Blogia
J. C. García Fajardo

Europa se hace mestiza

CCS 23 02 2007

 

En el mestizaje está la esperanza de un desarrollo sostenible que aleje el fantasma de la explosión demográfica que es la auténtica bomba de destrucción masiva, pues agota el medio que nos sostiene. Está demostrado que en los países en los que la mujer tiene acceso a la educación la curva demográfica se estabiliza, pero en los países más ricos el envejecimiento de la población anuncia la ruina del sistema. Por eso celebramos que España se haga mestiza. Un cálculo reciente atribuía a la inmigración el 50% del aumento del PIB en el último lustro. Los niños nacidos con al menos un progenitor extranjero son ya el 17,6% a nivel nacional. Entre los países de la OCDE, España ha pasado en cinco años del puesto 21 al 11 en porcentaje de extranjeros respecto a la población total (8,5%). Han aportado savia nueva al viejo tronco: aquí viven y trabajan, consumen, pagan cotizaciones e impuestos, dinamizan la sociedad. Además, se casan y tienen hijos. La natalidad española remonta gracias a este grupo.

Las mujeres que han llegado de fuera tienen más hijos (1,73 de promedio) que las españolas (1,28), pero su tasa de fecundidad baja en cuanto se someten a nuestro modelo económico: trabajo, alojamiento, créditos. Las dificultades para conciliar trabajo y familia y la escasez de servicios de atención infantil asequibles pasan factura si no aportamos los factores correctores de la natural deriva.La nueva situación obliga a reforzar los mecanismos de integración de estos nuevos españoles. La escuela y los servicios públicos tienen un papel central, pero para que lo alcancen se requieren medios adecuados y un aumento de los recursos necesarios. Discutamos sobre esto y no sólo sobre los efectos de la inmigración ilegal, una pequeña parte de la que llega a nuestro suelo. En esto sí que todos  podemos ayudar a una integración en libertad, en democracia y en el disfrute y garantía de los derechos humanos y sociales. A menudo se olvida que un gran porcentaje de los extranjeros que viven aquí son pensionistas europeos que aportan su riqueza y su cultura.Quienes llegan al país de acogida tienen que respetar las leyes que recogen los derechos fundamentales y que son causa del desarrollo y bienestar que les sedujeron para abandonar sus lugares de origen. Ningún país desarrollado puede aceptar que en su territorio se margine a la mujer o a los menores en cualquiera de sus formas, ni que se mutilen ni que se les obligue a casarse contra su voluntad. Son derechos fundamentales reconocidos tras duras conquistas sociales. Otra cosa es el respeto a sus costumbres en la comida, en el vestido, en sus fiestas o prácticas religiosas, siempre que no alteren el orden establecido.
El diálogo intercultural enriquece a los ciudadanos de orígenes diversos. Todos somos mestizos y pertenecemos a una misma raza humana con matices diversos. Los países de acogida deben mostrar una actitud de respeto por el otro y de mutua ayuda con los que llegan para integrarse con nosotros sin que nadie pierda sus señas de identidad.
Nuestro periclitado modelo de desarrollo sostiene que hay que levantar los controles sobre el flujo de capitales, la información y los servicios. Pero cuando se trata de inmigrantes y refugiados los países ricos imponen su derecho a controlar sus fronteras.
Hace cincuenta años, ni los africanos ni los latinoamericanos emigraban en la proporción actual. Emigrábamos los europeos meridionales: españoles, portugueses, italianos y griegos; también los irlandeses. 
La psicosis de invasión de emigrantes es insensata y suicida pues pone en peligro el crecimiento económico y el desarrollo social de un país que durante siglos se apoyó en la emigración a Latinoamérica, aparte de los millones de ciudadanos que España envió a diversos países de Europa en similares condiciones a las de los inmigrantes que hoy tanto les asustan.
Cualquier política de inmigración fracasará si se limita a trabajar sobre las condiciones de destino y no aborda lo que ocurre en el origen. Los países europeos tienen que reconocer el derecho natural a la emigración y favorecer la legislación más generosa para convertirnos en tierra de asilo, como simple reciprocidad en la acogida de quienes un día recibieron a decenas de millones de europeos. Es posible favorecer esa integración sin absorción alguna. Es preciso celebrar la inmigración que necesitamos para sobrevivir y dar lugar a pueblos nuevos en tierras remozadas. La inventiva del ser humano es inconmensurable. No está lejano el día en que sabremos transformar la explotación, las guerras y los prejuicios en innovaciones capaces de organizar una sociedad cosmopolita, global y en la paz que procede de la justicia. Aunque sea por mera supervivencia.
 José Carlos Gª Fajardo 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

Sylvia -

Me ha resultado muy grato leer este post donde se respira matyormente tolerancia y solidaridad hacia seres humanos que venimos de fuera a intentar labarnos un futuro en un país que no es el nuestro pero en una tierra a que es de todos: el mundo.No es fácil pero con el tiempo resulta esperanzador mirar hacia adelante y ver que las puertas se abren también para nosotros, por eso gracias a todos los que con bondad y paciencia acogen y dan la mano a millones de personas que ven en la inmigración su única salida.

Nydia Lorente -

Muchos se quejan de los inmigrantes y olvidan, o no quieren recordar que hace años nosotros, los españoles, tuvimos que emigrar para poder sobrevivir. Bien, pues ellos es lo único que quieren porque ¡¡tienen derecho!! quieren sobrevivir y poder darle a sus hijos lo que ellos no tuvieron. Muchos vienen sin papeles a trabajar, pero como no tienen papeles no se les puede contratar, si no se les contrata no consiguen los papeles y así pueden pasar años, la pescadilla que se muerde la cola. Incluso, conozco un caso en que la persona en cuestión tenía derecho a sus papeles por tener ascendencia española, madrileña más concretamente, y ha estado atemorizada y trabajando por un sueldo mísero y "bajo mano" porque teniendo derecho a tener los papeles no se los daban, tardó unos 2 ó 3 años en conseguirlos pero ahora ""disfruta"" siendo 'mileurista', por lo menos lleva una vida mejor. Deberíamos luchar por unos salarios más elevados, entre otras cosas, y dejar tanta protesta contra el botellón, que si se ha conseguido 'legalizar' (hasta cuando es la pregunta jeje) podemos intentar más cosas, por intentarlo no se pierde nada.

M. Ossorio -

En el fondo, que Europa se haga más mestiza no debería ser noticia, sino un proceso natural. ¿Por qué cada raza o grupo étnico tendría que reproducirse sólo con los semejantes? Todos somos iguales, y lo somos para todo. Hay que dejarse de prejuicios y de ideas prefabricadas que sólo nos llevan al caos.

Mi enhorabuena a toda esa gente, a la que admiro, que tiene las agallas se partir un día de su país, dejando todo lo conocido hasta el momento, y, con una mano delante y otra detrás, se embarcan en una aventura en busca de un futuro. La mayoría lo encuentra a base de trabajo, mucho trabajo. Es, simplemente, admirable. Conozco muchos casos (como la mayoría de todos vosotros) y lo único que puedo tener hacia ellos es admiración plena. No todo el mundo sería capaz de hacer eso. Es pura valentía. Y cuando ves la evolución de esa gente (que obtienen buenos trabajos, que consiguen una casa propia...) lo único que recorre tu cuerpo es alegría. O al menos ese es mi caso.

Reitero mi enhorabuena.

Ana Caterina López -

Hablamos de una necesidad mutua... además de una riquísima aportación que debíamos aprovechar a cada instante

Teresa Montesinos -

Habría que dar las gracias a los inmigrantes, pues gracias a ellos hemos alcanzado un gran desarrollo y dejar de lado tantos prejuicios como existen hoy en día así como la absurda idea de que "vienen aquí a quitarnos el trabajo".

Montoya -

No creo que esto sea el progreso sino seguir la línea a natural del hombre .
¿cuá es el problema de que Europa se mestize?El hombre nació para relacionarse con sus semejantes a partir de ahí conseguir la felicidad para el colectivo .
Hoy en día todavía esto es el reto al que no hemos logrado y seguimos viéndolo desde una perspectiva opaca llena de prejuicios .

María Vindel -

Para aquellos que prefieran quedarse en casa esta noche y no tengan ganas de ver la típica pelicula de antena tres o telecinco, además, la han repito miles de veces. Aquí os dejo una sugerencia, me lo ha recordado la lectura del post.

CADENA: LA 2
22:30 EN PORTADA

DETRÁS DE LA ABAYA

DIRECCIÓN: JUAN ANTONIO SACALUGA
GUIÓN: ESTHER VÁZQUEZ
REALIZACIÓN: ÁNGEL NAVARRO GÓMEZ
PRODUCCIÓN: CARLOS JERÓNIMO DE PAZ CARLOS
IMAGEN: EVARISTO CANETE
SONIDO: JOSÉ MARTÍNEZ
MONTAJE: JOSÉ MARTÍNEZ

El tercer reportaje de la serie llevará hasta el mundo islámico y, en
concreto, a una de las regiones más conservadoras y restrictivas para la
mujer: las monarquías petroleras del Golfo Pérsico. Lo más interesante
que mostrará el reportaje es que también allí se están produciendo
cambios acelerados en la condición de la mujer. Sin embargo, la presión
social y familiar frena algunas de las iniciativas transformadoras.
La mayoría de las mujeres de esta zona desean una transformación de sus
sociedades sin traumas, que les permita mantener lo mejor de sus
tradiciones. Alrededor de un 80% de la población femenina posee estudios
universitarios y muchas empiezan a ocupar puestos importantes en la
sociedad, antes reservados en exclusiva a los hombres. Incluso se
atreven a denunciar situaciones injustas o leyes discriminatorias.

SUBTITULADO PARA SORDOS

Jorge Inarejos -

Los países de acogida deben tratar con respeto a personas extranjeras, pues al igual que nosotros, ellos también sienten y padecen .
Posiblemente se acabe así con la desigualdad y estemos abiertos a nuevas formas de ver el mundo.

Jesús Elvira -

La inmigración no se tiene que ver ni bien ni mal, simplemente necesaria. La gente tiene la necesidad de sobrevivir, y no se les puede negar...precisamente cuando los españoles hicimos exáctamente lo mismo.Ahora bien, si analizamos el fenómeno friamente en un sentido material también nos daremos cuenta de la necesidad: ¿quién recoge fresas por cuatro duros?, ¿quién trabaja en los invernaderos para que podamos comer tomates en cualquier época del año, y no sólo nosotros sino también gran parte de la población europea?. Yo soy de Almería y he visto este panorama desde muy cerca: gente humilde aceptando cualquier trabajo para salir adelante.¿Por qué no ganan más? Porque no tienen papeles.¿Porqué lo hacen? Porque comen, porque se ponen enfermos y porque tienen familias. No los critiquemos, !NOS APROVECHAMOS DE ELLOS!
Una vez escuché a una señora diciendo que nos estaban quitando el trabajo...!¿que no están quitando qué?!es de risa.
Los inmigrantes ingresan dinero en España y para colmo se llevan (no todos) los peores trabajos. Además la multiculturalidad es buena, siempre y cuando no se pierdan nuestras tradiciones (cosa que claramente no está pasando).
¿Por qué la gente los critica? yo tengo una pista: ignoran...

Azahara Morales -

Con anterioridad ya habiamos hablado de este tema y como entonces estoy a favor de la inmigración. Nos están ayudando no solo a que ascienda el porcentaje de natalidad sino que también aportan unos ingresos y cotizaciones que facilitan la jubilación de todos en un futuro. Dejemos los prejuicios a un lado y concentrémonos en mejorar la situación todos juntos.

Lara Ayala -

Viendo estos datos, parece mentira que aún haya gente que se queje de la llegada de inmigrantes a nuestro país. Sin ellos nosotros no podríamos tener el nivel de vida que llevamos, nuestros mayores no podrían cobrar pensiones y el nivel de natalidad descenderia a niveles escalofriantes. A ellos les debemos muchas cosas, y sin embargo somos capaces de decirles que son ellos los que nos deben a nosotros eterna gratitud y beneficios por estar aquí en "nuestro" país, por dejarles trabajar en "nuestros" empleos, por dejar a sus hijos estudiar en "nuestras" escuelas.... pero en fin...la verdad es que sin ellos nostros no tendríamos futuro y creo que deberíamos pensar eso cuando los vemos, cuando hablamos con ellos...intentar comprenderles, simplemente intentar ser un poco más humanos.

Juan González -

La mujer tiene acceso a la educación en todos sitios, la educación que le corresponde a su lugar. Lo que cambia es la mentalidad, porque por mucho que se intente convencer sobre el beneficio de la moderación, la estabilidad y la proporción a la hora de tener hijos, la tradición de una familia numerosa para fortalecer el clan y asegurar un futuro sin jubilaciones. Además de la bendición divina. Obviamnete, en todos los lugares prima una ley: mirar por nuestro intereses mas próximos y normalmente a corto plazo.
Por otra parte, me temo también que antes que agotar nuestro medio, nos agotaremos nosotros, porque a ligual que las manadas de animales que devastan las praderas, se quedan sin comida y después mueren para nuevamente crecer, puede suceder lo mismo, porque ya somos una gran manada, aunque unos devastan mas que otros. Dios no quiera que tengamos que pasar por una catástrofe y volver a empezar...

jose navareño garrido -

Es muy necesaria una ayuda para que los españoles tengan hijos, los inmigrantes también los tienen pero no sabemos cuanto duraran aqui en España y si no son legales no seran ni contabilizados, de hay desde mi punto de vista la importancia de los inmigrantes legales. España cada vez se hace más vieja por eso necesitamos que empiecen a nacer niños para que ellos saquen adelante dentro de unos años nuestro país.

Leticia -

Sería necesario ayudas económicas que fomentaran la natalidad. Es verdad que los inmigrantes tienen más niños pero no se sabe hasta cuándo va a durar. Ellos, al igual que los españoles, tendrán que hacerse cargo el hombre y la mujer del trabajo, dejando de lado la familia. Tengamos en cuenta posibles medidas para no que caigan las cifras, España se envejece.

alejandro estrada -

Como ya dije en el comentario del otro día, toda inmigración es buena siempre y cuando sea controlada y legal. Los inmigrantes contribuyen en la economía española. Si pensamos en el futuro, el hecho de que aumente la natalidad gracias a estos grupos es muy bueno porque suponen mas cotizaciones a la seguridad social, si no fuera por ellos y la natalidad continuara disminuyendo, ¿podrían tener nuestros padres o nosotros mismos un salario de jubilación?, la respuesta es no, serían tan pocos los ingresos en la seguridad social no serían suficientes para garantizar la jubilación de los mayores del futuro.

A. Olea -

El trámite por el que pasamos los españoles en la actualidad ya se ha producido en países como Reino Unido o Francia. En ellos, se dan dos fenómenos paralelos: al tiempo que la integracion y el mestizaje son mayores, también lo son los guetos y la marginación de una parte de los inmigrantes.

Debemos aprender de estos estados, de sus fallos y sus aciertos, adoptar buenas políticas de integración y darles las mismas oportunidades que se nos dan a nosotros. Sólo así podremos crecer con, y no a pesar de ellos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres