Blogia
J. C. García Fajardo

Ocio para la soledad, la autodestrucción y la muerte

Nuestro amigo Koldo nos envió esta reflexión para el CCS: Ocio para la vida. Como en mucho aspectos coincide con lo que tratamos en clase esta mañana, la cuelgo para los bloggers. Nesemu 

"Nos dieron una tierra virgen e hicimos de ella campo de batalla. Nos ofrecieron una geografía pura y nos seguimos matando como lo veníamos haciendo a lo largo de miles de años. “World of Warcraft”, “Ever Queso”, “El diablo II”, “Guild Wars”, “Soulcalibur”…, son algunos de los espacios paralelos donde desarrollan una segunda y cuestionable vida virtual millones y millones de cibernautas.
Los juegos de rol llegan a aparcar la vida real de muchos de sus incondicionales que se reparten por todo el mundo. Presentan escenarios y acción muy poco edificantes, con raras excepciones como las de los “guild” o fraternidades virtuales, en donde los dobles o “avatares” se ayudan unos a otros. No se observa mayor impulso emancipador, no abundan las iniciativas de cooperación. Sigue la perversión y la persecución, la carrera y la violencia, como si aún los humanos no nos hubiéramos peleado y matado lo suficiente.
El espacio no contaminado ya ha sido mancillado. Escapamos de un mundo para crear otro semejante. De nuevo el hombre contra el hombre en una tierra hasta hace poco ignota. ¿Para qué inaugurar nuevas esferas si hoy por hoy nos seguimos enfrentando a la primera oportunidad, si en esas dimensiones recién conquistadas seguimos desplegando el caduco orden de la competencia y el odio?
La “segunda vida” que han propiciado las nuevas tecnologías y donde muchos cibernautas invierten buena parte del día, representa en su generalidad una involución. Esos juegos de rol, auténticos mundos dentro de este mundo, no desarrollan precisamente un ser humano creativo y solidario, visionando y ensayando un paradigma nuevo.
Soñar alto a golpe de teclado y ratón, crear lo no conocido, dar vida a lo no intentado, desplegar una realidad virtual que abra expectativas, que ensanche el horizonte de esperanza en el mundo real, inaugurar nuevos escenarios que después puedan desbordar la propia pantalla…, no es lo habitual en esta otra vida, para tantos ya más real que la primera. Prima de nuevo el hombre a la caza del hombre, la extensión en el monitor de la misma y decadente civilización que muchos desearíamos ver superada.
El problema se agrava entre jóvenes y adolescentes. Considerar la violencia en la pantalla como mero e inocente entretenimiento es lo que abre las puertas a matanzas reales como la de Virginia. Los mundos virtuales están más cerca de los verdaderos de lo que podamos llegar a pensar. (Ahí está el popular  “Second life” con adquisiciones y servicios a cambio de euros).
No puede haber tanta industria de ocio bélico, no puede haber tanto arsenal de armas virtuales, no puede haber tantas películas de tiros y más tiros en todos los escenarios posibles e imaginados…, y que los chavales convivan y se desenvuelvan como ángeles.
Todos los que se lucran con la industria del ocio violento son, de alguna forma, corresponsables de las 32 muertes en la Universidad Tecnológica de Virginia. La responsabilidad se comparte entre el joven Cho Seung Hui y quienes le llenaron la mente de sangre y muerte.
Según la Asociación Psicológica Americana un chaval norteamericano verá por término medio 100.000 actos de violencia y 8.000 asesinatos, sólo en la televisión antes de llegar a la madurez.
Una fina línea separa la ficción de la realidad. El consumo de semejante dosis de agresividad afecta seriamente, sobre todo a las mentes en formación. Dice el maestro budista vietnamita Thich Nhat Hanh que la violencia acumulada en nosotros nos abruma y nos empuja a ser descargada de algún modo: “Consumir a diario esta clase de alimento sensorial  a través de la de la televisión y los videojuegos alimenta constantemente la mente de violencia… Cuando los adolescentes juegan con estos entretenimientos, es fácil de comprender por que acaban yendo al instituto con escopeta y disparando a sus compañeros”.
¿Podemos pensar que semejante sobredosis de violencia y odio no conlleva efectos secundarios? Los modelos de comportamiento que constantemente visionan e interiorizan son los que conducen después a la tragedia. Para hacer semejante atrocidad cuánta violencia no habrá digerido el estudiante subcoreano, cuánta sangre virtual no habrá visto correr, cuántos otros jóvenes no habrá matado en la pantalla de la “nintendo” de la “Play Station”, o del “World of Warcraft”.
Los responsables últimos de toda esta tragedia actúan como si las vidas truncadas en ese campus no tuvieran con ellos nada que ver. Sin embargo en todo este drama no hay sólo un estudiante trastornado que  aprieta y aprieta un gatillo, hay todo un entorno enfermo que lo sube a la ventana y en cada uno de sus compañeros universitarios insinúa una diana.
Una educación basada en principios, ética y valores, un ocio alejado de tan destructivas pantallas son claves para que el césped de ninguna universidad se vuelva a regar con tanta sangre inocente. Ocio que ensalce, que recree y reinvente la vida, ya no más que la apague.

Koldo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

43 comentarios

Manudo -

Has dicho Bolonia?..
Ah querias decir Varsovia.

SRG -

Al Sr. García Fajardo, autor del texto: Me encanta ver el desconociento del tema del que hacen gala. Primero, cibernatura y aficionado a los juegos, NO es lo mismo. Más que nada que muchos juegos no requieren de un ordenador (véase consolas), y tampoco tienen porque requerir una conexión a Internter.
A Alicia Martín: Le diré que se equivoca con el crimen de la katana, en ese juego (al que YO he jugado), no hay ninguna prueba que se parezca ni lo más mínimo a lo que ese asesino hizo en la vida real.
A casi todos: Los que jugamos a videojuegos no nos creamos mundos paralelos ni nos sumergimos enfermizamente en ellos. Nosotros, también somos personas normales. Tengo una familia, tengo amigos, un trabajo bien visto, un nivel cultural más que normal, soy capaz de interrelacionarme con personas de toda índole, y todo ello, a pesar de jugar a videojuegos.

Acabaré con una pequeña reflexión. Demonizar es rápido, sencillo y barato. Intentar comprender a quien tenemos enfrente puede ser lento, arduo e incluso caro, pero es más satisfactorio. No por comprender a otra persona, sino porque al menos podré criticarle con conocimiento de causa.

Gama Rei -

Pues, si criminalizan así a los videojuegos, pues también deberían prohibir cualquier cantidad de literatura y cine.
Al fin y al cabo, se llega a que el hecho de que alguien se vuelva asesino en serie y resulta que casualmente jugaba videojuegos no representa una correlación entre una cosa y la otra. Hay una serie de factores, pero especialmente de la educación y atención de parte de los padres, aparte de una variedad de problemas sociales, tensión causada por cualquier tipo de situaciones. Culpar de todo a los videojuegos es simplemente un atentado contra la propia inteligencia, o señal de la negativa a aceptar que uno no ha sido buen padre.
Llevo jugando videojuegos desde los 6 años (actualmente tengo 22), entre ellos juegos de disparos, y pues, mi vida ha transcurrido con bastante normalidad. Siempre supe distinguir realidad de ficción.
A quienes defienden la postura del autor de este artículo: ¿A cuáles estudios científicos comprobados se refieren? No existen, o han sido desmentidos cualquier cantidad de veces.

David Antón -

Este es un ejemplo de libro de lo que se denomina sociológicamente "moral panic", podéis consultarlo en la wikipedia si queréis,se define así: "Una condición, episodio, persona o grupo de personas emerge y acaba siendo definido como una amenaza para los valores e intereses de la sociedad; su naturaleza se presenta de una forma estilizada y estereotipada por los medios de comunicación; las barricadas morales son capitaneadas por editores, religiosos, políticos y otras personas; expertos socialmente acreditados pronuncian sus diagnósticos y soluciones; modos de frenar esta tendencia evolucionan y (a menudo) pueden llegar a aplicarse; entonces la condición desaparece o puede llegar a hacerse más visible." Y es sencillo darse cuenta de hasta que punto está completamente fuera de lugar responsabilizar a los videojuegos de eventos como estos: La proporción de personas que usan videojuegos a día de hoy frente a los que cometen crímenes violentos presuntamente inspirados por ellos (cuando obviamos factores causales mucho más pertinentes pero más incómodos de considerar), esa proporción es menor que la de conductores de coches y accidentes de tráfico. Resumiendo, a día de hoy se puede decir estadísticamente que el coche "te convierte en un asesino que se estrella contra otros coches buscando sangre" con mayor respaldo que los videojuegos. Porque... dada la cantidad de jugadores actual, ¿dónde están cientos de miles de psicópatas que deberían invadirnos producto de tan nefasta influencia? Están en la imaginación desbordada de quienes prefieren culpar a una minoría que desconocen de hechos graves que implican causas complejas y que nos obligan a replantearnos factores sociales como la venta libre de armas, la sociedad competitiva que aisla y desprecia a quien no sigue las convenciones, la violencia de unas leyes que ponen la propiedad privada por encima de la vida (en EEUU puedes disparar a alguien que entre en tu casa directamente) y de unos líderes políticos que ejercen internacionalmente de matones y "solucionan" todos los conflictos ejerciendo una violencia asesina contra países indefensos y poblacines civiles desarmadas. Pero todas estas causas probables no parece que tengan un hueco en el tranquilizador mundo de los que tienen una respuesta única y perfectamente aislada de ellos y de la sociedad para justificar los hechos que les perturban: son los videojuegos, no te cuestiones nada más. Felicidades por la capacidad de simplificación, pero ojo, que quizá el próximo asesino tenga un blog y resulte que los bloggers pasen a ser los nuevos genocidas!!!

Alejandro -

No creo que nadie lea este comentario, pero por si acaso. ¿La culpa de la matanza de Virginia es de los videojuegos? Si la pregunta fuera si los videojuegos pueden causar algo así, se podría debatir. El caso es que el estudiante coreano ¡No jugaba a videojuegos! Los han buscado pero en su casa no tenia ninguno. ¿Va a resultar que la respuesta es más compleja de lo que se pensaba?

G. -

Dígame, "SR."; ¿Qué le parece si se aleja un poco del cuadro para verlo mejor?. Porque si seguimos su línea de "razonar"; también le tenemos que cargar las culpas del 11S; del 11M, de la guerra de Chechenia (y de las otras 37 que en este mismo instante de están desarrollando en el mundo, aunque Ud. no lo crea); a los videojuegos y mundos virtuales, ya sean en la RED o en un tablero y un mazo de naipes.

Ud.; está desgarrándose las vestiduras hipócritamente (con perdón de la expresión) contra algo que no es más que juego tecnificado(no olvide que los niños juegan con armas de juguete desde la más remota antigüedad). Hágase un favor, (y hágaselo a la gente en general), y despotrique y peléese si quiere, con los que permiten que jovencitos usen juegos para adultos, o mejor todavía, dedíquese a cargar las culpas a los verdaderos responsables de los males de nuestro mundo: EL PODER; LA CODICIA, Y LA AVARICIA.

Saludos.
G.

Que de flipadas -

xDDDDDDDDDDDDDDDD esta "periodista" fuma demasiado y nada nuevo, quizá tenga las neuronas aturulladas de tanto pensar en videojuegos :D

Ni sabe lo que es la cultura de los videojuegos, ni conoce a gente que juegue videojuegos, ni nada del tema, evidencia su GRAN ignorancia en el texto espuesto.

Conozco MUCHAS personas que juegan a videojuegos y no he visto nada raro, en cambio si veo personas que cometen crímenes a diario sin videojuego alguno.

¿Qué escena es esa del juego en el que había que matar a la madre" la que se dice para justificar al chico de la Katanaa, porque ese juego me lo he pasado mil veces y tal escena no existe...

Los conocimientos de psicología de esta que escribe los aprendió en una tómbola, el criminal potencial tiene una mente perturbada capaz de hacer de cualquier cosa en su entorno para cometer crímenes, es una mente inestable.

¿Podría alguien explicarme quienes eran los culpables de las matanzas estudiantiles en USA hace 12, 15, 20 años?

Es obvio que esta gente se aburre mucho y busca el típico cabeza de turco para que lo absorban los cuatro ignorantes prejuiciosos de siempre.

Imagino que habrá que calificar el Brain training como un fenómeno de manipulación de masas que las invita a mantener su cerebro en forma, my god! que peligro! xDDDDDDDDDDDD

Los videojuegos están calificados por edades, como las películas, revistas, etc.. es responsabilidad directa de los padres permitir a sus hijos acceder a contenidos no aptos para su edad.

Mejor dedíquese a despotricar de los programitas de cotilleo que seguro ve en los cuales, en horario infantil, se verte más violencia verbal que en cualquier videjojuego.

Enric Martinez -

Qué pena de mundos paralelos... los creamos y los llenamos de zombies, elfos, alienigenas.

Señores, que los juegos no son universos paralelos, son juegos. Y punto.

Las relaciones no se hacen ni se crean en los videojuegos. Se llevan a cabo en al vida real. Yo juego con mis amigos, mis amigos de la VIDA REAL, con los que nos echamos unas cervezas, vamos al trabajo y hablamos de fútbol y política o salimos a cenar. Y además agarramos y nos echamos unas partidas al Heroes of Might and Magic V o lo que se tercie.

Y no se equivoquen, es muy difícil perder la noción de la realidad, no estamos en la era de "La Realidad Virtual", sino ante una pantalla igual que la de TV y hay que levantarse para ir al retrete o agarrar algo de beber de la nevera. Eso si no se está con unos amigos en red.

A ver si va a resultar que los malvados "enganchados" y potenciales serial killers que jugamos a videojuegos somos los que tenemos los pies en el suelo y quienes están auténticamente alienados, viven en mundos de fantasía y carecen de la capacidad de entender el mundo real son "los otros".

Y no ando desencaminado, porque el juego es por un lado un entrenamiento mental y por otro una forma de realizar la agresividad y la competitividad... lo cual, cuando se hace en grupo, además es un importante elemento de socialización.

En fin, sigan en sus mundos de fantasía.



Ralse -

Yo pienso que quien escribe esto tiene demasiado tiempo libre, en vez de hacer de mesias salvador, y de iluminarnos contra los juegos de rol y los videojuegos, deberia buscarse un trabajillo.Una cosa normal, que no se canse mucho, 8 horas no mas.

María Vindel -

Es cierto, que a lo largo del día se nos presenta ante la vista múltiples escenas de violencia, pero esto no es motivo para que vayamos por la calle con pistolas en la mano y disparando a quien nos venga en gana. Los videojuegos, películas y en la televisión, las escenas de violencia predominan pero no sirve de excusa para la matanza de Virgina.

Eduardo Martín -

Llevo jugando a juegos de rol la mitad de mis 30 años, y jugando al WOW desde hace casi un año, y el grave problema que hay es que la gente demoniza aquello que no entiende o que no quiere llegar a entender.

En los juegos de rol de mesa,los jugadores COOPERAN para progresar, siendo este el concepto más difícil de entender para cualquiera que no sepa como funcionan estos juegos, ya que el 95% de la gente te acaba preguntando ¿Quién ha ganado? ya que en el subconsciente todo el mundo identifica juego con competición, y por ende, debe haber ganadores y vencidos.

El mejor ejemplo está en el deporte. He visto a miles de padres arengando a sus hijos, insultando a los árbitros, porque lo único que importa es ganar y "matar" o "humillar" al rival siempre que se pueda. Es otro tipo de violencia, con sus propias reglas que están perfectamente definidas y aceptadas por la sociedad, pero nadie habla nunca de prohibir los deportes, igual que nunca se habla de prohibir la televisión.

La solución pasa por que los padres vigilen lo que hacen sus hijos y se detecten posibles desajustes mentales. Al final los que realizan una matanza como en Virginia, el asesino de la Katana o los asesinos del rol no dejan de ser unos desequilibrados mentales, como ha sido demostrado varias veces por forenses.

Cualquier psicopata puede usar lo que tenga a su mano para matar, un coche, un rastrillo de jardinero... Lo dificil es detectar esa psicopatia y no hacer lo facil que es echarle la culpa a otra cosa.

Dorian Gray -

Los videojuegos están regulados por edades, como las películas... Los padres son los que tienen que decidir si sus hijos pueden ver o jugar a ese tipo de juegos, y educarlos. Por otra parte, los niños no son tan tontos como (me da la impresión que)creemos desde nuestra perspectiva adulta y, con una educación, son capaces de discernir "lo bueno" de "lo malo" y la realidad de la ficción. Un vidojuego violento, por si solo, no crea un asesino en serie...

Insisto en que lo prioritario sería un mayor control en la venta de armas. Parece que en EEUU, cualquiera se puede comprar un arsenal... Y hay gente que, sencillamente, no está bien de la cabeza.

Rocío Romero Molina -

Podemos crear otro tipo de ocio, para qué inventar un mundo como el nuestro pero dentro de un videojuego y cargado de violencia. No podemos escapar a la realidad , no podemos cerrar los ojos, debemos enfrentarnos a ella e intentar superarla . Que seamos nosotros quienes controlemos nuestra vida. Por ello evadirnos en un videojuego , en la televisión o en cualquier otro tipo de ocio no es la solución porque la realidad seguirá en el mismo sitio aunque nosotros no pensemos en ella. Así sólo nos estaremos perjudicando.

Para crear otro tipo de ocio debemos destruir el existente y quizás no utilizando estos juegos contribuimos a ello. Las empresas producen a raíz de la demanda y si no demandamos estos juegos las empresas no los producirán puesto que perderán beneficios.

Los juegos , las películas y todo el ocio que conlleva a la agresividad y la violencia son muy peligrosos en niños pequeños , éstos hacen lo que ven y si ven violencia serán violentos. La culpa la tienen las empresas productoras de estos ocios, el Gobierno e instituciones que permiten que salgan a la venta y a la vez los padres de los niños que van a comprarlos o que no riñen a sus hijos por utilizarlos.

Una posible solución sería una medida legal que impidiese a estas empresas la venta de productos violentos.

Rocío Romero Molina.

Carlos Fernández-Marcote -

Siempre es lo más fácil, culpar a los videojuegos, a un determinado tipo de música, a una película y no concienciarse de lo que realmente pasa es que si a un loco le das armas como si fueran chicles pasa lo que tiene que pasar. Si todas las muertes y todos los tiros ocurrieran en los videojuegos...

Ana Carrión Guijarro -

Las matanzas como las de Virginia no se producen por causa de jugar a los videojuegos que hoy en día contienen violencia, pero en algunas de ellas, sí que pueden influir dependiendo del estado psicológico del sujeto que la produzca. Lo que está claro es que la infancia actual no es ni semejante a la que nosotros hemos vivido, y eso afecta en la conducta del niño. Ahora el entretenimiento principal de los más pequeños son los videojuegos, y muchos de ellos contienen armas, sangre, peleas...Nosotros en cambio jugabamos al pillao, a la comba o las cánicas. Ahora las series no son nada educativas y los personajes nada representativos e identificativos ¿dónde se han quedado los trotamusicos, el equipo A, o los fruitis?
Además, creo que aunque lo que vean o no en la televisión o a lo que jueguen o no sea importante para el desarrollo del niño, lo principal es cómo te eduquen y en que ambiente lo hagas, por lo que en la decisión de los videojuegos, los padres también tienen un papel fundamental. Si te has crecido en un buen ambiente familiar y te han inculcado unos valores, sabrás contextualizar esos videojuegos.

Dorian Gray -

Me parece una soberana estupidez echarle la culpa de una matanza a los videojuegos. Si una persona no está cuerda es por otras razones. Yo he juegado, visto y leído cosas violentas y no me da por matar a gente por la calle. Basta ya de razonamientos tramposos. La violencia está en nuestro interior, no somos buenos salvajes, ni mucho menos. El secreto está en saber controlar esa violencia, para que no nos supere y explote, para ser verdaderos seres humanos.

También habría que empezar por regular y restringir el acceso a las armas...

Por cierto, a modo de broma, millones de personas han visto "300" (que, por otro lado, me parece un pestiño de película) y no me han llegado noticias de gente en taparrabos probando su lanzada a diestro y siniestro.

Dorian Gray -

Hay gente que está mal de la cabeza y que no distingue la realidad de la ficción. Los videojuegos, la literatura, el arte, el cine..., son el reflejo de nuestra vida diaria, del mundo real. De ahí esas invenciones. Hay que ser capaces de discernir la realidad de la ficción. Todos los juegos son competitivos por definición y tienen su grado de violencia. Pero no se puede hacer responsable a los mismos de hechos como los de EEUU.

En mi opinion, debería restringirse el acceso alas armas y dejarnos de tanto tremendismo virtual... Millones de personas han visto "300" y no van en taparrabos por las calles probando su lanzada...

Jarkoe -

Como dice Sergio, somos nosotros y es nuestra moral. En lugar de debatir si la culpa es del videojuego o de esta película o aquella serie, quizá convendría preguntarse qué nos ha llevado a querer jugar, ver, participar de tanta violencia, aunque sea en la ficción. Demasiado retorcidos. Quien defiende esos videojuegos lo hace por algo. Disparar al enemigo con tu mando en tu sofa... Que alguien me lo explique, por favor.

Elquenun -

No me parece adecuado culpar a los videojuegos. En todos los mencionados (por cierto es Ever Quest y no Ever Queso) puede haber batallas pero existe un concepto extendido del Bien y del Mal, la luz y la obscuridad... y por lo tanto la opción de alinearse con uno de esos lados.
Uno de estos juegos de rol (Neverwinter Nights II) apareció en dos formatos: Legal y Chaos. Desconozco las cifras de venta de cada una pero lo triste puede ser igual esa tendencia por la ¿maldad? aunque creo que no debemos demonizarla. No es ese el problema.

GaSkY -

En mi humilde opinión, una persona sana, y sin ningún tipo de problema mental, cuando juega a un videojuego sabe digferenciar la verdad de la ficción.

El problema viene cuando estamos tratando a un sector de riesgo, como personas con problemas mentales(esquizofrenias...), que pueden no saber diferenciar donde acaba el juego y empieza la realidad. También, y en algunos casos solamente, los niños de edades tempranas, que ante la falta de estimulos familiares, y afectivos, se encierran en los juegos para completarse y completar su educación.

Sergio Martín -

No tenemos tanta imaginación como pensamos, no hemos creado ningún mundo nuevo ni ningún universo paralelo, nos limitamos a reproducir nuestros esquemas de vida en otros soportes. Es llevar a lo virtual lo que vemos día a día. No creo que los videojuegos tengan la culpa, porque entonces ¿que haríamos? ¿Prohibiríamos también los telenoticias porque en ellos aparece la violencia? ¿Nos encerraríamos en casa para no ver la violencia en las calles? La violencia es parte de nuestra sociedad, no podemos huir de ella. Los videojuegos no han inventado nada, tan solo muestran lo que existe, no creo que sean los culpables, los culpables somos los hombres y nuestra moral. Racionales (en ocasiones) o no, al fin y al cabo somos animales… y eso se nota.

M. Ossorio -

Lo fácil es echarle siempre la culpa a otro. Vale que los juegos sean violentos, nadie lo discute, pero se supone que esos juegos violentos se enfocan para un público adulto que ya debería saber dónde está la línea que separa la realidad de la ficción. Quizás deberían echarle la culpa a poder comprar en ese país 12 armas al año como si un paquete de arroz se tratase. Quizás deberían echarle la culpa a ese "derecho" a tener un arma. Quizás deberían echarle la culpa a la incompetencia: cuando alguien alerta de algo, más vale investigar, como poco, y tomar alguna medida.

Carpintero -

Los juegos no tienen la culpa, el problema esta en la edad de quien los juega, un niño de 5 o 6 años que juega todas las noches al Counter Strike se levantará por la mañana con ganas de disparar al enemigo.

Maximilano is not an island -

Un perdedor radical en una sociedad violenta que lo despojó de su realidad más auténtica pero que le dio los medios para dar salida a su odio.
Más que una causa, los videojuegos son el reflejo de nuestro modelo del 'todo vale'.
Creo que el autor no pretendía demonizar nada, sino reflexionar sobre esta decadencia a la que yo también soy sensible. En lugar de aprovechar la tecnología y las comunicaciones para unirnos, nos estamos convirtiendo en islas. Recordemos el poema de John Donne: No man is an island.
Cuando lo asumamos, no reaccionaremos indignados a una reflexión muy válida en un momento en el que debemos ser críticos con el modelo de 'usar y tirar' que nos quieren vender y que estamos comprando.

Alvaro Marchante -

Cuando una persona tiene problemas con la gente que le rodea en el ordenador puede encontrar un gran amigo. Se puede ir por la rama de internet o por la de los juegos. Yo mismo viví unos momentos de enganche a los juegos de rol, con el vampire y el diablo. Se necesita mucha comprensión para dejarlo y, sobre todo, tener ocupado todo el tiempo porque si no vuelves a jugar y no te importa no dormir si puedes seguir jugando.
Además, creo que los juegos favorecen la violencia. Solo hay que mirar los hechos. Recuerdo el asesino de la katana, que no dudó en matar a toda su familia como hacía su "heroe" en un juego.

Alicia Martín -

Los videojuegos hacen que los jóvenes se enganchen a ellos y lleguen a pensar que el mundo fantástico del juego es el suyo propio. Todavía tengo en mente el chico que mató a su madre con un katana porque era una prueba más del videojuego. No creo que la solució sea prohibirlos, pero sí intentar hacerlos con un poco menos de violencia.

Ignacio Álvarez -

No hay que negar que hay videojuegos que son un poco... escabrosos y morbosos. Como tambien hay películas, consideradas clásicas, que tambien se las trae. Pero de la misma forma que hay peliculas serias, sin violencia, etc, hay juegos que potencian la inteligencia, la socialidad... Es cierto que si hay personas débiles sicologicamente les puede afectar en mayor medida, pero al final se reduce a que se venden armas, y gente que asegura que si todo el campus hubiera llevado armas, no se habría hecho tal matanza.

Diego López -

No creo que Koldo, autor del artículo, criminalice los videojuegos y los culpe a ellos únicamente de todo lo malo. A mí me parece que ha puesto a los juegos como un ejemplo. Y ¡ojo! razón no le falta. Hay estudios científicos que asegura que videojuegos o películas sangrientas pueden provocar trastornos mentales en personas débiles psicológicamente. Al igual que hay estudios, de mayor o menor credibilidad, que afirman que las ratas, pero también las personas, se ponen agresivas oyendo Heavy Metal y están calmadas oyendo música clásica. En definitiva, es un ejemplo porque no todos los que juegan se vuelven locos y matan a 32 personas, ni todas las personas que oyen Heavy se ponen agresivas.

Por lo demás, suscribo lo dicho por Luque en su comentario.

Irene Moreno Palmero -

No es necesario tomar como ejemplo la desgracia ocurrida en Virginia, solo hay que ver los casos de violencia entre jóvenes y niños en España,que utilizan las agresiones físicas como modo de diversión y acosan a otros más indefensos.
La imaginación de un niño es una potente arma de creación, si se llena de violencia, sangre y mundos virtuales. Los resultados son nefastos.
Por otro lado,¿Cómo puede permitir Bush la venta de armas de manera descontrolada, como si un fueran dulces?

jose navareño garrido -

Esta mañana el periodico decia que el joven habia estado dos años antes en tratamiento psicologico por un trastorno, ¿alguien se cree que era por jugar a "Resident Evil"?
No seamos hipocritas, los "cuerdos" damos violencia porque recibimos violencia, y los "locos" porque tienen transtornos psicologicos...
O es que maten a una mujer cada 10 minutos o la guerra entre paises tambien es porque la gente ve demasiada violencia en la tele, en el cine o se tira todo el dia jugando a la "play"??
Hay violencia porque somos violentos por naturaleza, no porque nos hagamos violentos...Porque entonces creo que Bush deberia de estar en el libro Guinness de los records por ser el que mas horas se ha pasado jugando a videojuegos viloentos a la play station...Y dejemos de "cargar el muerto a otro" (y nunca mejor dicho y perdón por la expresión)...

Jorge Inarejos -

Este tipo de juegos lo único que hacen es aumentar la violencia, ya que el adolescente que se sienta delante de su televisor para divertirse con un vidoejuego o con una película donde la matanza entre personas es el plato fuerte ,está claro que recebirá influencias negativas que luego trasladará( no en todos los casos) al mundo real.
Desde luego yo pienso que esto no es una forma de hacer de nuestro mundo un lugar mejor. Por todo esto habría que suprimir este tipo de películas o videojuegos que tano mal están causando en los adolescentes de hoy en día. Posiblemente este sea el primer paso para lograr que la violencia no sea más que un mal recuerdo.

Eva Losada -

Es cierto que hay mucha violencia en los videojuegos, en la televisión, etc. Pero eso es, en realidad, un reflejo de la vida real. La violencia que vemos en los medios y en los videojuegos no justifica que un loco vaya a una universidad a matar a sus compañeros. Eso es fruto de una persona con una mente perturbada, porque si tienes dos dedos de frente, por muchas horas que te pases jugando a la consola o mucha televisión que veas,no sales a la calle a matar a la gente...
El problema es que en EEUU no hay buenas leyes contra la violencia y las armas, y cualquiera puede tener un arma y utilizarla de mala manera. Los videojuegos solo son la excusa que dan los políticos para escabullirse, una vez más, de la culpa.

Teresa Montesinos -

La educación de los padres es fundamental para evitar que los niños lleguen a protagonizar actos violentos. Sin embargo es un tema complicado, pues los niños normalmente imitan lo que ven y, aunque sus padres le eduquen fuera del ámbito de la violencia, tarde o temprano tendrá que salir al mundo real que, precisamente, está plagado de ella.

JENNIFER JIMENEZ -

Hemos llegado a un punto en el que ya nada nos impresiona: ni el numero de muertos de una guerra,ni siquiera lo ocurrido en Virginia, nuestra mente y nuestra vista se ha acostumbrado ya a la violencia,la concebimos ya como algo omún en nuestras vidas. No nos escandalizamos nisiquiera con los monstruosos videojuegos que salen a la venta y a los que los menores acceden, me parece una irreposanbilidad de los padres que dejen a los niños jugar con este tipo de juegos ya que si que creo que sean un modo de incitarles a la violencia, puesto que hay videojuegos que son realmente crueles, lo cual no puede aportar nada bueno a nadie, tan sólo la pérdida de su sensibilidad y el vicio a jugar.Lo ocurrido en Virginia debería darnos mucho que pensar de como está la sociedad, de lo como se estan enfermando los jóvenes y si esto es así ya no es muy difíil imaginar que nos espera para un futuro no muy lejano...

Lara Ayala -

los juegos de rol no son exactamente el problema, cierto es que la mayoría son violentos, y que hoy por hoy en la televisión, cine ...solo vemos eso VIOLENCIA. Pero eso no justifica a ningún asesino.
Lo que tendríamos que hacer es proponer maneras de ocio que repercutieran positivamente en nuestra vida diaria y no lo contrario como está pasando ahora.

Noelia (Roja) -

Muchos padres creen que los juegos violentos no harán que sus hijos sean más violentos, a medida que los niños crecen, resultan expuestos a escenas cada vez más realistas y sangrientas. Los padres podrían decir que sus hijos aún no están listos para ver eso, pero, ¿qué significa en realidad ese comentario? ¿Cuándo estarían listos los niños para ver cómo decapitan a alguien?

Elia Pesquera -

Me uno a mis compañeros al decirle que yo tampoco estoy de acuerdo con el artículo. Es cierto que ingerimos muchicima violencia a lo largo del día, pero la solución cual sería, la censura? No me parece correcto ya que es el mundo en el que nos ha tocado vivir. Yo sigo horrorizandome por todo lo que pasa por el mundo y la sangre. Estoy a menudo en contacto con videojuegos y no creo que sean responsables, creo que los responsables son los padres que permiten que sus hijos desde pequeños pasen horas y horas ante el televisor o la videoconsola. Mis padres no me dejaban nunca, sólo documentales, pero ahora que soy adulta no pueden negarmelo. Hay que tomarse las cosas como son, juegos y punto. Es cierto que hay gente que no distingue realidad de videjuego, pero es su problema. Hay que ser un poco inteligente y tener dos dedos de frente.
Saludos

Pérez S. -

¿Por qué no vemos la otra cara de la moneda y hablamos de las vidas que está solucionando esta realidad paralela que tan peligrosa parece ser? Pocas veces he oído hablar de los beneficios que están produciendo esta serie de videojuegos a muchas personas (en la mayoría de los casos preadolescentes) que por el hecho de ser diferentes a los demás, van a ser socialmente rechazados, como casi siempre suele haber alguno en cada aula de los colegios; pues bien, estas personas han encontrado una joya con este tipo de videojuegos y han podido comprobar que no están solos al poder comunicarse con otras personas que son iguales que ellos; descubren que pueden tener una vida social en un grupo en el cual se puedan sentir integrados.
Ahora bien, la importancia que adquieren estas nuevas realidades van todavía mucho mas allá, porque gracias a estas nuevas creaciones interactivas, se están desarrollando una serie de capacidades que pueden ser muy relevantes para el futuro. Tal como dijo uno de los ponentes en los Ciclos de Historia y Cine que tuvieron lugar hace unos meses en la Universidad, ya incluso podía ser tenido en cuenta que en los currículums vitae una persona pudiera indicar el nivel que había alcanzado en uno de estos juegos on-line, porque para llegar a tal nivel, hay que realizar una serie de esfuerzos y contar con una serie de habilidades que no son fáciles de conseguir.
No es justo condenar siempre a la industria de los videojuegos cuando ocurren acontecimientos como este; estos crímenes son cometidos por gente descerebrada en las cuales ha habido muchas más influencias y mucho más complejas que las de los videojuegos, cuyo fin es simplemente el de entretener.

leache -

Es como lo del asesino de la katana, que dijo que lo hizo basandose en el famoso juego del Final Fantasy.

Pienso que es cuestión de la inteligencia de las personas, no por matar a una persona en un videojuego vas a matar al primero que pase por la calle, hay que estar bien chalado.

De todas formas mejor jugar al Pro Evolution y echar unos goles, asi no ocurren estos problemas, jeje.

Sara Martín -

las tecnologías nos han proporcionado una realidad paralela sí, pero de nuevo entrán en conflicto la condición humana del hombre y su naturaleza animal.¿ quién ganará la partida?

Patricia Bendala -

Es cierto que la violencia en televisión es excesiva. Yo misma lo vengo notando con algunos comportamientos de mi hermano pequeño, que apenas cuenta 7 años y que ya tiene ocurrencias que a mí en mi vida se me habrían pasado por la cabeza. Pero lo de los juegos de rol es otro tema, mucho más complejo. Siempre hay fanáticos que llevan lo que ven en las pantallas a la vida real pero eso no quiere decir que todos sean así. Yo conozco algunas personas quen entienden del mundillo del rol y para nada son violentas ni prepotentes. Precisamente son de las personas más humildes y tranquilas que conozco. Además me parece un mundillo fascinante, aunque yo no lo conozco mucho, y que potencia en muchos casos la imaginación. Aparte, totalmente de acuerdo con lo que dice Alberto sobre las armas en los Estados Unidos, no lo repetiré para no hacer largo el comentario.

Alberto Luque -

Si sólo nos pegaramos tiros en Internet o con las videoconsolas... ¿para cuándo señor Bush leyes mucho más duras contra la venta y uso de las armas? Luego dice, y tiene el valor de ir a los actos, que está muy apenado y que lo siente. Para mí es un cómplice más, un encubridor, es el que no hizo nada cuando pudo haberlo hecho. Al igual que él otros tantos, esto requiere legislación federal, todos los Estados deberían acatar una ley que ojalá se promulgase en el que costará mucho más hacerse con un arma.

DavidCG -

Soy colaborador habitual de una página dedicada a los videojuegos, Nebulared.com, y no puedo tolerar estas afirmaciones insidiosas y poco informadas del mundillo en que trabajo. El único responsable de la matanza de Virginia es el que apretó el gatillo. Eso debe quedar muy claro. En segundo lugar el responsable es el Estado de Virigina que permite la compra y posesión de armas; eso sí, puedes comprar una cada 30 días. En tercer lugar, el gobierno Bush retiró una ley que prohibía los cargadores de gran capacidad, empleados por este perturbado para evitar perder tiempo en recargar sus dos pistolas semiautomáticas, modelos empleados por exclusivamente? fuerzas de seguridad de medio mundo (una de ellas es la famosa Glock). Como hizo a los pocos minutos de saberse la masacre, el ultraconservador senador Jack Thompson culpó a los videojuegos; estoy seguro que la también ultraconservadora Clinton culpará a los videojuegos del declive moral de la sociedad estadounidense. Viva la falacia y el maniqueísmo. Entonces una película como El Padrino, ¿es moralmente degradante? ¿Acaso una novela negra corrompe la moral de la juventud? Por favor, un poco de seriedad. Ya está bien de criminalizar a los de siempre. Los accidentes de tráfico matan y no veo que echen los medios la culpa a vehículos capaces de acelerar de 0 a 100 en 3 segundos, o que sean capaces de ponerse a 350km/h. ¿Por qué siempre esta doble moral? El colectivo de los aficionados a los videojuegos estamos hartos de ser considerados homicidas en potencia y gente antisocial. Infórmese un poco antes de verter ese tipo de periodismo-basura-sensacionalista. Aunque sea para poner bien los títulos a los que tan fanáticamente ataca.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres