra de la salud o los derechos fundamentales de los hombres, aunque eso no signifique que entre ellos no haya numerosos teólogos o misioneros, por ejemplo, que sean un ejemplo a seguir.
Esta es una nueva oportunidad para que todos vean cómo se las gasta la Iglesia ya que, al menos a mi manera de ver, no hace falta tener un líder u organización religiosa para ser creyente y menos si la doctrina que representa ha sido tergiversada a lo largo de la historia únicamente para conseguir los intereses de quienes la defienden.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres