Blogia
J. C. García Fajardo

La funesta manía de pensar

Así  solía decir un dictador que también censuraba a los intelectuales “por su reconocida soberbia”. Para este militar que  gobernó España durante 40 años, al pueblo le bastaba con obedecer pues la Providencia había colocado al frente de los destinos de la católica España a un “caudillo por la gracia de Dios”, como rezaban las monedas.  En ese planteamiento mental, tan pobre como miserable, le ayudaron los representantes de la Jerarquía católica española. El Papa no dudó de calificar como Cruzada a la rebelión militar, con la consiguiente depuración, exterminio y deportaciones de centenares  de miles de españoles. Así quedaron diezmadas nuestras escuelas y universidades, nuestros ateneos y centros de pensamiento ilustrado, liberal y abierto. Nunca pagará esa prepotente jerarquía, que aún pretende mantener regalías y prebendas inadmisibles en un estado no confesional, libre, democrático e ilustrado,  el daño que causaron durante décadas y el erial en que dejaron al mundo de  la universidad, de la enseñanza y de los medios de comunicación. Ahora, con la visita del Papa a Valencia se están reproduciendo situaciones grotescas al pretender la Curia Vaticana que Benedicto XVI “reciba en audiencia” al Jefe del Gobierno español en su residencia episcopal, como si se tratara de un extraño cuando es el  Presidente del Gobierno elegido democráticamente por la mayoría de los españoles.
Es un insulto a la inteligencia. Para los organizadores del Encuentro de las Familias la visita era “estrictamente pastoral”, para obviar la condición de visita de Estado, pues el Vaticano tiene a su Nuncio o Embajador como decano del cuerpo diplomático español.  De acuerdo con los usos diplomáticos, el Papa, en calidad de Jefe de Estado, no puede visitar ningún país sino es invitado por el Gobierno de éste. Una condición que se cumplió el 5 de septiembre de 2005 cuando los Reyes invitaron al Papa a visitar España por medio de una carta del Jefe del Gobierno español.  El Papa tiene previsto visitar al presidente de la Comunidad Autónoma de Valencia, del partido Popular, en la Generalitat, pero el presidente del Gobierno del Estado español  acudiría al palacio episcopal a visitar a Benedicto XVI  como  quien va a Canosa.
También quieren  ocuparse de la seguridad del Papa cuando  es  un tema que compete a las autoridades del Estado por su complejidad y trascendencia al tratarse de un Jefe de Estado, no lo sería tratándose del Dalai Lama o del Muftí de Jerusalén. De hecho, este fin de semana se pondrán en activo aviones de la OTAN para cubrir la visita del Papa. Entre ellos los aviones AWACS E3-D pertenecientes al escuadrón número 9 de la Royal Air Force Británica, lo cual no deja de tener su gracia cuando la Reina de ese país es la Cabeza de la Iglesia anglicana.
También causan escándalo los gastos con motivo de  ese viaje que superan los 30 millones de Euros, a costa del contribuyente, sea creyente o agnóstico, porque la alcaldesa y el Presidente de la Comunidad, ambos del PP, han dicho que se gastará “todo lo que haga falta”. Esto en un momento en que han fallecido casi 50 personas víctimas de un accidente del metro de Valencia por manifiesto abandono y a pesar de las repetidas denuncias de los usuarios y de  los sindicatos.
Por eso son apropiadas las reflexiones del profesor Bustelo sobre la necesidad de pensar por sí mismo, algo que no soportan los del pensamiento único o de cualquier otra ideología. Cita a Kant en su explicación de la Ilustración como “la salida de una minoría de edad culposa”. Por minoría de edad se entiende la incapacidad de usar la razón por uno mismo, plegándose a la dirección de otro; y somos culpables porque aceptamos esta dependencia voluntariamente. En cambio, ilustrado es el que piensa por sí mismo.
Para la mayor parte de la gente les resulta difícil pensar por sí misma por pereza. En un mundo en el que se puede comprar todo, ¿por qué no las respuestas que se precisan en los diferentes ámbitos de la vida? También por cobardía renunciamos a pensar y nos abandonamos a las directrices de otros, mientras que la educación consiste en enseñar a pensar.
Explica cómo las iglesias predican "el no razonéis, pues por ese camino no llegaréis a ninguna parte, sino creed la palabra de Dios, tal como os la comunico". El que piensa por sí mismo pronto se convierte en hereje al que la comunidad persigue encarnizadamente. Kant basa su esperanza en que el cristianismo llevaría en su entraña la posibilidad de pasar de una "fe histórica", meramente eclesiástica, a una "racional o moral". Y ello porque en "la boca del primer Maestro surge como una religión no ordenancista, sino moral". Jesús superó la Ley para proclamar, como única categoría moral, el amor.
La tarea principal que tenemos planteada sigue siendo lograr que cada vez un mayor número sea capaz de pensar por sí mismo aspecto que, ante anécdotas como la visita del papa a Valencia con prepotencia tridentina, no va a ayudar al diálogo con una sociedad joven, educada y con compromisos sociales muy diferente a la que ellos estaban acostumbrados a pastorear.
José Carlos Gª Fajardo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Nesemu -

Es el drama de todas las ideologías, por miedo a lo desconocido y a quienes se atreven a pensar por su cuenta.

Zola -

Respeto, bonita palabra. Ausente en todos los dogmas que son de por sí intelorenates.
Me hace gracia que todavía se piense que hay religiones más tolerantes que otras cuando todas adoctrinan para evitar que el hombre razone. !Qué buenos son los padres salesianos, qué buenos son...porque nos llevan de excursión!

Xaime -

Me pinchan y no sangro. "Insulto a la inteligencia", "insulto a la libertad". ¿Alguién obliga? ¿alguién lapida?. El catolicismo no es solo una manera de pensar y no soy nadie para decirle a cualquier persona que eso es una estupidez. Las hogueras se acabaron hace ya mucho -y menos mal- y la visita del Papa "sin crear polémica, a apoyar un acto al que Juan Pablo II tenía la intención de venir". Mucho veo contra la Iglesia, contra el Papa y contra las instituciones cristianas, para que luego una caricatura de otra fe sea vista como un insulto que merece cualquier respuesta. Ya no matamos a nadie, y de las dos religiones que considero grandes, es la única tolerante porque, para empezar y me parece lo mínimo y obligatario y casi que no tendría que hacer falta ni decirlo, respetamos el derecho a la vida de los que no piensan como nosotros. Si queremos un mundo de ovejas -sean de lo que sean- adelante. Querramos meter en la cabeza a todo el mundo unas ideas, un pensamiento; ni cristiano, ni musulmán, ni agnóstico ni xaimistas ni cualquier otra chorrada que se me ocurra, cada uno a lo suyo y, sobre todo, con respeto.

Jarkoe -

Un insulto a la inteligencia, sí. Y más que eso, un insulto a la libertad que nunca han predicado, junto a ese amor que no sé dónde lo han escondido, aún siendo "representantes" de Dios y aquel Jesús de Nazaret que se avergonzaría de ellos. Despilfarro para una nueva caza de brujas, por así llamarlo, ya que, además, también la cultura ha sufrido un importante embate"(que les pregunten a los Reincidentes, que ya no tocarán, porque todo sube y hay AWACS vigilando).

Media Veronika -

El problema de la Iglesia de hoy es presisamente que no es la Iglesia de hoy, ya que sigue siendo una institución medieval en sus formas (Y fondos). Es cierto que tiene muchísimo poder, pero se debe más a la tradición de siglos que a otra cosa. Si no se adapta a lo que es la sociedad democrática que tenemos en la actualidad, tampoco puede actuar con prepotencia pues su ámbito de poder debería reducirse a un círculo concreto ("que tiene fe").
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres