Blogia
J. C. García Fajardo

Bernard Kouchner es tan peligroso como Sarkozy, Dos iluminados megalómanos

Hace años que conozco a Bernard Kouchner, ex presidente de Médicos sin fronteras, ex Ministro de Sanidad en un Gobierno socialista, antiguo presidente de Médicos del mundo, y “genial” inventor del concepto nuevo en Derecho Internacional “injerencia humanitaria”… en un país empobrecido pero rico en materias primas, se entiende. El pretexto, “que no respetan los Derechos Humanos”… Ya, ya. China, Rusia, Nigeria, Sudán, Arabia saudita, y el resto, que se preparen. No, nadie se meterá con ellos aunque invadan soberanías y pueblos, aunque masacren a kurdos, armenios, iraquíes o palestinos… Desde el primer momento he anunciado que Kouchner es un arribista, un egocéntrico casi delirante y un megalómano incorregible que se aprovecha de todos y de todo hasta cambiar de Partido cuando quiere y formar parte ahora del gobierno de derechas de Sarkozy. Curiosamente ambos tienen un abuelo judío que les facilitará esa peculiar visión del mundo como mesa de juego o país de conquista porque “se saben elegidos”.                                                                                                                                                                                                                                                   Mientras tanto, se ha disparado la venta de armas porque la construcción ya no es la “locomotora” de la economía, continúa siendo la guerra, y para que esta estalle o se mantenga y extienda, hay que venderles armas. O regalárselas como al Estado de Israel, a Egipto o a Pakistán… o en su día a los talibanes para echar de Afganistán a los rusos… con la ayuda de Bin Laden                                                                    
Después de la decisión de EEUU de invadir con armas Oriente Medio, de facilitar a India las últimas tecnologías nucleares y “garantizarles el suministro de combustible para su casi veintena de centrales en funcionamiento o a punto de inaugurarse, ya que, “si como es probable, realizan un par de pruebas nucleares  más, que están prohibidas”, e interviene la Agencia de Energía Atómica, de la ONU, los EEUU se comprometen a garantizarles ese suministro. Está en todos los medios, en todos los foros y en todos los centros de poder. Nadie hace nada. Al contrario, hemos asistido al vergonzoso asunto de la venta de armas a Libia, a cambio de soltar a los rehenes búlgaros. Y con la declaración del hijo de Gaddafi  a “Le Monde”, de que también ha habido El político ex socialista ha entrado en contradicción con las sucesivas explicaciones suministradas por el Elíseo o el entorno de Gaddafi. El ministro francés saltimbanqui, siempre ha parecido no saber lo que pasaba. Pero ha tenido que “admitir que hubo dinero por medio -pagado por Qatar a través de la fundación humanitaria que preside un hijo del dictador libio- y que, bueno, que sí se firmaron contratos de venta de armas, pero él los desligó del resto de la maniobra humanitaria”.                                                                                                                                                                                                                                                                 “El arranque de la presidencia de Nicolás Sarkozy estaba siendo avasallador: se aprobaban las leyes que había prometido, varias figuras de la izquierda se dejaban atraer a la órbita sarkozysta bajo distintas formas de complicidad y todos los grandes problemas -intratado europeo, explosión del déficit público y liberación de las enfermeras búlgaras y el médico palestino- encontraban su solución” se dice en El País, pero la liebre ha saltado en Libia.  "Italia y Rusia también han vendido armas a Libia, Tony Blair viajó a Libia para discutir un acuerdo de cooperación industrial; Francia hace lo mismo que los otros países europeos" dice el ministro de Defensa. Pero me quedo con la pregunta de François Hollande, : "¿Cómo aceptar que se diga que se desea una democracia transparente cuando, al mismo tiempo, es el hijo de Gaddafi quien anuncia que se ha firmado un contrato de venta de armas, cuando Exteriores no sabe nada y el ministro de Defensa dice que sólo hay meras negociaciones?".  “Kouchner decía que había que enterrar la realpolitik para poner por fin en el centro los derechos humanos, se recoge en esa crónica. En este caso Kouchner ni siquiera defiende la realpolitik, sino un cinismo absoluto", resumió un diputado del PS.                                                                                                                                                                                                                                           Tenemos que mantenernos alerta porque en una de estas el desconcertante Moratinos nos pone a los pies de los caballos, en “misión de paz” por supuesto como Aznar o Zapatero, para construir ese fantástico Caballo de Troya de la Unión Euromediterránea, que describía en un infumable y alucinado artículo nuestro Ministro de Asuntos Exteriores. ¿El fin? El mismo que la expansión de los 12 a los tropecientos miembros actuales, pisando el acelerador para que jamás de pueda lograr un poder alternativo válido y coherente. ¿Dijo Sarkozy “Turquía, no”? vale, ahora entrarían Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Israel, el nuevo Estado Palestino, Líbano… e cosí via: Es increíble tanta hipocresía y ceguera. Luego no dirán que no nos lo habían advertido. Como Hitler dijo de su libro Mein Kampz, publicado durante la república de Weimar, o De Gaulle de “Le fil de l’épèe”, antes de tomar el poder.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres