Blogia
J. C. García Fajardo

En Cuba no se puede empezar de cero

La Unión Europea  quiere respetar el poceso de transición en Cuba, a diferencia de Estados Unidos que ha manifestado abiertamente su propósito de intervenir activamente en la transición. Para la Unión Europea el protagonista del cambio hacia un régimen democrático debe ser  el pueblo cubano, pero no se puede olvidar que está amordazado e impedido de acceder libremente a los medios de comunicación de su país y del extranjero, así como a Internet.
El régimen castrista ha mostrado una total incapacidad para evolucionar hacia un sistema democrático y de respeto de los derechos humanos, como lo refleja el incesante aumento de los presos políticos, que ya superan los 330, según la última documentación de la UE. "Siempre que el pueblo cubano lo solicite", señala una fuente próxima al Consejo, "la UE estará dispuesta a colaborar para lograr una transición pacífica". ¿Cómo lo va a solcicitar "el pueblo cubano"? "No queremos que el castrismo se suceda a sí mismo, ni tampoco que se produzca una situación de caos que desemboque en una emigración masiva". Een la UE existe cierto consenso en que sería más fácil encontrar una salida pacífica si se contara con la participación del sector más moderado del Gobierno. "Cuba no puede seguir el modelo chino, ni por su capacidad económica ni por su posición geográfica a escasas millas de Estados Unidos".
"El futuro de la isla", señala un alto funcionario de la Comisión, "tendrá que ser una transición y nada que tenga que ver con empezar desde cero". Existe peligro de "la instalación de mafias de tráfico de armas y drogas", como ya ocurría antes de la revolución.
La corriente dominante en la UE propugna "mantener una política de canales abiertos con el Gobierno actual y las organizaciones de la oposición". Bruselas ya ha descontado que la fijación de "una posición común" de la UE ante Cuba molestará al actual régimen. ¡Ojalá le moleste hasta el extremo de que se activen las fuerzas más liberales y democráticas que existen dentro del Gobierno y de la Administración cubanas!  En Cuba existen miles de personas capaces de contribuir al establecimiento de un régimen no totalitario como el que padecieron con Castro y su camarilla. Bruselas también es consciente de que precisa enviar un mensaje claro de Los Veinticinco, tanto a los 11 millones de residentes en la isla como al millón y medio de exiliados en Miami. Desde 1993, la UE ha proporcionado cerca de 145 millones de euros en medidas de asistencia.  Si hubiera funcionado un auténtico servicio de información por parte de EEUU y de la UE se podría ayudar a los cubanos capaces de conducir la transición. Todo menos caer en la trampa de una provocación por parte del fósil Raúl Castro y de sus sicarios aferrados a las poltronas, como enlas antiguas repúblicas de la URSS. Confiemos en las fuerzas del pueblo cubano y ayudémosles en su transición. Al menos, para los españoles se trata de un deber más que moral.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres