Blogia
J. C. García Fajardo

Luchar contra las distintas formas de estafa. Las de la mente son todavía peores.

* "Pagaba a Roca en efectivo y en sobres, y nunca me dio un recibo"  El promotor inmobiliario Fidel San Román, cuyos negocios principales están en la Comunidad de Madrid y que ha sido concesionario de la explotación de la plaza de toros de Las Ventas, confesó el 17 de julio pasado al juez que pagó en varias ocasiones a Juan Antonio Roca a cambio de que le permitiera más edificabilidad en sus parcelas o le aprobase licencias.
* Seseña paraliza en un tenso pleno un polígono industrial de 1,6 millones de metros de El Pocero...  Llegado el momento de la votación, los cinco concejales del equipo de Gobierno de IU votaron a favor de la paralización y los dos expulsados del PSOE, como habían anunciado, en contra. El polígono industrial de Seseña paraliza en un tenso pleno un polígono industrial de 1,6 millones de metros de El Pocero  Hernando quedó finalmente rechazado gracias a la abstención de los cuatro miembros del PP.

* Educar sobre lo real
El Gobierno ha incluido la enseñanza de distintas formas de familia dentro de la nueva y controvertida asignatura de Educación para la Ciudadanía. Aunque al final ha cedido a las presiones de la Iglesia católica y sus colectivos educativos afines al suavizar el texto definitivo, sustituyendo la referencia a los "tipos de familia" por "la familia en la Constitución española", sigue incluyendo la enseñanza de que existen los núcleos familiares formados por matrimonios homosexuales, por un solo cónyuge o por parejas de hecho. Ni más ni menos es la realidad sancionada por la ley.
Por muchas quejas que suscite el texto por parte de los colectivos más conservadores, no sería razonable evitar que los adolescentes sepan que existe en nuestra sociedad una diversidad de opciones: el conocimiento es condición para la tolerancia y el respeto. Los padres de ideologías conservadoras son muy libres de enseñar a sus hijos que la homosexualidad es una "perversión" o una enfermedad, y que no hay más familia que la heterosexual; pero deben ser igualmente conscientes de que la escuela tiene obligación de informar de que se trata de una opción perfectamente legal asumida por muchos, con la que deben acostumbrarse a convivir quienes no la aceptan. La educación es la mejor medida de prevención contra la violencia o la discriminación. No es admisible ocultar por razones ideológicas o religiosas situaciones reguladas por ley al amparo de la Constitución, como los matrimonios gays. La legislación debe ponerse por delante de esto.
La inclusión en esta asignatura de referencias a la necesidad de que los alumnos aprendan a respetar la libertad de opción sexual es una de las aportaciones más novedosas. El combate a los prejuicios y las actitudes tanto homófobas como sexistas o racistas debe hacerse desde la escuela. El hecho de que se imparta como una asignatura concreta y no dentro de otras materias, como historia o filosofía (como ocurre ahora con la enseñanza de otros valores, como educación para la paz o medioambiental), aporta una mayor garantía de que se va a dedicar un tiempo específico a tratar estas cuestiones. La defensa de un modelo determinado de familia, como hace la Iglesia católica o los centros concertados religiosos, no puede privar a ningún alumno del conocimiento de las realidades sociales diversas que existen, de su libertad para elegir la que prefiera y del respeto a los que escojan otras distintas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

sheila -

Mi opinión acerca del tema propuesto sobre si es correcta la aparición de la asignatura llamada "educación para la ciudadanía" propuesta para la enseñanza,es buena. Yo creo que está muy bien ya que de esta manera se podría pensar sobre muchos de los temas que están a la orden del día. Por otra parte, el pensar podría cambiar muchas de las actitudes que actualmente los adolescentes están tomando y a la vez dirigirlos hacia una libertad elegida por ellos respetando la de los demás.
Además, en esta asignatura no se impondría ningún tipo de pensamiento de ningún ámbito, cosa que me parece bastante razonable. En la sociedad hay que tener un respeto hacia todo tipo de personas sean de otra raza, de otra opción sexual... y esta materia se inclinará hacia ello.
La conclusión es que me parece correcto la introducción de esta asignatura ya que además de conocer y saber materias como matemáticas, lengua y dibujo entre otras;es impresdicible ante todo ser personas razonables,libres sin que nadie te diga lo que tienes que hacer, pensar y ser.

Estibaliz Orruño -

La iglesia Católica empieza a parecer un anacronismo de nuestros tiempos. Es una estupidez esta negación que parece habérseles metido ahora entre ceja y ceja de los distintos tipos de familias, ya que se trata de una REALIDAD social. Es absurdo este vano intento de confeccionar una realidad aparte y en controversia con la ya existente. ¿Qué pretenden? ¿Engañarnos a todos, pensar que seguro que la homosexualidad es una moda pasajera, una forma de radicalización típica de los jóvenes que se les pasará con el tiempo, como la escandalosa, demoníaca, Movida Madrileña de los años 80? ¿Que la homosexualidad es un capricho bobo, una elección voluntaria de la naturaleza sexual, una enfermedad, una “desviación”? Si los eclesiásticos no se quieren casar con una persona de su mismo sexo (cosa que, tras los escándalos de pederastia destapados, me atrevería a poner en duda) que no lo hagan, nadie les obliga, pero que dejen al de al lado casarse con quien quiera!!!

Qué manía con decirnos cómo tenemos que comportarnos, cómo tenemos que pensar,,, Somos pura carne de cañón. ¿Acaso no cuentan los homosexuales, la mujer libre, tergiversada por la Iglesia? ¿No los vemos con los ojos? Luego, ¡existen! Esta negación de algo tan natural como la propia sexualidad, el cuerpo humano, el placer… Mi Yo, mis emociones y sentimientos más primitivos. ¿O no descendemos de los homínidos? ¿Se nos han olvidado ya nuestros orígenes animales?

Que exista diversidad de ideologías (centro izda, centro dcha, conservadurismo, etc.) es una buena cosa; significa que no hay un ser “omnipotente y justiciero” que piense por todos nosotros. Pero por favor, ajústense ustedes a lo que viene, a la realidad. Seamos consecuentes y prácticos. Las críticas están muy bien. Pero esta negación del absurdo… es del todo inverosímil, no tiene ni pies ni cabeza. Una cosa es que los homosexuales no gusten, y otra cosa es que ni siquiera se les reconozca el derecho de la mera existencia. Del Ser. De su propia condición. Así que… menos fábulas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres