Blogia
J. C. García Fajardo

La caza de brujas en Polonia alcanza al fallecido Kapuscinski

En este blog ya nos habíamos ocupado de este tema cuando elogiamos la labor periodística de Kapuscinski. Pero no pasó de ahí. No es posible trabajar profesionalmente bajo una dictadura sin relacionarse con el régimen. De ahí a convertirse en espía, topo, confidente o colaborador de la represión va un trecho. Es preciso no desorbitar las cosas como sucede con el Premio Nobel Günter Grass. El actual régimen político de Polonia es peligroso por excluyente, y puede dificultar la integración de la Unión Europea. No se puede construir el futuro con la mirada en el pasado. LLo cualno quiere decir que si alguien ha cometido un grave delito contra los derechos humanos no tenga que dar cuenta del mismo. Pero sin venganzas ni descalificaciones generalizadas. Nesemu
La caza de brujas lanzada en Polonia para limpiar cualquier resto del pasado comunista ha alcanzado a uno de los escritores y periodistas más prestigiosos del país, Ryszard Kapuscinski. El reportero, que falleció en enero, colaboró con los servicios secretos del régimen comunista mientras viajaba por medio mundo para escribir las crónicas que le hicieron famoso, según un expediente archivado en el Instituto de la Memoria Nacional, organismo utilizado por el Gobierno para su campaña de depuración ideológica anticomunista.
Kapuscinski no delató a ningún compañero, ni proporcionó información útil a la policía secreta, según se desprende del expediente secreto que ayer publicó la revista Newsweek Polska. Como todos los corresponsales extranjeros de las agencias estatales de noticias de la Europa comunista, debía colaborar con los servicios secretos si quería salir del país. Pero en el estado de histeria anticomunista que ahora vive Polonia, impulsada por los gemelos conservadores Lech y Jaroslaw Kaczynski (presidente y primer ministro), cualquier indicio de haber ayudado a la dictadura comunista es motivo de polémica. El Gobierno ha amenazado varias ocasiones con destapar el pasado comunista de lo que los Kaczynski llaman "falsas figuras de prestigio".
"Durante su colaboración, se ha mostrado cooperador, pero no ha proporcionado a la GB [policía secreta comunista] informaciones interesantes", según escribió un agente en uno de los informes que aparecen en su expediente y en los que se dice que trabajó para los servicios secretos entre 1967 y 1972. Sin embargo, el periodista se limitaba a describir la situación política general de los países que visitaba. Tres documentos muestran que recibió dinero a cambio.
Fuentes periodísticas polacas afirmaban ayer que la filtración del documento es un intento de desacreditar al escritor, que entre 1959 y 1981 cubrió los conflictos más importantes como corresponsal de la Agencia Nacional Polaca y retrató la pobreza de África y América Latina. El mismo Kapuscinski reconoció hace tiempo que, cuando trabajaba, tenía que escribir tres versiones de la misma historia: una para él mismo, otra para que se pudiera publicar en la agencia y otra para los espías.
La filtración de este expediente, archivado en el Instituto de la Memoria Nacional (investiga el pasado comunista), se produce después de una serie de informaciones que han salido a la luz estos días sobre la supuesta colaboración de prominentes figuras de la vida polaca con la policía secreta del régimen que dirigió el país de 1945 a 1989.
El Constitucional debía decidir sobre una polémica medida del Gobierno que obligaba a periodistas, profesores y directores de empresas cotizadas a confesar si colaboraron con los servicios secretos. Un diputado del partido de los Kaczynski aireó entonces los informes secretos de dos de 15 magistrados. Los jueces afectados dimitieron, aunque ayudaron a los espías tan poco como Kapuscinski. Pese a las presiones, el Constitucional declaró ilegal la iniciativa del Gobierno.
Kapuscinski, que sonó como candidato al premio Nobel, escribió libros que son auténticos referentes para los periodistas de hoy, como El emperador, El sha y La guerra del fútbol. "Los reporteros estadounidenses no tenían que trabajar con la CIA para salir del país", explicó a Reuters Ernst Skalski, periodista y amigo del reportero polaco. "Kapuscinski tuvo que hacerlo... Si no lo hubiera hecho, no habría escrito sus libros".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

María Vindel -

En las dictaduras, aquél que quiera salir al extranjero, crear una empresar o mil cosas más, tiene que colaborar con el régimen dictatorial porque sino le encerarán en la cárcel por desorden ante el régimen. Muchos de los denominados "rojos" tuvieron que colaborar con Franco para evitar la muerte de sus familiares o para salvar sus propias vidas, aunque el odio y la íra les comía por dentro, pero era colaborar o morir. Otros tomaron la decisión de morir.

Ana Carrión Guijarro -

¿Que sucede en Polonia? ¿Una caza de brujas como en los años '50 en EE.UU? Desde mi opinión, no entiendo porque pasa ahora esto, es más, no creo que sea positivo para el pueblo polaco. No creo que ni para ellos ni para el país sea ahora necesario y trascendente está "caza de brujas". Respecto a Kapuscinski,informó lo que vio y oyó en sus viajes como todos los demás que salieron del país, pero él no hizo nada contra nadie, sólo dejarnos interesantes cosas para leer. No sé que quieren descubrir de él que no se sepa ya.

Teresa Montesinos -

Son ganas de manchar el buen nombre de Kapuscinski, porque sino a santo de qué viene decir que colaboró con el régimen comunista, como si hubieran descubierto algo nuevo...

Irene Zugasti -

Quién durante la dictadura comunista polaca no era colaborador del régimen... Es absurda esta limpieza que se está llevando a cabo en Polonia, puesto que no conduce a ningún fin. Además, independientemente de su colaboración con el régimen, no puede tacharse a un buen periodista como fue Kapucinsky de "falsa figura de prestigio".

Eva Losada -

Ya se sabe que para poder permanecer en un país durante una dictadura y no salir mal parado, hay que apoyar, al menos de cara a la galería, al dictador que está en el poder. Y Kapuscinski, no es menos, hizo lo que tenía que hacer. De todos modos, no tenemos ningún derecho en meternos y juzgar lo que el, como cada cual, hace con su vida. Cada uno vive su vida como quiere, y tiene sus principios, ideas y opiniones... lo que no se puede negar es que este hombre fue un gran periodista, y siempre será recordado por eso. Eso es lo que nos debe importar.

Alicia Martín -

Al igual que mis compañeros estoy de acuerdo que en una dictadura para que no te echen del país o exiliarte tienes que "comulgar" con sus ideas. Si no hubiese hecho esto el gran Kapuscinski no nos habría dejado su legado periodístico.

jose navareño garrido -

durante cualquier dictadura significa tener libertad ser partidario de la dictadura y crear cierta amistad con el dictador sino recordemos la de España y los artistas.

Irene Moreno Palmero -

Nunca es bueno cometer excesos, si para abrirse paso en la Polonia comunista tuvo que colaborar ahora judgarle y señalarle por ello sería un error, aún así no se le debe restar importancia aunque tampoco se debería caer en desprestigios innecesarios.

Ana Caterina López -

Lo que hay que sacar en claro de todo esto es que la gente tiene derecho a evolucionar, a replantearse las cosas, a madurar,... y como dice mi abuela "nunca es tarde si la dicha es buena"

Raúl -

Pues que va a pasar... nada,otro "intelectual" radical de izquierdas, de esos si que tenemos unos claros ejemplos en España.

carla -

Está claro que en un régimen comunista, si quería algo de "libertad" y seguir adelante siendo un buen periodista, como demostró, tenía que ser favorable al gobierno para poder aprocvechar las oportunidades. Es obvio que si no hubiese sido por eso, no hubiese podido recorerse el mundo en busca de noticias internacionales u otras... Pero como claro ejemplo en Espña es el de Adolfo Suárez, para que irnos tan lejos!!!

Ignacio Álvarez -

Si vivía en un país que de una forma u otra tenía que apoyar al regimen comunista para vivir, pues es lógico que tuviera que apoyarle. Lo mismo ocurre en España. Suarez, presidente de gobierno, era falangista. Como hemos dicho esta mañana, las personas evolucionan de mentalidad, salvo algunas...

Sara Martín -

No nos podemos dejar embaucar ni hacer excesivo eco de todo lo que estos dos hermanos saquen a la luz porque le estaremos dando la misma importancia que ellos. ¿qué hay de novedoso o de importante en que Kapuscinski colaborara con la dictadura comunista?. Y sobre todo ¿ hasta dónde llegó esta colaboración?

David González Punzón -

¿Qué decir de un maestro del periodismo? Todas estas acciones las hacía porque necesitaba trabajar en su país. Si no hubiese ayudado a su país, le habrían echado del trabajo, igual que en las distintas dictaduras ocurría,como ocurrió en España. Había gente que no estaba de acuerdo, pero hacía lo que le decían para que no le destituyeran o echasen del país o, incluso peor, lo matasen como traidor al régimen. Pienso que Kapuscinsky se encontraba en esta situación y no podía hacer otra cosa. Ahora bien, desde mi punto de vista, sí que me parece bien que estas cosas se sepan, no es agua pasada. Es bueno, conocer la vida completa de estos genios, como ha ocurrido con Günter Grass.

David Gamella Pérez -

Durante una dictadura todas las personas que quieren desempeñar su profesión "libremente" o simplemente sobrevivir, deben tener cierta relación con el régimen. Es el caso del actual papa Benedicto XVI que se vio obligado a formar parte de las juventudes hitlerianas, pero también de muchas otras personalidades públicas (como Kapuscinsky en este caso). Más cercano para nosotros es el caso de profesores, artistas, actores... durante la dictadura de Franco. Abrir las heridas del pasado no puede traer nada bueno, juzgar a las personas sin conocer cuál fue su situación tampoco.

pau -

Lo curioso es que dentro de muchos años, es posible que otros cazadores de brujas recuerden insistentemente a estos hermanos y sus compinches, para denigrarlos y apartarlos de la sociedad.
Lo mismo de siempre, la historia de la eterna caza.

Y lo peor es que me alegraré.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres