Blogia
J. C. García Fajardo

Esto es grave: peligran las Instituciones con el secuestro del órgano de Gobierno de los jueces

"El Constituyente de 1978 no imaginó que su sabia previsión de exigir una amplia mayoría de tres quintos de diputados y senadores para elegir a los miembros del Consejo General del Poder Judicial y de otras altas instituciones del Estado pudiera ser utilizada de forma ventajista por los partidos para afianzar su dominio sobre dichas instituciones. El Partido Popular está dando una lección magistral, al tiempo que burda y descarada, de ese ventajismo, exigiendo una cuota de nueve vocales afines sobre los 20 que integran el Consejo, a cambio de aportar los votos que son imprescindibles para renovar el órgano de gobierno de los jueces, en funciones desde hace cinco meses.
La pretensión del PP sería atendible si correspondiera a su actual peso parlamentario, cosa que no ocurre. Pero más grave es que su finalidad sea disponer de una minoría de bloqueo que impida al nuevo CGPJ actuar con normalidad. Y ello sucedería si un grupo de vocales afines a una sola formación política tuviera en sus manos la capacidad de impedir o condicionar unilateralmente la formación de las mayorías necesarias para tomar decisiones. Tras la última reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, auspiciada por los socialistas, esa mayoría se elevó a los tres quintos de los vocales del Consejo -12 de ellos y, en todo caso, el presidente- para las cuestiones más trascendentales, en especial los nombramientos de los altos cargos judiciales.
El objetivo de esta reforma fue muy concreto: romper la división en dos bloques agudizada hasta el sectarismo del actual Consejo, elegido en noviembre de 2001 conforme a la mayoría absoluta del PP, y forzar el consenso entre mayorías y minorías, al menos en los asuntos judiciales más importantes. Pero mal se conseguiría ese objetivo si un grupo de vocales afines a un partido político pudiera por sí mismo y de manera sistemática bloquear o condicionar la toma de decisiones mayoritarias. Es posible que los vocales del PP tengan dificultades para entenderse o llegar a acuerdos con vocales afines a otras fuerzas políticas. Es el caso, según señala el PP, de las formaciones nacionalistas. Pero este partido debería reflexionar sobre los motivos de esa dificultad y no pretender obviarla mediante la creación de grupos compactos y cerrados de magistrados y juristas afines en el seno de las instituciones.
Aunque el verdadero objetivo del PP quizás sea, en lo referente al actual Consejo, llegar a las próximas elecciones generales y tentar la suerte de las urnas para, si le son propicias, poner en pie uno nuevo a su medida. Su rédito político sería inmenso, tanto como el destrozo institucional." (Sensato Editorial de El País)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Sergio Martín -

No solo me parece aberrante sino que creo que va en contra de esta supuesta “democracia” que nos intentan vender día a día como modelo de libertad.
No solo por parte del PP sino por la de cualquier grupo, el hecho de que la justicia no sea independiente sino que dependa de grupos parlamentarios es un atentado a los derechos fundamentales del pueblo ya que de este modo cada uno puede estipular sus propias reglas y recortar las libertades siempre manteniéndose dentro de la legalidad. Como decía una canción “dime porque la justicia es ciega y distingue bien”

Sylvia -

"Jurisdicción y control del poder judicial", más carne en el asador para ratificar que ante las nuevas elecciones el propósito fundamental del Partido Popular consiste en denigrar a la oposición y conseguir mayoría. Parece que "el fin justifica los medios"...

JMMG -

¡Con permiso!
Hagamos un poquito de memoria"histórica"...el vicepresedente del gobierno en tiempos de Felipe, osea, Alfonso Guerra, pronunció aquella terrible frase de "Montesquieu ha muerto", por consecuencia, la división de poderes al garete.Y el mismo Alfonso Guerra se jactaba de poner en el CGPJ a los jueces y fiscales de su bando.Así que las instituciones llevan peligrando desde que los socialistas ganaron en el 82.Claro que tambien me parece mal que en el PP se apunten a ello.Pero lo dejo bien claro, los precursores de la manipulación de la justicia en éste país...los socialistas.Como siempre.

Patricia Bendala -

Me parece muy acertada la pregunta de Luque, y a Jose Navareño le digo que desde luego no van camino de conseguirlo, una picia detrás de otra....
No, si ahora la justicia también va a seguir principios partidistas,venga ya!

jose navareño garrido -

lo que tengo claro es que el verdadero objetivo del PP es llegar a las próximas elecciones generales y vencer. Que eso es lo que realmente.

Rôvënty -

¿Qué pasaría si votáramos en blanco? Nos dicen que llueve cuando nos están escupindo en la cara

Lara Ayala -

Ya no saben que hacer! porque no van asumiendo ya su derrota,sólo queda un año para las elecciones, ¿podían por lo menos estar el último año antes de las elecciones en la oposición con un poco de dignidad?.

M. Ossorio -

Obviamente, si los políticos manejan a su antojo la Justicia... poco podemos pedir.

Ignacio Álvarez -

Vivimos en España, donde nadie es capaz de oir a su semejante, y cree que su justicia es la mejor. Por supuesto que merecería la pena que no hubiera Ministro de Justicia, pero si nos falta a los ciudadanos, empezando por los partidos políticos...

Elia Pesquera -

Yo ahora me estoy estudiando la Constitución y me parece que es una idea genial que ha cambiado la historia en muchos sentidos, pero que tal vez se deberia cambiar en algun aspecto. Es de 1978...ya va tocando...aunque para eso esten las leyes organicas deberia plantearse hacer una nueva. que trabajen!
Saludos

Xaime -

Sensato El País si no fuera por la crítica de las espectativas de un partido, ¿alguna queja por los constantes ataques que sufre el actual CGPJ por el ministro Bermejo? No. Alberto Luque dio en la clave, y yo la repito: en una democracia debería sobrar el Ministro de Justicia, como en algunos países ocurre, porque mientras exista la separación de poderes nunca será completa; lo demás es jugar al gato y al ratón...prefiero PSOE quiero un órgano de poder prisaico, o prefiero PP por lo que el órgano de poder debería ser más conservador; ideas sensatas y criticables pueden venir de ambos lados.

Alberto Luque -

¿Y si los miembros del Consejo General del Poder Judicial no fueran escogidos por los partidos políticos?

Alicia Martín -

El liberalismo político se basa en la separación de los tres poderes, no se por qué se empeñan los partidos en querer tener para ellos el judicial. Teniendo en cuenta que no se respetan entre ellos en un acto público ya podemos esperar cualquier cosa.

Iván Al-Mansür -

Algo falla en el poder judicial cuando los partidos políticos se afanan en tener el control de ese órgano. Me parece un claro intento por parte del PP de romper el eje del liberalismo que tanto propugnan. La separación de poderes; ejecutivo, legislativo y judicial.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres