Blogia
J. C. García Fajardo

F M I: El Alguacil, alguacilado

En el Fondo Monetario Internacional no salen las cuentas: se habla de poner a la venta 403 toneladas de oro, de las 3.217 que acumulan en sus reservas. Esa venta supondría un beneficio de 1’7 miles de millones de DTS (unidad de cuenta en la FMI que equivale a 1’5 dólares). O sea, 2.235 mil millones de dólares para colocarlos en un “fondo especial” que le reportaría casi 200 millones de dólares al año al 3%.Es una de las conclusiones publicadas el 31 de enero por el “Comité  para una Financiación Sostenible a Largo Plazo del FMI”. Lo elaboraron “eminentes personalidades bancarias” llamadas por Rodrigo Rato para evitar el colapso de las finanzas del Fondo creado hace 67 años para ayudar a los países que no han sabido administrar bien las suyas. Es el alguacil alguacilado, el controlador enfermo que pide ayuda a sus colegas porque no le salen las cuentas debido al exceso de funcionarios y economistas que han aumentado en un 30% entre 1997 y 2005. Los gastos de gestión y de representación se han duplicado en los últimos años.El FMI vivía de los intereses que cobraba a los países a los que daba créditos. Desde Gran Bretaña, Francia, Rusia o España han padecido los rigores de sus terapias de choque. Ahora, sus principales clientes lo han abandonado y han adelantado el pago de sus deudas: Brasil, Argentina, Indonesia, Argelia, Bulgaria, Uruguay y otros que se disponen a hacerlo. Han dejado de ingresar 33.000 millones de dólares. Al 1 de febrero sus préstamos han caído a 15.000 millones de los 108.000 millones de dólares que mantenían en 2003 y de cuyos intereses vivían con un despilfarro incomprensible en una institución creada en Brettón Woods para “el desarrollo” de los países más necesitados.Sin los 10.500 millones de dólares que les debe Turquía sus presupuestos ya habrían naufragado pues ya sólo tienen 35 países prestatarios, y no van a ser los 18 países africanos y otros 17 que les adeudan cantidades los que le ayuden a mantener sus enormes presupuestos.A menos créditos, menos comisiones e intereses. El presupuesto del FMI era de 930 millones de dólares para 2006, de los cuales el 72% para pagar los sueldos de sus 2.716 empleados. En 2007, tendrán un agujero de más de 100 millones de dólares. El Comité explica que si no se aplican drásticas “terapias” como las que ellos aplicaron a otros países, en 2008, el déficit sería de 186 millones y, en 2010, de 367 millones de dólares.El Director general del FMI, Rodrigo Rato, pidió ese Informe a un equipo formado por el presidente del Banco central Europeo, el gobernador del Banco Central de China, el del Banco central de Sudáfrica, el del Banco central mexicano, el de la Agencia Tributaria de Arabia y el incombustible Alan Greenspan, último presidente de la Reserva federal de EEUU. Todos bajo la coordinación de Andrew Crockett, Presidente del JP Morgan Chase Internacional.El veredicto ha sido implacable: el FMI sólo se encuentra bien mientras haya en el mundo muchos países enfermos, pero no cuando estos prefieren otras formas de crédito que no les sometan al férreo sistema del modelo de desarrollo sobre el cual fue concebido. No es que ya no haya países con dificultades, pero la experiencia ha demostrado que la terapia aplicada por los agentes del FMI resultaban más duras y asfixiantes que la enfermedad.Lo que sí afirma el Comité es que no pueden elevar su tasa de interés, que deben reducir gastos en su administración y en sus desplazamientos y representación. Es decir, lo que ellos han estado exigiendo a los países que recibían sus préstamos, aún a costa de privatizar sus riquezas nacionales, o de disminuir las reglamentaciones en el trabajo, o reducir gastos en educación y en sanidad porque “no eran rentables” a corto plazo. Este es uno de los aspectos más sangrantes de sus terapias. Sobre todo, recomiendan que se vendan una parte de sus enormes reservas en oro para hacerlas más rentables. Ese plan tiene que ser sometido a sus 185 Estados miembros en abril, en Washington. Es preciso reunir el 85% de los derechos de voto, no del número de países votantes porque EEUU tiene el 17% de los votos que equivalen a un veto. Otros países ricos también tienen más derechos de voto, como la Unión Europea que tiene el 32% mientras que los 53 países de África sólo alcanzan el 30%, en la improbable hipótesis de que votasen unidos. Esos derechos están en función de sus depósitos pero, como en la composición del Consejo de seguridad de la ONU, ha primado la prepotencia de los vencedores en la II Guerra. Un problema que otros países con economías emergentes no están dispuestos a tolerarlo.

José Carlos Gª Fajardo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Sylvia -

Triste pero cierto...prima y seguirá primando "la ley del más fuerte" y lo de "cuanto más tengo, más quiero". Por desgracia en este mundo en que vivimos el que más posee solamente se preocupa de enriquecerse más y en ningún caso se permite pensar siquiera en la posibilidad de actuar en nombre de eso que se conoce como "solidaridad". Así va el mundo...

Teresa Cambril -

Y se supone que uno de los objetivos del FMI es la reducción de la pobreza....
Quizá este organismo tenga sentido en cuanto a su función de "guiar" las políticas económicas de sus países miembros, porque hay que tener claro que los mercados ya son internacionales....Pero creo que precisamente por su carácter internacional no debería imponer unos condicionamientos a los países en vias de desarrollo que acaban por ahogarlos. Ojala gestionase los recursos de estos países, con la misma preocupación con que gestiona los suyos.

Sara Ayllón -

el materialismo es la perdición, el dinero....la destrucción??

Irene Zugasti -

El FMI es una mentira, debería desaparecer. Si fuera una verdad, hubiera hecho mucho más de lo que hace. Si ahora no le salen las cuentas, veremos a quien va a recurrir.

Noelia (Roja) -

El FMI se ocupa de controlar las políticas de los países pobres, garantizando que seguirán en la pobreza, para que así las grandes empresas puedan hacerse con su mano de obra, sus recursos naturales, etc. El FMI es una de las expresiones de la Dictadura Global.

jose navareño garrido -

Si todo ese dinero que esta reservado, se lo dieran a paises pobres lograrian un poquito salir de tanta pobreza, es indiganante estas cosas, ya que lo hacen que este en secreto y nadie lo sepa por que sabiendolo nos sentimos todos culpables. Ese dinero aydaria mucho a los pobres y a los ricos no les sirve de nada, así que menos separar tanto el mundo y a ver si aprendemos a ser más humanos que nos vendria a todos de lujo

Carpintero -

el dinero corrompe, el FMI enferma y destruye.

nerea -

lo realmente necesario es el impuesto de solidaridad. Que los gigantes de la fortuna planetaria paguen para que ningún país, ninguna nación, ninguna persona pase hambre ni miseria. Eso no debería ser considerado como préstamo, sino como ayuda a un hermano.

Jarkoe -

Creían que el Fondo no tenía fondos, pero han caído hasta lo más bajo: vivir del sacrificio de los demás, y de qué modo... No se puede pretender el desarrollo desde la opulencia. Nunca. Aunque, en realidad, no creo que lo hayan pretendido alguna vez. Con todo lo que podrían haber hecho... Espero que cambien.

David Gamella Pérez -

La historia de siempre, los ricos se hacen los interesados por salvar a los pobres, pero acaban enriqueciendose a su costa.... Hasta cuándo?

Jorge Inarejos -

El Fondo Monetario Internacional tenía en un principio como principal objetivo reducir la pobreza; sin embargo la realidad es muy distinta, pues no solo no la ha reducido sino que la ha incrementado.
Si siguen existiendo este tipo de organizaciones, será más complejo cambiar la situación del mundo a mejor.

Alicia Martín -

Si todo el dinero que tiene el FMI reservado para cuando sus “países amigos” se queden sin dinero (países ricos) se utilizase para fines que de verdad son necesarios, tales como acabar con la deuda externa o intentar paliar la pobreza de los países subdesarrollados, otro gallo cantaría, pero no, tan solo miran por su bien, les importa muy poco las desgracias ajenas, con tener para ellos el resto del planeta no les importa.

alejandro estrada -

Unos tanto y otros tan poco, con todo este dinero del Fondo Monetario Internacional se podrían solucionar verdaderos poblemas de algunos países del tercer mundo, problemas de hambre, problemas sanitarios, problemas de educación...

Alberto Luque -

Podría el FMI recortar todas las dietas, viajes, etc. de sus empleados como hacían con las becas a estudiantes en África...

Silvie -

Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres