Blogia
J. C. García Fajardo

En el Mestizaje está la esperanza de la concordia entre los pueblos

No a la multicultaralidad que produce exclusión y guetos. Sí a la acogida, a la integración con el mutuo respeto y un mismo proyecto de futuro. España se hace mestiza. Los niños nacidos con al menos un progenitor extranjero son ya el 17,6% a nivel nacional (y más del 20% en seis comunidades: Baleares, Cataluña, La Rioja, Madrid, Murcia y Valencia). Entre los países de la OCDE, España ha pasado en cinco años del puesto 21 al 11 en porcentaje de extranjeros respecto a la población total (8,5%). Han aportado savia nueva al viejo tronco: aquí viven y trabajan, consumen, pagan cotizaciones e impuestos, dinamizan la sociedad. Un cálculo reciente atribuía a la inmigración el 50% del aumento del PIB en el último lustro. Además, se casan y tienen hijos. La natalidad española remonta sobre todo gracias a este grupo. Hace una década los demógrafos auguraron que a mediados del siglo XXI España tendría unos 30 millones de habitantes; ahora calculan que serán 53 millones.
Las mujeres que han llegado de fuera tienen más hijos (1,73 de promedio) que las españolas (1,28), pero quizá no por mucho tiempo: su tasa de fecundidad baja en cuanto se someten a nuestro modelo económico: trabajo, alojamiento, créditos. Las dificultades para conciliar trabajo y familia y la escasez de servicios de atención infantil asequibles pasan factura. Y en conjunto el promedio de hijos por mujer es de 1,34, muy lejos todavía del nivel mínimo de reemplazon generacional: 2,1.
La nueva situación obliga a reforzar los mecanismos de integración de estos nuevos españoles. La escuela y los servicios públicos tienen un papel central para ello, pero para que lo alcancen se requieren medios adecuados y un aumento de los recursos proporcional al menos al de la población. Discutamos también sobre esto y no sólo sobre los efectos de la inmigración ilegal, una pequeña parte de la que llega a nuestro suelo. En esto sí que todos somos corresponsables solidarios y podemos ayudar a una integración en libertad, en demoracia y en el disfrute y garantía de los derechos humanos y sociales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

Nydia Lorente -

Simplemente... TOLERANCIA y COMPRENSIÓN.

Carpintero -

tolerate a ti mismo, luego tolerarás a los demás.

Emma Bernardo -

España es un crisol de culturas y nacionalidades a veces muy dispares. Entre los españoles también hay diferencias: ¿En qué se parece un andaluz a un asturiano? ¿Y este a un balear o un castellano? Somos todos españoles con una lengua y un territorio común. ¿Y a caso estas diferencias restan más que suman? Pues lo mismo ocurre con los emigrantes. La gran mayoría vienen a buscar el pan de cada día. Hacen el trabajo que los españoles ya no queremos hacer (campo, construcción; hostelería trabajando 10 y 12 horas diarias; servicio doméstico, cuidado de ancianos…) pluriempleándose, de modo que sus hijos quedan descuidados; por escasez de guarderías públicas y de asistencia social, en general. España está a la cola de la Unión Europea en gasto social. Esos hijos descuidados no tienen apenas control, lo que produce que se agrupen en bandas y da lugar a futuros problemas.
Démonos cuenta, que la inmigración no es un problema sino una solución.

María Diez -

Debemos aprender a convivir todos en paz, todos queremos ser respetados de una manera tolerante.¿Por que no podemos hacer nosotros lo mismo? Todos tenemos libertad,fracaso respeto, éxito y responsabilidad y debemos aprender a crecer con ello.

xulico para leache -

Pues yo no veo ninguna buena educación en los que están aquí tirados en las calles ,insultando a las señoras que pasan, o los que se dedican a dejar todo hecho un asco.. tu conocerás a los educados de tu país , yo conozco a los educados de aquí. No tienen que ser siempre los de aquí lo mejor, sólo que aquí es costumbre valorar siempre lo de fuera y no lo que se tiene "en casa" pero no tienen porque necesariamente ser mejor los de aquí ni mucho menos.

leache para xulico -

Para nada es una mentira, al menos en mi caso siempre que me dirigen la palabra para preguntar o comentar algo siempre lo hacen con muy buena educacion, cosa que no me pasa con gente de este pais, aunque habra de todo.

Con respecto a lo de valorar más lo de fuera que lo de aqui, no se que inconveniente tienes, acaso los de aqui siempre tiene que ser lo mejor???

xulico -

Por supuesto que son necesarios, pero vamos de ahí a decir, que "siempre hablan con buenos modos y con una amabilidad que muchos quisieran en este país" , jajaja , debe ser una broma, eso es una mentira como una casa, así de claro. Hay de todo como en todos sitios , no se puede englobar a todos, no hay que valorar siempre más lo de fuera que lo de aquí.

Sergio Martín -

No debemos camuflar el racismo existente en nuestra sociedad sino erradicarlo. La xenofobia esta muy presente en nuestro país y medidas como la creación de guetos no hace más que tensar las relaciones. Eso no es acogida, eso no es respeto, eso no es igualdad, no llamemos a las cosas por un nombre que no es el suyo. Debemos tomar conciencia de la situación, debemos luchar por una verdadera tolerancia y una verdadera integración, porque solo unidos, independientemente de nuestras nacionalidades o razas, podremos caminar juntos y empujar entre todos la rueda del progreso para conseguir una sociedad, un país y finalmente un mundo mejores.

Paola Hexel -

Esta mañana me he fijado en un padre y su hijo, de origen latino, de Ecuador probablemente. Ambos llevaban unas gorras, algo desgastadas. El pequeño llevaba una con la palabra “España” en grande, con los colores de la bandera. El padre llevaba una del Real Madrid.
Me ha venido a la cabeza la idea de que para que los extranjeros se integren, necesiten llevar símbolos para no sufrir desprecio y porque sino, saben, que van a ser discriminados. Me ha parecido curioso en un primer momento. Pero si lo piensas hemos sido nosotros los causantes de llegar a este punto. Todos alguna vez hemos actuado así, nos hemos quejado de los extranjeros, de los inmigrantes, de las personas que vienen a trabajar a España. Quién no se ha metido en algún momento con los inmigrantes por no atenerse a las costumbres españolas. Yo también lo he hecho, pero pensando tranquila y detenidamente: es verdad que hay (grandes) diferencias entre nosotros, diferentes culturas, costumbres, hasta el habla es distinta entre españoles y sudamericanos. Y es normal que haya rifirrafes, pero no hay que llegar al punto de ser intolerantes. El hecho de haber pensado en este tema cuando he visto las gorras, hace que esté patente este problema, ya que he creído que es por integrarse y no simplemente porque al señor le gustara el Real Madrid y el niño llevara una gorra del lugar donde vive, sin más.
No hay que olvidar que muchos trabajos, que descartamos, lo hacen ellos, gran parte de los inmigrantes. Como es el trabajo de barrendero, obrero, vendedor ambulante, etc. Es imposible que las personas que vivan en Madrid no vean a más de un barrendero en un mismo día que no sea sudamericano o rumano. ¿Qué pasa, qué estos trabajos son denigrantes para que los hagan los españoles, o son muy duros? Lo que piensan muchos es: “se los dejamos a ellos, total, quieren trabajar en este país, pues que trabajen de lo que sea y sino que se vayan.” Hay otro sector que piensa también que nos quitan el puesto, porque cobran menos al no tener papeles, por tanto no son legales, y el dueño se evita los pagos al estado. Por lo que muchos empresarios prefieren a inmigrantes.
Lo primero, si esto sucede es por culpa de los que dan el empleo, ya que no regularizan al personal inflingiendo una ley. Y segundo, hay muchas veces que ellos no cobran y han trabajado para nada; es un riesgo para ellos y no únicamente una bendición.
Me temo que va a pasar mucho tiempo. Si es que llega el día, en el que este problema se disuelva. Nosotros somos un país democrático muy joven y estamos empezando a vivir la inmigración. Países como Francia llevan ya con este hecho más tiempo, y todo sigue siendo igual, sigue existiendo esta problemática. El futuro se nos presenta, más que incierto, muy claro.

Sylvia -

A mi parecer poco a poco la gente se va mostrando más tolerante con el colectivo inmigrante. La igualdad es algo fundamental en una sociedad multicultural como la nuestra y por lo tanto debemos aprender a convivir en paz y armonia, con respeto y recordando siempre que somos ciudadanos del mundo y que como bien dicen algunos de mis compañeros "todos somos inmigrantes"...

jose navareño Garrido -

Lo que esta claro es que gracias a la explotacion de muchos inmigrantes, muchos paises salen hacia delante, ¿ que es justo? pues no lo se creo que nadie deberia ser explotado, pero que nos beneficiamos todos lo tengo claro

alejandro estrada -

El nacionalismo de tiempos de Franco y Hitler ya es agua pasada, la sociedad de hoy en día necesita a los inmigrantes para que pueda seguir funcionando. Como vemos en el artículo, la imigración contribuye al aumento en un 50% del PIB en los últimos años. Toda imigración es buena, siempre y cuando esté regulada y sea legal.

Cristina de la Llana -

Los inmigrantes como hemos visto son necesarios para el futuro de nuestro país. Deberíamos dejar de pensar siempre en la imagen del inmigrante ilegal que viene a robarnos...por el amor de dios, ¿ que hariamos muchos de nosotros? ¿ dejar que nuestra familia muera en la miseria? Para empezar tenemos que comprender que hay mucha gente que viene a trabajar y a ganarse el pan como cualquiera de nosotros y debemos saber ponernos en el lugar del que arriesga su vida sin saber ni siquiera cual es el futuro que le espera. Un poco de empatía y comprensión. Somos los ciudadanos los primeros que podemos hacer algo para que la integración sea cada vez mayor.

Rôvënty -

empatía

Teresa Montesinos -

"Renovarse o morir"
La llegada de inmigrantes ha ayudado sin ninguna duda al desarrollo económico del país, no solamente causan problemas o conflictos como cree una gran parte de la sociedad. Es una pena que se generalice tanto hoy en día, si un imnigrante mata a alguien o algo por el estilo ya los metemos a todos en el mismo saco. Un poco más de cabeza por favor...

David Gamella Pérez -

Los inmigrantes deben adaptarse a los estilos de vida de los países que les acogen. Nosotros debemos cambiar, para convertir a España en un país plural y moderno que se encuentre dentro de la vanguardia europea de la solidaridad.

leache -

Gritare que ardan las banderas por la fraternidad...

La gente no se da cuenta que los inmigrantes son necesarios para la natalidad. Además están trayendo los buenos modales a España de nuevo, siempre hablan con buenos modos y con una amabilidad que muchos quisieran en este país.

María Vindel -

La inmigración no es una cosa nueva, muchos españoles no hace tantos años tuvieron que abandonar su país para buscar una vida mejor. Hoy día, esto sigue pasando con los españoles.
España, es uno de los paises que más inmigrantes recibe al año. Se establecen en España, buscan un trabajo, contribuyen a la economía española, y además, nos enseñan otras formas de concebir la vida, nos demuestran su fortaleza y sus ganas de superarse para conseguir su sueño: llevar una vida mejor y digna.

Belén -

Aprendamos a vivir en libertad, tolerancia y comprensión porque, no sé si nos hará más buenos, pero al menos nos hará más felices...

Leticia -

Creo que el racismo siempre va a existir porque olvidamos que en el fondo todos somos inmigrantes. La esperanza son las nuevas generaciones que crecen sin ver diferencias de piel o de rasgos. El ejemplo son los niños de mi pueblo, una guardería con tantas culturas, sin embargo, se ven todos igual, juegan y ríen; los únicos que ven las diferencias son los padres...

Jorge Inarejos -

Las personas que proceden de otros países diferentes al nuestro, deben ser respetadas como seres humanos que son.
Debemos olvidar el nacionalismo estremista, para así acoger a otras culturas diferentes que pueden aportarnos grandes conocimientos.

NaDiA -

La hipocresía de los gobiernos de todos los países, son los que han fomentado que sean mal vistos los inmigrantes ilegales, puesto que ninguno reconoce que "son un mal necesario" si así quieren verlo; tanto para sus economías como para la sociedad...
Todo parece indicar que el racismo en pleno siglo XXI sigue vigente y todo porque le seguimos teniendo miedo a la diversidad
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres