Blogia
J. C. García Fajardo

España es el país mayor exportador de municiones a África Subsahariana

El Profesor sigue mejorando en el hospital y quiere agradeceros a todos vuestras palabras de ánimo, vuestra ayuda y quiere animaros a que sigais participando con vuestros comentarios. CCS

Para el debate de hoy proponemos el último informe de Intermón Oxfam, "La Realidad de la Ayuda 2006-07": ¿De qué sirven todas las campañas de solidaridad, las declaraciones pomposas de un gobierno o las ofertas de ayudas al desarrollo enmarcadas en el "Plan África", si un gobierno tras otro continúan con prácticas detestables como la venta de armas y municiones a los países más empobrecidos?

Intermón Oxfam ha presentado hoy su informe anual 'La realidad de la Ayuda 2006-2007' en el que se hace un repaso a la ayuda al desarrollo de España y de los países donantes, así como una dura crítica al Plan Africa presentado por el Gobierno recientemente como una iniciativa para el desarrollo de Africa subsahariana y el control de la inmigración irregular. Según la organización, la incoherencia de políticas del gobierno y la defensa de los intereses españoles ponen de manifiesto que este plan es más una respuesta apresurada a la alarma migratoria, que una apuesta seria por contribuir al desarrollo de la región.
El documento resalta que, mientras la agenda de cooperación oficial ha situado a África como una de sus prioridades, multiplicando recursos y esfuerzos para reducir la pobreza en ese continente, otras políticas gubernamentales trabajan exactamente en el sentido contrario.
Entre ellas cabe destacar que España es el primer exportador de municiones a África subsahariana; sigue canalizando la ayuda al desarrollo hacia países pobres y endeudados a través de créditos que crean más deuda (dos de los países más pobres del mundo, Uganda y Camerún, han devuelto más dinero del que recibieron en ayudas, convirtiéndose en donantes netos de la economía española), y se ha opuesto a la reducción de los subsidios agrícolas en el seno de la Organización Mundial del Comercio, lo que supone una distorsión de las reglas comerciales e impide a los agricultores del sur vivir de su trabajo.
En este contexto, el Plan África y el incremento de actividad diplomática entre España y el África subsahariana (Rodríguez Zapatero fue el primer presidente en 15 años en poner el pie en la región viajando a Senegal durante este mes) se han presentado desde el Gobierno como las bases de una verdadera política exterior española en la región "sin estar condicionada por razones coyunturales".
Sin embargo, el Plan África recoge una batería de propuestas que hacen más referencia a los intereses económicos y políticos de nuestro país que a la necesidad de sacar a Africa de la pobreza. El plan, según recoge el texto del gobierno, atiende a "las necesidades energéticas y de diversificación de fuentes de nuestra economía", a la importancia de asegurar caladeros para el abastecimiento de nuestro mercado y la "actividad de nuestras empresas armadoras de pesca y el sector naviero".
"Tanto la premura con la que el documento fue puesto en marcha, como el escaso margen de tres años para su implementación, hacen pensar más en una respuesta apresurada y espoleada por la llegada de inmigrantes a las costas canarias y su repercusión política, que en un plan de desarrollo integral para la región", afirma Ariane Arpa, directora general de Intermón Oxfam durante la presentación del informe.
"Vemos muy positivamente que el gobierno haya situado la cooperación con el continente africano como una prioridad, pero analizando el Plan África uno se pregunta si de lo que se trata es de trazar un plan de España para Africa o un plan de España en África", añade Arpa.
'La Realidad de la Ayuda 2006-2007' resalta que la atención a intereses comerciales y geoestratégicos que incorpora el Plan África pueden ser legítimos desde el punto de vista de la política exterior española, pero no necesariamente ayudan a los objetivos de desarrollo de la región. Aún más, el documento advierte que la ayuda al desarrollo no puede ser utilizada como moneda de cambio para negociar el control de fronteras y la repatriación de inmigrantes por parte de los países africanos, tal como parecen indicar los distintos acuerdos que el Gobierno español quiere firmar con los países de la región.
"La utilización de la ayuda al desarrollo como moneda de cambio para que los gobiernos africanos levanten vallas, endurezcan controles migratorios o acepten la repatriación de emigrantes es una perversión de la cooperación al desarrollo y es inaceptable", concluye Arpa.

España puede hacer más por África

Durante el año pasado, la ayuda al África subsahariana creció de manera importante, alcanzando los 470 millones de euros y concentrando el 31,6% de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) bilateral bruta de nuestro país. Esto significa que esta región duplicó su peso respecto a la media de los años anteriores (15%), acercándose a los porcentajes que caracterizan a los países del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la ODCE (35%).
A pesar de lo importante de este incremento, la mayor parte tiene su origen en las operaciones de cancelación de deuda externa a los países de la región. Si quitamos el alivio de la deuda, la AOD para África subsahariana no registra crecimiento en 2005 con respecto al año anterior. Este dato lleva a cuestionar la sostenibilidad de este giro de tendencia, ya que las condonaciones de deuda dependen de acuerdos internacionales y su destino varía cada año entre países y regiones. El informe recuerda que ya en la cumbre de Monterrey los donantes se comprometieron a que los fondos liberados por el alivio de la deuda serían adicionales y no sustitutivos de los compromisos de AOD.
Otro motivo de preocupación es la utilización de créditos FAD para la ayuda al desarrollo de la región. En 2005, doce países de Africa subsahariana reembolsaron a España por este concepto un total de 19,1 millones de euros. A excepción de Cabo Verde y Gabón, todos ellos forman parte de la iniciativa Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC por sus siglas en inglés), es decir arrastran altos niveles de deuda y todos (excepto Gabón) son considerados Países Menos Adelantados por la ONU.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

alejandro estrada -

Increible pero cierto, ¿cómo es posible que España entre en ese juego?, ¿De que sirven todas las organizaciones que intentan ayudar a los países tercermundistas, si al mismo tiempo el estado les está exportando armamento?Lo único que hacen con esto (muy lejos de ayudarles)es perjudicarles y empeorar su situación.

Carpintero -

mientras se pueda explotar hasta la muerte los recursos del continente africano, se seguira haciendo y nosotros nos quedaremos mirando...Hasta que ya no se pueda mirar porque nuestros ojos vean lo que ya no nos oculta la vergüenza

Jorge Inarejos -

¿ Cómo es posible que determinados países vendan armas y municiones al continente africano, aumentando así su deuda externa ?. Dicho continente no necesita ese tipo de utensilios, sino medios que les sirvan para sobrevivir ( ropa, comida, etc ). Nuestro gobierno y el de otros muchos países, debería plantearse esta crítica situación y actuar para sacar de una vez por todas a esta gente de la pobreza y la miseria en la que se encuentra sumida.

Patricia Perez Camara -

Los gobernantes no hacen las cosas bien, pero creo que igual que en este blog decimos esto, cuando se nos presentan miles de inmigrantes sin recursos en nuestras playas lo primero que se piensa es como podríamos devolverlos humanitariamente. Primero deberemos escarbar en nuestras conciencias, cambiar y después podremos indignarnos por hacer tratados de armas, etc.
Lo que esta claro, es que la solución por muy bonita que fuera, no seria recogerlos a todos. Eso lo único que haría es acabar siendo otro país tercermundista.
No creo que el que venda el arma este fuera de culpa, pero no se puede igualar al vendedor con el asesino, por no decir que para matar no hace falta mas que unas manos. Antes del descubrimiento de las armas de fuego también había guerras.
La única forma de acabar con esto no pasa por países individuales, sino por todos y tampoco lo soluciona el no vender armas, sino darles recursos para vivir siendo independientes y eso nunca lo permitirán muchos países.

Alberto Luque -

¿Para cuando la deuda que tenemos con ellos por robarlos y despojarlos de sus recuros?. Que alguien calcule los intereses, que para pagarlo tenemos que vender el Perejil.

Rubén -

Es tan asesino el que dispara como el que vende la bala.

Teresa Montesinos -

Viene a ser lo de siempre, un grupo de sinvergüenzas que por lo único que se preocupan es por ellos mismos y por sus intereses, qué más les da que en África se mueran de hambre...ya es hora de que eso cambie.

Sergio Martín -

Nadie ha echo aun todo lo que puede, además ayudar ante las cámaras para pisar a los mismos países tras ellas no es ayuda.
España pretende plantearse como país comprometido con la pobreza y como luchador por la paz y la tolerancia con su alianza de civilizaciones. Bien como idea, pero no nos intenten engañar, son ustedes los que venden las armas, son ustedes los que asfixian a los países pobres con unas deudas que nos pagaron hace tiempo si es que alguna vez tuvieron que hacerlo. Menos hipocresía y mas trabajo de verdad por la libertad y la paz, los gestos pueden quedar muy bonitos, pero solo eso, bonitos y esto consiste en ayudar no en recibir aplausos.

Alberto Luque -

¿Bastante? nunca será suficiente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Elia Pesquera -

Seamos realistas, no creo que nadie haya votado a un partido u otro en función de lo que vaya a hacer por África. Aznar y Zapatero hacen lo que ellos creen mejor para España, o lo que se supone que creen que es bueno. El problema no es del gobierno solamente, sino de todos los que sabemos esto y no hacemos nada. Bastante ha hecho Zapatero con hacer que intenta mejorar la situación.

Muchos animos profesor Fajardo!
Saludos

Teresa Villar -

Sabía que España formaba parte del elenco de países exportadores de munición en África, pero no me podía imaginar que fuese el que lo hacía en mayor cantidad. Me ha dejado atónita y sobretodo indignada.

Profesor me alegro de que todo evolucione correctamente. Ánimo

Noelia (Roja) -

El negocio es claro y redondo: se repele la insurgencia (se gasta munición), mientras se le vende a la insurgencia (se gasta munición).España ha venido ocultando, con todos los gobiernos, el verdadero volumen de ventas de armas.

Pablo J -

Esto sí que me parece algo vergonzoso. España monta el Plan África con el objetivo de mejorar el nivel de vida de su población y crear igualdad de oportunidades poco a poco: esto es lo que figura sobre el papel. Realmente, ¿cómo el gobierno de un país considerado "desarrollado" va a incentivar este tipo de ayudas y conductas solidarias sin antes estudiar la situación para sacar una mayor tajada? Se convierten así en beneficiados y no en solidarios, en prestados y no en prestamistas.
Cuanto más, más anhelamos. Llegará el día en que las difenrencias entre países sean tales, que se conviertan en insalvables.

jose Navareño Garrido -

Una vez mas como con casi todo lo que leo en este blog, me quedo con la boca abierta, y yo por ejemplo sin enterarme de nada, joder con nuestro país que calladito se tiene lo que quiere y yo que estaba orgulloso de Zapatero, joer, con esto lo que comprobamos es que las injusticias no están tan lejos de nuestra casa, como realmente hay veces que pensamos, todo esto es subrealista, en vez de luchar por un mundo de igualdad donde podemos vivir todos juntos, luchamos por lo mío es mío y lo tuyo también, pues nada sigamos asi y veremos como acabamos, espero no tener que estar vivo para no sufrir, ninguna guerra, ni ningún otro tipo de desgracia, asi que muy bien sigamos asi.

Silvie -

Me da mucho miedo el significado que muchos paises le dan a la ayuda a los paises tercermundistas... me da verdadero miedo.. porque de una forma o de otra terminan actuando por su único y propio beneficio.. disfrazados con la tan de moda "careta de la solidaridad"...
La solidaridad es desinteresada y no espera nada a cambio...y en mi opinión esta siempre será manchada por los intereses de los paises donantes...

Elena Merino -

Acabo de ver el primer vídeo de VOCES CONTRA LA GLOBALIZACIÓN y solo se me ocurre decir que los intereses que hay por detrás, aquellos que no conocemos y que son los que realmente manejan el mundo...A esos intereses no les interesa que África se desarrolle. Que den la cara abiertamente...

Sara Ayllón -

Es un problema de todos!... es mirar a la izquierda o la derecha y contemplar el mundo que nos rodea, es mirar al pasado, pensar en el futuro e intentar mejorar el presente... no?¿

Jarkoe -

¿Condonaciones de deudas?¿Créditos?No creo que hacer negocio con la pobreza sea ayudar. La deuda es nuestra, que no lo olviden. Y es la deuda más importante:la justicia, que no es una bala más para la recámara; al contrario, es hora de que reciban el calor de lo incondicional (para lo que necesites...).
PD:Un abrazo profesor,espero que vaya todo muy bien, con calma pa´lante:)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres