Blogia
J. C. García Fajardo

Mi lucha personal: Agresión a pueblos y tierras en la carrera a Dakar

Cada año me sublevo contra esa bárbara carrera que se inició como "Paris-Dakkar" y que después fue cambiando de lugar de salida: Barcelona, Granada y ahora Lisboa, después del show en Madrid con su alcalde a la cabeza. Y aunque cada año cambian parte del itinerario, como este año que no los admiten en Tombuctú, colgaré varios artículos semejantes para expresar mi repulsa, mi indignación y mi desconsuelo porque he conocido todas esas tierras, pueblos y gentes y los admiro y respeto. Recordad que, gracias a las protestas de miles de internautas, llamadas a las emisoras y cartas a los periodicos y  a las Tv, de detuvo la locura de ese rally que llegóa atravesar siete países entre los más pobres de Africa saharaiana: Marruecos, Mauritania, Senegal, Mali, Niger, Chad y Egipto, porque Libia se opuso. Un año tuvieorn que alquilar a iones Tupolec a Rusia para aerotransportar a esos centenares de vehículos porque los tuaregs se alzaron contra ellos. Los peridoistas les llamaba "bandidos terroristas". Decenas de miles de personas en cadena difundimos las fotos de la muerte de dos niños africanos al paso de esos pjos aburridos al servicio de la industria del automóvil. Yo llegué a sugerir en Televsión en en no pocas radios "¿Qué diríamos si los africanos pretendiesen solatar algunos millares de elefantes, ñús, cebras, facoceros, rinos, leones, hienas, chacales etc etc en el Bois de Boulogne, o en la Casa de campo o en Hyde Park o en la Selva Negra... porque les divertía? Fue una guerra de SMS, de emails y de llamadas... pero todavía no hemos conseguido acabar con esos depredadores, pero yo sigo y seguiré denunciándolos. Ah, corre Sáinz, el héroe español, por un saco de dinero... porque imagino que se lo pagarán en sacos. Permanezcan atentos  a nuestros telediarios, a los de todas las cadenas, y los deportivos de las radios y a las secciones de deportes ¿deporte? de nuestros diarios: al énfasis papanático de los comentaristas, a su lenguaje que revela una incultura y na flata de respeto intolerables. Un años llegeué a escuchar esto ante la muerte d eunnicño de diez años: "El chaval estaba en el lugar equivocado y su familia es la responsable por no haber sabido apartarlo"  SIC.
Este es el artículo que envié, en 2000, a nuestra Jefa de Internacional en Diario 16, porque refleja el espíritu de los que he publicado cada año ante esta descomunal  barbarie. "Adjunto artículo “El árbol del Teneré” para dar testimonio en nuestras páginas de Internacional de ese salvaje rally que ensalzarán en nuestra sección de Deportes sin tener en cuenta que violan pueblos y tierras que ya no son baldías ni lugares de conquista para los invasores europeos. Después iremos con programas de cooperación a recuperar esas tierras de la agresión que padecen.
Un abrazo, José Carlos"

EL ARBOL DEL TENERÉ

Exultan los cronistas deportivos al relatarnos que “las calles de Dakar huelen estos días a una mezcla de neumático quemado, gasolina y aceite”. ¿Qué deporte es ese en el que no hay lance de caballeros sino agresión a las gentes, a las tradiciones y a los más hermosos desiertos? Durante 17 días, centenares de coches, motos y camiones agredirán el medio ambiente durante 11.000 kilómetros por tierras libres que no admiten fronteras de Senegal, Malí, Burkina, Níger, Libia y Egipto. Les acompañan 22 aeronaves y 39 vehículos de la organización que transportan 200 toneladas de comida, dos millones de litros de combustible que envenenarán el aire y  dos mil personas que encenderán fuegos con los rastrojos vitales para la subsistencia, que arrojarán millones de plásticos y que contaminarán con su estruendo a los pueblos nómadas y en poblados de adobe con otra dimensión del tiempo.
¡Profanarán las sagradas ciudades de Agadés, de Zínder, de Bilma y los ambientes impolutos del Teneré!
Ciudad de Agadés, tan hermosa como Tombuctú, Gao y Djené de donde partían las caravanas hacia Bilma, otras con oro hacia Tamanrasset y otras bajaban con sal hasta el sultanato de Zínder! Tierras del Níger donde un día floreció el Imperio Kanem-Bornu cuya grandeza ignoran esos bárbaros en sus cacharros metálicos y que se extendió hasta el Lago Chad y fue poblada por hausa, songhay y tuaregs. En las tierras del Tassili florecieron bosques de cipreses. Las estepas de Ahaggar eran inmensas praderas donde pacían innumerables rebaños y el desierto del Teneré era un lago profundo y lleno de vida cuyo vestigio es el lago Chad. Dice un proverbio tuareg: “al final de la arena, está la montaña”. Los hombres azules no temían al desierto pero lo respetaban como al “jardín de Alá donde Dios eliminó toda vida superflua para disponer de un lugar donde pasearse en paz"
Durante centenares de años el árbol del Teneré era la referencia obligada para las caravanas portadoras de vida, de palabras y de esperanza. Hace unos años, un piloto borracho chocó contra el único árbol del desierto del Teneré durante una bestialidad semejante a esta horda de dos mil personas que mancillarán tierras que tienen vida como el mar con sus puertos en las orillas del Sahel sobre el que no hay rutas trazadas y hay que confiarse a las estrellas.
¿Qué saben esos bárbaros de una tierra sagrada en la que habitan pueblos con costumbres milenarias del respeto que merecen?
Ningún medio de comunicación respetable debería de dar noticia de esa siniestra cabalgada organizada por la industria del automóvil que no aporta ninguna riqueza a esas gentes, destroza sus rutas y vegetación y contamina el aire ensordeciendo a los hombres que consideran “la vida como un viaje, siguiendo la vida de los antepasados, en las infinidades desérticas, cara al viento y a los espejismos para ir a la conquista del temible Teneré”, como dice el poema que hoy hay que rezar ante el seco tronco del árbol sagrado en el museo nacional de Niamey.

José carlos Gª Fajardo

Otro, aunque repito cambiaran etapas y tiempos:
ESCANDALO EN EL GRANADA - DAKAR

Malí, Níger y Burkina están entre los cinco países más pobres del mundo. La esperanza de vida no supera en Malí los 47 años y la mortalidad infantil en Níger es la más grande de la tierra. La mortalidad materna ocupa el 8º lugar en el mundo. En Malí el 70% son analfabetos y en Níger llegan al 81%. En Malí hay un médico por cada 25.000 habitantes que residen en las ciudades, y en Níger hay uno por cada 50.000 personas.  Sólo un 30% de la población tienen acceso al agua potable.
El 80% de los habitantes de Níger, Malí, Burkina y Mauritania habitan en zonas rurales en una de las regiones con mayor proceso de desertización de Africa.
La absurda carrera Granada-Dakar se ha desarrollado por Marruecos, Mauritania, Malí, Burkina, Níger y Senegal. Durante semanas, más de seiscientos camiones, coches y motos han destrozado sus pistas de arena y, a veces, de gravilla concebidas para sus frágiles medios de locomoción. La mayor parte de tracción animal.
Los prepotentes vehículos junto con los de los ayudantes y periodistas no han respetado nada: desviaron crestas de dunas, arrasaron plantas y matorrales cada uno de los cuales supone años de lucha. No han dejado más que deshechos de sus combustibles y de sus envases no biodegradables. Muchas cabras han dejado de dar leche al comer residuos plásticos y de toda índole. Innumerables cambios de aceite de hicieron a cielo abierto y sus vertidos quedaron en la poca maleza que existe para proteger los vehículos de la arena. Algunos tubos de escape incendiaron pastos secos que son vitales para la subsistencia de los ganados.
Montaron los campamentos en donde quisieron y vertieron las aguas con detergentes en pleno campo. Las avionetas de seguimiento así como las de filmación para televisión
Han contaminado el aire, han atravesado a gran velocidad los poblados, han roto la paz y no han llevado la justicia.
¿A qué pueblos pidieron permiso para violarlos así? ¿Saben los organizadores lo que significa el tiempo, las relaciones y el entorno en esas culturas? ¿Han respetado los espacios sagrados? ¡En pleno Ramadán!
¿Quién les ha autorizado? No valen unos permisos administrativos cuando todos sabemos como se consiguen. Por eso luchamos contra el trabajo infantil, la marginación de la mujer, la ablación, la infibulación, las enfermedades infecto contagiosas, los monocultivos y tantas otras miserias.
Produce pavor el estruendoso silencio de las ONG ecologistas ¿dónde están los activistas de Green Peace? y del Ministerio del Medio Ambiente que tendría que haberse opuesto a que la carrera partiera de ningún lugar de España.
Y los organizadores y hasta periodistas de quejan de que hayan asaltado a algunos participantes. Los denominan “bandidos”. Será porque siempre les toca estar en el bando de los perdedores.
Cualquier pueblo tiene legítimo derecho a defenderse de una invasión agresiva con centenares de miles de “caballos de motor”. Las autoridades de la capital pudieron haber concedido permisos a cambio de regalos y de la falacia de que iban a promocionar la imagen de sus países para el turismo. Todos hemos visto las imágenes desoladoras y los pobres comentarios descarnados y desarraigados de nuestros enviados especiales. ¿Se puede ser tan insensible de creer que se va en un safari, no para matar animales salvajes sino para un verdadero atentado ecológico?
Si tanta necesidad tienen de aturdirse y de quemar cientos de miles de litros de combustible de una manera absurda que se construyan pistas especiales y cerradas en sus  lugares de origen ya que nunca les permitirían allí esas “hazañas” en los bosques, campos y carreteras.
¡Lástima que los campesinos y los pueblos nómadas no hubieran sembrado las pistas de espinos y cavado zanjas de las que nunca hubieran podido salir los vehículos agresores! En esa lucha desigual es lícito prender fuego al campamento enemigo. Además no había mujeres y niños, sólo vientos de destrucción y de una falta de comprensión y de respeto infinitas.
Después organizaremos hipócritas campañas para ayudar a las víctimas de los huracanes.

José Carlos García Fajardo (Madrid 14 enero 1999)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

31 comentarios

Julia Magaña -

Este hecho ilustra perfectamente la existencia de una creciente brecha norte-sur. Y no sólo con respecto a lo ecónomico, hablo de una brecha que va separando a los pueblos en cuanto a la comprensión y la solidaridad. Acaso vale menos una persona que otra?? Somos relamente tan diferentes?? Y las diferencias implican un trato así??

Pablo J -

Para mi, esta carrera siempre ha supuesto un absurdo rally en el que un puñado de ricachones deciden pasar unos días por el desierto a bordo de su "fantástico" vehículo. Los ricos vuelven a pisotear el terreno de los pobres: una tierra sumida en la más cruda pobreza ve cada año cómo se pasea sobre ella la más grande riqueza, sin legar nada de toda esta opulencia pero dejando aún más devastados sus escasas y precarias vías, su medio ambiente, sus lugares sagrados... ¡Una auténtica desvergüenza cargada de sin sentido!

Patricia Perez Camara -

Cuando vemos un evento como este no nos paramos a pensar en el daño que puede hacer en esos países. Nos creemos que ellos lo ven desde sus sillones acolchados y pantallas planas, pero esto no es así y nos es difícil de asimilar.

Diego Plaza -

Es evidente que muchas de las pérdidas que ocasionan estos rallys no aparecen reflejados en televisión, pero tampoco hay que pasarse, señores. La muerte de un piloto es tanta pérdida como la muerte de un senegales atropellado, no queramos ser más papistas que el papa. Las cosas como son, toda muerte es triste, por igual.

Teresa Montesinos -

La verdad que yo tampoco estaba familiarizada con todos los destrozos y los daños naturales que se llevaban a cabo en los rallys. Debemos proteger el medio ambiente y terminar con todo tipo de actos que ayuden a destruirlo, como los rallys en este caso. Estoy de acuerdo con el profesor cuando dice que tras estar a favor o participar en estas carreras la gente se manifiesta contra el cambio climático. Una actitud totalmente hipócrita.

Teresa Villar -

Esto también es una colonización en toda regla. Sólo que en este caso no es definitiva y dura unos meses.¿ Cuando vamos a dejar a África en paz? Seguro que si ellos hicieran lo mismo con elefantes y ñus en nuestro país los recibiríamos a balazos.¡¡Cuanta incultura y etnocentrismo todavía por erradicar queda en Europa.!!

leache -

jeje, siento la falta de ortografia, es que estaba un poco exaltado...

Nesemu para Gaona -

Cien por cien de acuerdo contigo, J. L. Todo reportero que acompañe esa barbarie debería leer esos dos libros, por lo menos. Yo aún daría otros títulos, pero por desgracia esos reporteros ceen que basta con ir y contar los aspectos técnicos y dar cuenta de los "interesantes" comentarios de los participantes. No crean que deban informarse adecuadamente de otros temas.

Nesemu para Leache -

A ver, a ver, a ver...

leache a muñoz -

haber, haber, haber que me parece que te estas confundiendo. no he dicho que con vuestras opiniones me hayais cambiado la mia. he dicho que AL IGUAL que los demas pensaba que lo mejor seria acabar con el rally. y que los comentarios del profesor me han servido para saber muchos destrozos que causa el rally. conste que no me he dejado influir en mi opinion por ninguno de vosotros, yo ya tengo cabeza para pensar por mi mismo.

Muñoz a Leache -

No por favor, no digas que "viendo el post del profesor y como la mayoria piensa en el tema, lo mas inteligente seria acabar con este rally",expón tu opinión, nunca te dejes llevar, este blog está creado para pensar no para que piensen por tí.

Neus -

es una pena que después de tantos años aun no hayamos aprendido que los occidentales no somos los dueños del mundo

Gaona -

Recomiendo a todos el libro "Los ojos del Tuareg" de Alberto Vázquez Figueroa, una novela fantástica que ilustra muy bien como influyen este tipo de carreras en la población, así como la vida y costumbres de los pueblos nómadas del desierto. Este libro es la continuación de "Tuareg", también magnífico, pero no es necesario haber leído este para comprender la segunda parte. Leedlos, no os arrepentiréis.

leache -

Yo la verdad no sigo mucho esta carrera, sigo mas las pruebas del world rally championship, pero me interesa saber los resultados y tal; aun asi no sabia que causaba tantos destrozos medioambientales y demas. viendo el post del profesor y como la mayoria piensa en el tema, lo mas inteligente seria acabar con este rally.

noemí -

La historia de simpre, los occidentales nos pensamos que el mundo es nuestro y nos podemos pasear por él, pisoteándo a quien queramos porque venimos del "mundo desarrollado"

Anónimo -

La historia de siempre, los occidentales nos pensamos que el mundo es nuestro y nos podemos pasear por él, pisoteando a quien queramos porque venimos del "mundo desarrollado".

Nesemu -

Observad con atención el anuncio de Repsol en CNN, Eurosport y en otras muchas TV internacionales. Observad y ecuchad a nuestros ínclitos presentadores y reporteros que despúes recomiendan que compremos un boli solidarios para comprar juguetes...para esos niños

Irene Moreno Palmero -

Nunca había considerado los daños materiales y ecológicos que ocasiona esta competición, quizás porque lo que nos venden es una cara amable y centrada solo en la majestuosidad de los pilotos, coches, o motos que compiten.
Esta competición mueve mucho dinero, hay muchos intereses por parte de la organización, la publicidad etc.. y los daños ocasionados quedan subyugados a todo lo demás.

jose navareño garrido -

otro claro ejemplo de que el rico pisa al pobre para seguir siendo rico, y el pobre es exterminado por este. !! que más decir si es la historia de siempre!!!!!!!!!!!!
Pero lo que si tiene que qdarnos claro es que hay q respetar, el rally como deporte, ya que a mi en si me da = PERO ES UN DEPORTE COMO OTRO CUALQUIERA, por que para mi correr detras de una pelota tampoco tiene sentido pero lo respeto. ( lo siente Soraya Egea)

Merche -

¡Qué buena la comparación del rally con los elefantes cruzando Selva Negra! Aunque me opongo a este rally, nunca lo había pensado así...

Soraya Egea -

¿y a eso lo llaman deporte? y encima se creeran que es arriesgado; llevando médicos, mecánicos y demás a su entera disposición.Para correr estan los circuitos, eso deberían aprenderlo de Fernando Alonso, otro que tal baila...Que aprendan a respetar el medio ambiente y dejen de creerse los dueños del desierto.

verónica herrero martín -

Creo que...mucha ayuda al Tercer Mundo, muchos "préstamos trampa" y mucha apariencia de primer mundo caritativo pero en realidad para algunos es divertido hundir a estos países subdesarrollados para conseguir diversos fines: desde poder y hegemonía en el mundo hasta diversión. Son como "conejillos de indias"; insignificantes personas; pueblos que no cuentan en el mapa, ya que como sólo pueden explotarles para la producción...pues...¡ explotémosles en más ámbitos! ¿Pero como van a poder desarrollarse así? Con este capitalismo, la globalización, etc...ya era suficiente, pero ahora también tienen que cargar con ser el centro de la diversión de los ricos.

José C. López Carmona -

Los mass media, amigos míos. Por lo que se ve en tv. este "deporte" es cojonudo. Y después de leer esto, creo que Dios debería dar una lluvia de azufre a quienes lo practican, y a quienes sentaicos en nuestro sillón lo consentimos.

Alicia Martín -

Nunca antes me habia parado a pensar tanto en lo que ha escrito el profesor. Me parece vergonzoso que la gente gaste tantísimo dinero en el "rally" en un país donde abunda la pobreza. No es solo eso, sino que allí la gente se muere de hambre y ellos están divirtiéndose. Cuando muere un piloto lo repiten hasta saciarse en la tele, en cambio, muere un ciudadano de ese país y no le dan apenas importancia. No se, deberíamos plantearnos qué tipo de mundo estamos construyendo.

Diego López -

Los defensores de este Rally dicen que son muchos los dineros que dejan en cada ciudad africana que visitan... nunca he seguido este rally porque no me atrae. Lo que sí sé es que cada año deja una lista de muertes y destrucción importante. Incluso los propios pilotos se dejan la vida en el desierto, pero ellos están "trabajando". El problema está en quién se responsabiliza de las muertes de ciudadanos que pasaban por ahí, de la muerte de animales atropellados, de la destrucción del medio ambiente, etc... Todo lo que ataque a la Madre naturaleza me ataca a mí también.

Muñoz -

Después de haber estado en el desierto, pisar las dunas, hundir mis pies en la fina arena, luchar por subir a una duna y que una vez arriba venga un quad, pase delante tuya,te tire toda la arena a la cara y borre en un suspiro las huellas que tanto esfuerzo te costó marcar, después de todo eso entiendes mucho mejor de lo que está hablando el profesor. Me uno a su cruzada, ya somos dos gritando con el viento en contra...

Sopla levante -

Cuatro pijos quemando goma en el desierto, y luego le llamarán campeones.Luego dicen qué que pena que se ha muerto tal "deportista" al chocar con una duma, y si muere un niño lo dicen entre dientes, o lo escriben con letras pequeñas. Total, a quién le importa, argumentan, un negro más que menos. Y seguimos llamandonos un 'país desarrollado'. cuanta ignorancia

Marta -

Se trata de enmascarar una expedición de ricos tras el deporte. Qué buenos son que, encima, donan un 15% del coste total de la carrera a los pueblos que se encuentran en el recorrido. No sé, para mi es la versión contemporánea de las carabanas occidentales del siglo XIX que buscaban (el dominio, el etnocentrismo, la "culturización" de los salvajes?") el conocimiento de las civilizaciones africanas. Una auténtica salvajada, a mi parecer, pero sigue vendiendo... Mucho tiene que cambiar este mundo aún...

Belén -

Me reitero en lo que dije la última vez que se discutió el tema en este blog: Es terrible que haya buenos hospitales de campaña y todas las comodidades en los campamentos para los participantes de la carrera, mientras que a sólo unos pocos metros de distancia muere un niño de hambre o una madre dando a luz.

Noelia (Roja) -

Hace 28 años consecutivos que la millonaria carrera del París-Dakar cruza los pueblos de Mali, Burkina Faso, Nigeria, Senegal, Guinea, etc. con una suma interminable de nativos heridos y fallecidos en sus carreteras o caminos... aún así... seguimos permitiendo tales asesinatos.

Toribio -

Todos los años la misma canción... Los perjudicados, también, los mismos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres