Blogia
J. C. García Fajardo

En Madrid, la jubilación masiva dejará un agujero de 3.418 médicos en 10 años

Interesante información de Elena G. Sevillano:

La jubilación masiva dejará un agujero de 3.418 médicos en 10 años
 
Los médicos madrileños son mayores. Para comprobarlo, sólo hay que echar un vistazo al gráfico en el que aparece el número de facultativos por edades. Al llegar a los cuarenta y muchos, la línea se dispara hacia arriba. Es el famoso pico de los 50. Madrid es la comunidad con los médicos más envejecidos de España. Fue de las primeras en crear sus propios hospitales, antes de 1978. Por eso encabeza la lista, con un 55% de médicos mayores de 50 años. En el lado opuesto están las comunidades que obtuvieron más tarde la transferencia de la sanidad, como Extremadura (20% de mayores de 50) y Castilla-La Mancha (26%), según detalla el estudio Oferta y necesidad de médicos especialistas en España (2006-2030), del Ministerio de Sanidad.
De los 15.000 médicos que trabajan actualmente en la sanidad pública madrileña, 3.418 cumplirán 65 años en la próxima década. Por especialidades, las jubilaciones masivas afectarán especialmente a los médicos de familia (se retiran 542) y los pediatras (351). También los cirujanos generales (187), los anestesistas (174) y los obstetras (163) verán mermadas sus filas. Son datos que presentó ayer en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, para alertar de la necesidad de facultativos que tendrá Madrid en los próximos años.
A los jubilados que habrá que sustituir, Güemes sumó 3.173 médicos que serán necesarios por el "incremento de la actividad". Un incremento que calcula en el 20% a partir de estimaciones como la apertura de cuatro nuevos hospitales y el aumento de población. En total, aseguró, la Comunidad de Madrid necesitará 6.591 facultativos (4.991 si todos los médicos decidieran retirarse a los 70 años). Lo que no incluyó en el cálculo es la salida de nuevos profesionales de las facultades.
La Comunidad de Madrid oferta este curso 1.170 plazas de médico interno residente (MIR), la práctica necesaria para convertirse en médico especialista. Si esas plazas se mantuvieran durante los próximos 10 años, los nuevos médicos serían más que suficientes para cubrir las bajas de los que se jubilan y la mayor presión asistencial. "Decir que faltan tantos médicos sin hacer un estudio real, por especialidades, me parece una frivolidad", aseguró ayer Guillermo Sierra, ex presidente de la Organización Médica Colegial. "Hay que hacer atractivo el ejercicio de la profesión, con mejores horarios, evitando que se pierda poder adquisitivo... La desmotivación en el sector público hace que el médico esté deseando jubilarse a los 65". Güemes aseguró que no descarta contratar médicos extranjeros para paliar la falta de especialistas, como ha propuesto su homóloga catalana, Marina Geli, pero ayer defendió la que es su mayor apuesta: la creación de nuevas facultades de medicina. Ayer mismo recibió una buena noticia: la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha aprobado una de las tres facultades privadas que anunció el Gobierno regional en febrero.
La Universidad Europea impartirá medicina y formará a sus estudiantes en un hospital público, el de Getafe. El presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez Bayle, criticó "la utilización de recursos públicos con fines privados" y el hecho de que, al no tener nota de corte como las públicas para entrar, "se valorará más la situación económica que el mérito". La Consejería de Sanidad no precisó, a preguntas de este periódico, si la universidad pagará al hospital por formar a sus alumnos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres