Blogia
J. C. García Fajardo

Los Veintisiete se comprometen a sacar a la UE de la parálisis política antes de dos años

Alemania quiere una nueva Constitución para las elecciones europeas de junio de 2009   
La Declaración de Berlín no habla de reforma de la Constitución ni del Tratado, sino de dotar a la Unión Europea de "unas bases comunes renovadas", pero, a pesar de ello, todo el mundo sabe de lo que se está hablando. El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, utilizó un lenguaje más claro: "Nosotros queremos que la sustancia del Tratado Constitucional, incluyendo nuestros valores comunes, esté en vigor antes de las elecciones europeas de junio de 2009". "Queremos más democracia a todos los niveles políticos", añadió Pöttering. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso manifestó por su parte que "el momento actual es el mejor para salir del atasco constitucional".
Romano Prodi advirtió de la necesidad "de alcanzar un acuerdo antes de las elecciones europeas de 2009, de lo contrario Europa sufriría una importante pérdida de credibilidad". España e Italia se perfilaron ayer como el eje que más respalda la iniciativa puesta en marcha por Angela Merkel.
Durante el almuerzo, los presidentes de Polonia, Lech Kaczynski (que calificó de "poco realista" el proyecto), y de la República Checa, Václav Klaus, expresaron sus dudas y reticencias con la estrategia alemana, pero fueron acallados por las intervenciones de otros líderes. Poco a poco, Merkel va ganando peso y consenso, y va calando la idea de que los países que más arrastran los pies corren el riesgo de quedarse descolgados del proyecto.
En la posterior conferencia de prensa, Merkel se mostró poco optimista a la posibilidad de que el nuevo Tratado incluya alguna referencia a las supuestas raíces cristianas de Europa. En su intervención, y hablando a título personal, hizo una referencia a la cultura judeocristiana como fundamento de los valores europeos. Merkel aludió, sin mencionarlas, a las manifestaciones del papa Benedicto XVI, quien lamentó el sábado la pérdida de valores espirituales. La canciller reconoció el proceso de secularización que ha experimentado Europa, pero afirmó el derecho a hablar de estos asuntos, y se mostró convencida de que no era una cuestión cerrada y que se seguiría hablando de ello.
La estrategia anunciada ayer por la presidenta de la Unión es celebrar una Conferencia Intergubernamental durante la presidencia portuguesa del segundo semestre de este año o durante la presidencia eslovena en el primer semestre de 2008. De este modo, Alemania asume en cierta medida una discreta tutoría durante las dos próximas presidencias, lo que al mismo tiempo implica un mayor compromiso con todo el proyecto. La presidencia francesa es la que sigue, a partir de la segunda mitad de 2008.
En su intervención ante los dirigentes europeos, Merkel manifestó que "lo que había comenzado hacía 50 años debía continuar. Nada de todo esto se hace por sí sólo". Y recordó que "crear un clima de confianza precisa varios años y que una sola noche es suficiente para perderlo".
La ceremonia terminó con la interpretación del Himno de la Alegría de Beethoven. En la calle unas 500 personas se manifestaron contra la Europa del libre mercado salvaje, cuando los organizadores esperaban una concentración de unas 5.000 y la policía había tomado medidas por si la asistencia llegaba a las 10.000 personas.
La canciller ha puesto el acelerador y la presión a los Estados más reticentes ante las graves repercusiones que tendría un nuevo fracaso. Merkel advirtió de las consecuencias de un nuevo fracaso ante un nuevo Tratado Constitucional. En su opinión, "en caso de fracaso la situación sería verdaderamente muy grave", manifestó. Reiteró que se trataba del desafío más importante para Europa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

jose navareño garrido -

Renovarse o morir.Hay que sentar nuevas bases sobre las relaciones entre os 27 paises, porque los tiempos cambian y la UE a incorporado a sus filas a nuevos paises, cada uno con sus necesidades y nuevas cosas que ofrecer...
Me parece un proyecto muy interesante, en el que todos deben colaborar, pero para eso creo que se van a necesitar mas de dos años...

M. Ossorio -

Aunque, matizando parte del mensaje anterior, para los ciudadanos, en principio, sí parece positiva la Unión Europea, al menos en algunos ámbitos y puntos. Quizás la Unión Europea sea una utopía que quieren llevar a cabo al 100%, y algunos movimientos evidencian que muchos no están dispuestos a apoyarlo. Si se trabaja consensuadamente entre todos los países que la forman, quizás salga adelante de esta crisis. No obstante, esos 50 años también demuestran que goza de buena salud, aunque algunos baches hagan que quede en segundo plano.

Alicia Martín -

La diferencia entre los distintos países que componen la Unión Europea ha existido desde siempre ya que no se ponen de acuerdo en los diferentes asuntos que conciernen a la unión. Los políticos deberían mirar más por los ciudadanos y no por su propio bien.

alejandro estrada -

la UE debe controlar que todos sus miembros cumplan sus respectivas constituciones, se deberían de hacer otras nuevas ya que muchas fueron creadas hace años y están anticuadas.

alejandro estrada -

La UE debe controlar que todos sus miembros cumplan sus constituciones, se deberían hacer otras constituciones nuevas de acuerdo a la actualidad, ya que muchas de las constituciones existentes están un poco anticuadas.

Alberto Luque -

Parece que el carbón de la locomotora de Europa no fue agotada por Schröder. Nuestro presidente, espero, aporte su granito de arena a olvidarnos del fracaso en Holanda y Francia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres