Blogia
J. C. García Fajardo

Una central térmica gallega emite más CO2 que 2,4 millones de coches

La central térmica de As POntes de García Rodríguez emite más que 2,4 millones de coches 
Los orígenes y la vida entera de este pueblo de 12.000 habitantes, en el noreste de A Coruña, están ligados a la térmica. Aunque ahora sólo trabajan en la planta de energía y en la mina adyacente unos 300 de los 3.000 obreros que empleaba hace una década, la central es As Pontes y As Pontes es la central. Una instalación que emitió en 2004 10,7 millones de toneladas de CO2
Con sus casi 1.500 megavatios de potencia instalada, capaz de cubrir el 5% de la demanda nacional, As Pontes es también el mayor foco de contaminación por CO2 de España. La estrecha relación de este gas con el cambio climático es algo que hoy no se cuestiona. El calentamiento global es el nuevo fantasma que recorre el mundo, y el éxito del documental realizado por el ex vicepresidente estadounidense Al Gore, no deja dudas al respecto. España, que ratificó con entusiasmo el Protocolo de Kioto, se ve ahora incapaz de cumplirlo. Y As Pontes es sólo una de las razones de este fracaso.
Pero no se trata sólo de CO2. Ramón Varela, miembro del principal grupo ecologista local, Adega, ha calculado, que las térmicas gallegas (sobre todo As Pontes, de Endesa y Meirama, de Unión Fenosa), "emiten el 30% de todo el dióxido de azufre del estado español". Y el SO2, que se convierte en la atmósfera en ácido sulfúrico, se deposita después en forma de lluvia ácida. Por eso, As Pontes figura en las listas negras de los ecologistas desde hace años, junto a las grandes centrales de carbón europeas.
Hoy consume cinco millones de toneladas de lignito al año y tres de carbón subbituminoso importado de Wyoming y de Indonesia, mucho más ecológico.
"Lo traen en barco hasta la ría de Ferrol, y desde allí se transporta en camiones hasta la central. ¿Eso no contamina?", se queja Humberto Fidalgo, médico de la zona y miembro de Adega, que ve con horror cómo las instalaciones de Endesa se expanden, "destruyendo el territorio". Primero fue la mina a cielo abierto, prácticamente agotada, que ha dejado en el paisaje una herida espectacular. Y ahora los camiones cargados con carbón importado. Fidalgo es muy activo en la oposición a la nueva terminal portuaria para el gas, prevista en la ría de Ferrol. Para almacenar este combustible se han construido ya dos gigantescos depósitos, a un paso de las casas, en Mugardos.
Los prejubilados de Endesa, que se reúnen esta mañana soleada de otoño ante el local de la asociación, culpan al tráfico de todo. "Lo que yo digo es que aquí somos todos muy hipócritas. No quieren las centrales de carbón porque contaminan, ni las nucleares, tampoco les gustan las hidroeléctricas... pero luego bien que queremos la nevera, y el televisor", dice el más locuaz, y los demás le aplauden.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

__! -

lalalala!

sopla levante -

Nunca mais? Qué tierra más bella, más verde, Galicia. Qué pena que se expanda tanta mierda en el aire. No hace falta salir fuera hasta los vecinos de As Pontes sienten morriña. Morriña que sentiremos todos cuando ya no quede nada que añorar. Galicia calidade, qué sarcástica es la vida.

Elia Pesquera -

Aunque casos como este salgan en los medios, que no se si habra salido ya, la gente va a seguir igual. además los que deberian pensar en todo eso es tambien el gobierno, yo me siento impotente, esas cosas se nos escapan de las manos y somos como hormiguitas. Nos hacen sentirnos mal x lo malos que somos y lo que gastamos y contaminamos(los ciudadanos) y luego SUS grandes empresas nos estropean la tierra. Si alguien propone algo que DE VERDAD vaya a funcionar que me avise porque me apunto.

Larry -

¿La fiscalía cierra los domingos, o qué?

pancho -

Otra muestra más del auténtico fracaso del protocolo de kioto, donde aquellos que daban el visto bueno al mismo, aora no hacen más que seguir con lo que mejor saben hacer: pudrir y contaminar la poca naturaleza que queda. Todos nos pensaremos por qué no se penalizan más duramente estas acciones, pero como ya sabemos, empresario y dinero van de la mano, sin importar el saltarse cualquier "regla del juego".

Eva Losada -

La solución es sacar todas las noticias de este tipo en los medios para qe la gente cada vez se de más cuenta de lo que sucede, y de como nos estamos cargando nuestro planeta,a raiz de eso, cuanto más concienciados estemos, más podremos actuar, por que esa es la solución, actuar, y actuar con la máxima rapidez posible, que esto no se queden en simples quejas o simples reportajes, que sirva para algo.

Elena Merino -

Repito mi propuesta expuesta en un artículo anterior. Movámonos. Creo que debemos dejar de quejarnos y hacer algo para luchar contra esta devastadora realidad. La sociedad se movilizó contra el petróleo del Prestige, pero ahora parece que no pasa nada. Yo no entiendo el motivo. Dejemos de lado los intereses políticos de turno para poner toda la carne en el asador de la lucha ecológica. Me da igual si lo que ocurre es bajo el gobierno del PP o del PSOE. La calidad de vida en nuestro planeta se seguirá deteriorando de la misma manera gobierne quien gobierne si no hacemos nada.

Belén Lobos Montañés -

Recomiendo el reportaje de "La huella de un infierno" escrito por Manuel Rivas (El País Semanal del domingo 29 de octubre 2006). Trata sobre los bosques de Galicia tras los incendios de este año. Un saludo

Noelia (Roja) -

La calidad ambiental es importante en cualquier lugar por sus implicaciones para la calidad de vida de los ciudadanos y la conservación de los recursos naturales y el medio ambiente.
Las emisiones de CO2 de las centrales térmicas están cambiando el clima e impidiendo que cumplamos con Kioto, es obligación del Gobierno trabajar en favor de las energías renovables y el ahorro, que son la única solución posible y real a este problema...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres