Blogia
J. C. García Fajardo

La mejor inversión contra la pobreza es la educación

Ann Veneman habla bajito y sin alharacas, pero sus palabras retruenan: tráfico de niños, malnutrición, maltrato infantil, abusos sexuales... Esta estadounidense de 57 años es directora ejecutiva de Unicef, la organización de Naciones Unidas para la infancia. "La mejor inversión contra la pobreza y de protección de la infancia es lograr que todos los niños, y especialmente las niñas, vayan a la escuela"
R.¡Todavía hay más de 10 millones de niños que mueren cada año por enfermedades que podrían ser evitables! ¡Y 115 millones que no van a la escuela! En muchos lugares del mundo deben ser protegidos de las redes de tráfico humano. Hay tanto aún por hacer...
...Hace 60 años, los niños en Europa, tras la guerra, no tenían ni comida. Si se mira el progreso que en pocos años se ha hecho en un país como China, o en muchos lugares de América Latina, hay razones para el optimismo. Para nosotros, esto significa que debemos fijar muy bien nuestros objetivos y destinar nuestros recursos a las áreas de mayor necesidad.
... Llevar atención médica a cada comunidad es esencial: permite examinar a una mujer embarazada desde el principio, evaluar la nutrición y completarla, hacerle la prueba del VIH y así reducir las posibilidades de que lo transmita en el parto, repartir medicamentos contra la malaria... Todo esto será clave para el futuro bebé y hemos tenido experiencias muy positivas: hemos conseguido en algunos planes bajar el 50% la mortalidad infantil. Obviamente, la educación es otra área imprescindible: llevar a los niños a la escuela y, en particular, a las niñas.
P. ¿Hay que imponer la educación a las niñas incluso si en determinadas sociedades choca con barreras culturales?
R. Es muy difícil justificar una cultura que deje fuera a la mitad de su población. Todos los niños tienen el derecho a ir a la escuela. No puede tolerarse que en tantos lugares se nieguen derechos básicos a las mujeres. Si las niñas no van a la escuela, todos los indicadores se ven afectados, también el de pobreza. Si la madre fue a la escuela será más fácil que sus hijas e hijos también vayan y tengan más oportunidades de sobrevivir. Dar educación -y de forma específica, a las niñas- es la mejor inversión que podemos hacer para proteger a la infancia y luchar contra la pobreza.
P. Un reciente informe de Naciones Unidas subrayaba que la violencia contra los niños no es patrimonio del Tercer Mundo, sino que también estaba muy extendida en los países ricos.
R. Este informe es muy importante: nos recuerda que no hay áreas seguras, que hay violencia contra la infancia en todos lados, aunque, eso sí, de forma muy distinta. Es muy común pegar a los niños; en muchos lugares está permitido en las escuelas. Es urgente tener leyes de protección y garantizar que se cumplan.
R. No conozco mucho la situación legal de España, pero lo impresionante es que sitúa como prioridad a los niños. Este premio que nos otorgan es muy significativo del gran interés que tiene. Y luego hay otros indicadores que van en la misma dirección: la contribución económica a Unicef se ha incrementado de forma significativa, el comité español es de los que tiene más voluntarios... Está también la publicidad del Barça y ahora el equipo español de baloncesto, que nos ha donado su propio premio a Unicef. Que el ganador de un galardón lo done a otro ganador me parece maravilloso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Rôvënty -

Lo primero entonces será educar a los que tienen que educar cómo educar. 1º Regla: pensar por uno mismo

Diego López -

Estoy de acuerdo en que la mejor inversión para la pobreza es la educación. Los gobernantes, dictadores y demás mandamases que se aprovechan del pueblo prefieren que sus ciudadanos sean incultos y analfabetos porque así los puede engañar mejor. Ahora bien, si estudian los niños, el día de mañana será más complicado que les engañen.

Salud.

Estrada -

Está claro que la mejor solución contra la pobreza tanto económica como mental es la educación. Pues esta sirve para que la gente descubra cuales son sus derechos y cómo poder alcanzarlos y por otra parte, si se tienen conocimientos se puede trabajar y por lo tanto ascender económicamente.
Con respecto a la pregunta de si hay que imponer la educación a niñas donde no sea concebible, mi respuesta es SÍ. Creo que a lo largo de la historia ya se ha observado la subordinación a la que estaban sometidas por no tener educación.
La educación es libertad y todos tenemos derecho a ella.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres