Blogia
J. C. García Fajardo

Formamos parte del medio ambiente

Si la ecología es el estudio del medio ambiente, el Prof. Raimon Panikkar prefiere el término ecosofía pues comprende la realidad de que todos nosotros nos sabemos medio ambiente porque formamos parte del mismo. Y no es lo mismo estudiarlo como objeto que integrarlo como sujeto responsable. Una vez más, “la tierra no pertenece al hombre sino que el hombre pertenece a la Tierra”, como afirmó el Jefe Seattle en su Carta al Jefe Blanco de Washington en 1854.
El cambio climático no es sólo un tema medioambiental, como muchos creen: destrozará cosechas, pondrá en peligro a las poblaciones costeras, destruirá ecosistemas, extenderá enfermedades como la malaria y la fiebre amarilla y aumentará los conflictos por lograr recursos, afirmó Kofi Anan en la Cumbre de Nairobi.
Por eso es necesario activar posibles escenarios basados en modelos científicos porque, si los escépticos continúan negando el cambio climático actúan contra la evidencia científica  que es hoy más completa y más alarmante, pues sugiere que nos estamos acercando a un punto de no retorno.
El impacto del cambio climático caerá de forma desproporcionada sobre los más pobres, especialmente en África. Pero todavía hay muchas cosas que podemos hacer.
Kofi Annan mencionó el uso más eficiente de combustibles y de energías renovables, y destacó que el reto de luchar contra el cambio climático ofrece oportunidades para la economía pues está demostrado que emisiones bajas no significan menos crecimiento económico.
De seguir el aumento del consumo de petróleo al ritmo actual, especialmente por parte de países como China e India, habrá un crecimiento insostenible de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.
El Protocolo de Kioto es un paso, pero demasiado pequeño. Los países industrializados no pueden seguir aumentando sus emisiones de forma descontrolada. Es una falacia sostener que “el que contamine que pague”, como se ha enido sosteniendo en los últimos años. A muchas empresas les resulta más barato pagar una sanción administrativa que introducir los elementos necesarios para corregir y evitar los elementos contaminadores que proceden de sus fábricas. No es suficiente con pagar, es preciso que existan leyes que prevengan las contaminaciones y emplear todos los medios coercitivos para que se cumplan, llegando a poder clausurar las empresas que contaminen.
"Que nadie diga que no podíamos actuar”, afirmó el Secretario de Naciones Unidas. Sabemos que es más barato reducir emisiones ahora que afrontar las consecuencias más tarde. Sabemos que una economía basada en altas emisiones es un experimento incontrolado sobre el clima global.
Porque la cuestión no es si el cambio climático está ocurriendo, sino saber si nosotros somos capaces de poder cambiar lo suficientemente rápido antes de que los daños sean irreparables en la atmósfera, en los océanos, en las riberas de los ríos, en los bosques y en la cadena trófica que transporta, transforma y transmite efectos indeseables y hasta mortales a especies vegetales, animales y humanas  aún antes de nacer.
Por eso es imprescindible una estrategia para prolongar los acuerdos de Kioto más allá de 2012 con objetivos más ambiciosos y con la participación de los países que todavía no se sienten obligados por dicho acuerdo. Así se deduce de los datos aportados por el informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) que sostiene que sólo con una decidida intervención de los poderes públicos en los países más consumidores de energía podrá conseguirse una alternativa energética de futuro que sea "limpia, inteligente y competitiva" frente a la simple prolongación de las tendencias actuales, que nos conducen a un escenario "sucio, inseguro y caro".
En este sentido, la primera línea de actuación consiste en impulsar políticas de eficiencia y ahorro energético que permitan invertir a partir de 2015 la tendencia al aumento de la contaminación. Los cálculos del informe demuestran la rentabilidad de dichas políticas, ya que por cada dólar invertido en aumentar la eficiencia energética se ahorran dos dólares en generación, transformación y distribución de energía. Pero el ahorro energético sólo puede ser significativo en los países más ricos mientras que el consumo seguirá creciendo en los de economías emergentes, lo que implica que hay que complementar las políticas de ahorro con las de generación limpia de energía.
De ahí que el impulso a las energías renovables sea una necesidad inaplazable, tanto en la generación de electricidad como en los combustibles líquidos para el transporte. El informe también plantea considerar la energía nuclear como una alternativa viable para contribuir a ese escenario más seguro y menos contaminante. Las cifras que avanza son de hasta un incremento del 40% en la potencia nuclear instalada en 2030. La energía nuclear seguirá teniendo un papel que jugar, pero para que sea aceptable será necesario avanzar todavía bastante en su punto débil: la gestión, tratamiento y eliminación de residuos.

José Carlos Gª Fajardo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

19 comentarios

Sopla levante -

Pues es difícil que las grandes empresas den su mano a torcer en cuanto a disminuir la contaminación que provoca su actividad se trata, a no ser que se les castigue con mano dura. Ellos tienen dinero a rebosar, y les es muy fácil avalar la destrucción que a su vez le ha proporcionado superávit. Hacen falta medidas drásticas que le corten las alas a esta gente, que se revuelquen en sus propias heces, si contaminan han de responder y no con dinero porque eso les sobra. Y que además se les obligue a participar en arreglar los daños causados e invertir en evitar los daños que pueda provocar. En cuanto a los gobiernos que no se adscriben a el protocolo de Kyoto, sería necesario una especie de Declaración del Medio Ambiente, al igual que la hay de los Derechos Humanos, para preservar sus derechos que al fin y al cabo son los nuestros pues formamos parte de esta “ecosofía”. Aunque si bien, los derechos humanos son ignorados actualmente me temo que el medio ambiente no va a correr una mejor suerte. El problema no está en los proyectos, que son muy prometedores, sino en el llevarlos a cabo, en la acción. A ese poder ejecutivo, por el que tanto se pelean, le faltan agallas para hacer su labor. Qué impotente!

Rubén -

No hace falta cruzar el charco para culpar a los EEUU. En Europa , España es el país que más contamina de todos , no cumple el plan de Kioto y está muy lejos de alcanzar un proyecto de la UE que asegura que el 10% de la energía que se consuma en cada país de la Unión en 2010 debe ser renovable.
Es triste , pero antes de criticar a otros países España debe cumplir la legislación vigente.

Merche -

Educacion, voluntad política, sentido común, esperanza, respuestas colectivas, preguntas individuales, leyes verdaderas... hay tantas cosas que podrían salvar a la Tierra...Y todas parecen tan sencillas...

MªJosé Bachiller -

Como dice una cancíon del grupo , no muy conocido en España , EMbrance :" Solo piensa que estas vivo " .
¿ Para que movernos si de momento todo esta bien ? Eso seguramente es lo que piensa la mayoría de la sociedad . No estamos concienciadoss de que el mundo esta cambiando cada día mas ´rápido , estamos siendo manejados por señores, por llamarlos de alguna forma , según ellos mas listos que el resto ,que mueven el mundo a su manera , contamiando pero forrandose ... ¿ que mas da? .
El cambio climático llegará y muchos nos arrepentiremos por no haber hacho algo antes .. Tenemos que empezar y hacer que del mundo en el que hemos vivido quede algo mas que cenizas.

Noelia (Roja) -

El mundo es una balsa que navega por el espacio con, potencialmente, provisiones en abundancia para todos; la idea de que todos debemos cooperar y ocuparnos de que todos hagan una parte equitativa del trabajo y tengan una parte equitativa de las provisiones parece tan obvia que uno diría que nadie puede dejar de aceptarla, a menos que tenga algún motivo corrupto para aferrarse al presente sistema.
George Orwell - The Road to Wigan Pier, chapter 11

Carmen Águeda -

El otro día, en El País, me encontré con una interesante viñeta. Quise sonreír, por la veracidad de lo que decía. Pero no puede, por la crudeza de esa verdad.
http://www.elpais.es/vineta.html?autor=El%20Roto&d_date=20061113&anchor=elpporopi

TERESA MONTESINOS -

Pienso que el frenar el cambio climático es cosa de todos. Todos y cada uno de nosotros debemos concienciarnos de que nos estamos cargando el planeta y debemos hacer cosas tan simples como intentar contaminar menos en nuestra vida diaria. Estoy segura de que si todos los ciudadanos(no solo los líderes de los grandes países industrializados)pusieramos un poco de nuestra parte las cosas cambiarían. Por otro lado, estoy de acuerdo con Diego en que una de las claves es potenciar el uso de las energías renobables que para eso están ahí, y nos ofrece lo que estamos buscando: el no contaminar.

JoB RuIZ AuyaNeT -

El cambio climático está aquí, y tenemos que actuar rápido para evitarlo. ¿O alguien se piensa que esas tormentas tropicales que llegan hasta España son normales?,¿o las olas de calor en pleno otoño? entre otras cosas. Por eso, estoy convencido de que con alargar el Protocolo de Kioto más allá del 2012 no será suficiente. Pero sería buena la propuesta de Elena M, porque con pequeñas cosas se consiguen grandes resultados y tenemos que luchar por nuestro futuro porque, sino, ¿quien lo hace?

Cristina Montañés -

La educación es básica. Si un niño está concienciado con la protección del medio ambiente, cuando sea el jefe de una gran fábrica o el presidente de un país pondrá medios para evitar la contaminación... Por tanto me sumo a la recomendación de Larry!! Una verdad incómoda debería de verse en todos los colegios del mundo.

Ana Marta Marí -

Me entristece ver que para que ciertos sectores se den cuenta de las consecuencias de la contaminación haya que explicarlo en base a conceptos económicos.¿No es suficiente decir que estamos destruyendo el planeta...?
lo esperanzador es que todavía hay gente que antepone sus principios a los beneficios económicos.

Elvira Martínez Jiménez -

Estoy de acuerdo en que la cuestión no es si está habiendo un cambio climático, de hecho me pregunto quien no se rinde no ya ante las evidencias científicas sino ante el sentido común: ¿cuándo ha sido así de caluroso el mes de noviembre?

Otra pregunta que yo me hago es cómo es posible que protocolo tras protocolo y cumbre tras cumbre las grandes potencias sigan pasando... parece que se trata de reuniones donde comentando la que se nos viene encima ya se hubiera hecho todo.

Y por último, decir que tienen razón mis compañeras: nuestras vidas se compran y se venden, nuestra salud, nuestro derecho a respirar y nuestra tierra... se la reparten y la destruyen... te apoyo, Elena, pero no vayamos solo a casa de Zapatero, mejor hagamos un puerta a puerta por las casas de los responsables de todos los países clave; el mes que viene, La Casa Blanca.

Un saludo!!

Irene Zugasti -

Es cierto que todavía hay muchos a quien no preocupa demasiado el cambio climático y no pueden ver más allá: no sólo es un problema de más o menos árboles, rios secos o cambios de temperatura, (como si eso fuera poco) sino que traerá unas consecuencias políticas, económicas y sociales terribles. Y lo peor, irreversibles. Pero la gente no lo ve ni lo aplica a su día a día, hasta que sea demasiado tarde. La concienciación debe ir mucho, mucho mas allá.
No puede consentirse que EEUU siga mostrando un desprecio total y no replantee sus políticas medioambientales, egoístas, haciendo lo que le da la real gana, a pesar de ser el principal contaminador del mundo.
Espero que de esta cumbre salgan algo más que un par de acuerdos o de vagos objetivos por cumplir, que no se llenen la boca con pequeños méritos sino que se emprendan proyectos grandes, serios y viables.
Por cierto, Elena M.,me gusta tu propuesta ...
Un saludo.

leache -

hoy a terminado la cumbre del cambio climático en Nairobi, y según ha informado el programa "Hoy por hoy" ha sido un rotundo fracaso. el problema es muy gordo y nosotros damos pasos de tortuga para solucionarlo...

Larry -

Imprescindible ver "Una verdad incómoda" (An incovenient truth), el documental de Al Gore sobre lo que está moviendo en relación al medio ambiente. Es fundamental porque son estas personas (fue Vicepresidente de Estados Unidos) las que pueden dar pasos de gigante.

Cristina de la Llana Oria -

Como ha dicho mi compañera es vergonzoso que las empresas puedan " comprar su derecho a contaminar" de esa manera, el problema de todo esto es que solo es interés de unos pocos, y las grandes potencias como EEUU, que controlan el mundo no muestran el mínimo interés. Mientras ocurra ésto dificílmente podremos hacer frente a los que se nos viene encima. Por ello intentemos al menos concienciarnos desde nuestro minúsculo papel en la sociedad , luchar poeque existan normas más rigurosas e intentar así salvar lo que queda de nuestro maltratado planeta. Porque en mi opinión y dicho de forma metafórica éste ya ha empeado a tomar venganza, o es que acaso son beneficiosos los bruscos aumentos de temperatura, los numerosos fenómenos como el Tsunami, los deshielos...Pensemosun poco y no seamos indiferentes ante una cosa que afecta a todos.

Elena Merino -

Propongo, ya que tenemos al ladito la casita de Zapatero, plantarnos en su puerta para exigirle que empiece a luchar DE VERDAD por la casa de todos. Tenemos que demostrarle a los poderosos QUE NO PASAMOS. Hay que concienciarse y luchar. Si nos interesa esta vida, tenemos que ser fuertes para defender este mundo. Yo tengo el privilegio de vivir cerca de la Facultad y poder venir andando. Pocas cosas son tan bellas como ese paseo tan frondoso. A veces me paro a respirar, a recibir un rayo de sol en invierno en la cara. Qué pequeños tesoros nos ofrece cada día esta Tierra...Un último apunte: un recuerdo de este verano: ¿os podéis imaginar un mar plateado, un cielo morado y una luna rosa? No me fui al Caribe. Esa maravilla me la ofreció nuestro Mediterráneo tras la puesta de sol. No sé si me habré expresado bien en este comentario, ha sido un fluir de ideas ante un tema ante el que estoy bastante sensibilizada...¿Nos movemos? ¿Nos plantamos en la casa de Rodríguez?

Belén Lobos -

Me impresiona que entre las empresas se compren y vendan los llamados "bonos de contaminación" como si de tickets del Burger o cromos de fútbol se tratase.Se están jugando el futuro de TODOS NOSOTROS.

Por otro lado, mientras los países en proceso de dearrollo no se impliquen, las empresas occidentales que más contaminen seguirán trasladándose allí donde apenas hay controles gubernamentales.

Creí que cuando ocurrió el desastre de Nueva Orleans en la "superpotencia" de EEUU, iba a tener un poco más de verguenza en Kioto pero...

Teresa Villar -

Lo vamos a pagar caro y no será por advertencias.

Diego López -

Como dice en el artículo las sanciones económicas no son suficientes porque las empresas prefieren pagarlo. La clave está en la obligación, en el deber, de todas las fábricas a desarrollar e instalar los distintos mecanismos para no contaminar. Además, hay que promover el uso de las energías renovables.

Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres