Blogia
J. C. García Fajardo

China opta por el desarrollo sostenible. El futuro del gigante no nos puede ser ajeno

Pekín adopta medidas para lograr una mayor eficacia energética y frenar la degradación ambiental
Ya no vale el desarrollo a cualquier precio. Después de casi tres décadas de avance vertiginoso, el Gobierno chino quiere poner freno a la degradación medioambiental y bascular hacia un modelo sostenible que asegure el futuro de la economía del gigante asiático a largo plazo. Así lo aseguró ayer el primer ministro, Wen Jiabao, en la apertura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN), que durará 12 días. Wen dijo que Pekín hará más esfuerzos para ahorrar energía, reducir la contaminación y mejorar la eficiencia y la calidad del crecimiento. El Gobierno de Pekín se comprometió también a dar más apoyo a la educación, mejorar el precario sistema sanitario y reducir las desigualdades, especialmente las que soporta el mundo rural.

"Nuestro modelo de crecimiento económico es ineficiente. Esto se puede ver en el excesivo consumo de energía y la grave contaminación ambiental", dijo el primer ministro chino. "Debemos evitar buscar sólo un crecimiento más rápido".
China no logró alcanzar en 2006 las metas de control medioambiental que se había marcado. El Gobierno ha culpado a algunos funcionarios locales -obsesionados por el desarrollo de sus provincias- de saltarse los objetivos, por lo que Wen aseguró que habrá que aplicar medidas estrictas. "Implantaremos un sistema de supervisión más efectivo y castigaremos con decisión cualquier acción que viole las leyes y las regulaciones", señaló.
Pero no será fácil. El país crece desde hace años a ritmos que rondan el 10% anual sin prestar gran atención al coste ecológico. El primer ministro espera un aumento del PIB (producto interior bruto) del 8% para este año.
La intervención de Wen dejó traslucir cierta satisfacción por la evolución de la economía, una vez que parecen dominados los riesgos de sobrecalentamiento que flotaban sobre el país el año pasado. El plan, ahora, según dijo, es reequilibrar el modelo, e impulsar el consumo interno al tiempo que se mantienen las exportaciones, que, según advirtió, deberán seguir siendo uno de los motores de la actividad y del empleo.
El desarrollo de una "sociedad armoniosa" -término que empleó también para referirse a la visión que tiene China del mundo, que atraviesa una situación "incierta y complicada"-, y la reducción de las desigualdades sociales -que no dejan de crecer a pesar de que Pekín asegura que disminuirlas es una de sus prioridades- ocuparon también buena parte de la intervención.
Wen dijo que el Gobierno se esforzará por mejorar los ingresos en el campo, donde viven dos tercios de la población; crear una red de seguridad social, y establecer un sistema sanitario en las zonas rurales, en las que el 90% de la población no tiene ningún tipo de seguro y no puede acceder al médico, debido al coste. La inmensa mayoría de los ciudadanos chinos carece de cobertura sanitaria, en un país donde la medicina es de pago, ya sea pública o privada.Pekín continuará el plan de extender la gratuidad de los nueve años de educación obligatoria en las zonas rurales, lo que permitirá aliviar la presión financiera a un total de 150 millones de familias. El Gobierno también prometió incrementar el gasto en pensiones, y otras formas de seguridad social.
(Con información de J. Reinoso)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

Rocío Romero Molina -

A ver si es verdad porque mucho prometen pero luego ya se sabe...

En principio todo lo que proponen es muy bonito y necesario puede que el Gobierno de Pekín se haya dado cuenta realmetne de lo que es importante para la sociedad y sobre todo puede haberse dado cuenta de que este modelo de crecimiento económico no es eficiente y por ello quiera realizar todas las mejoras.Simplemente por aumentar su crecimiento económico o puede que no , en todo caso ya veremos lo que pasa ...

Rocío Romero

Sergio Martín -

Creo que es una gran declaración de intenciones y una buena propuesta, pero no podemos vitorear aun pues es nuestro deber atender a los hechos y no decantarnos por la alegría ante una mera declaración de intenciones. Ojala se cumpla lo ofrecido y el resto de potencias sean conscientes de igual mantera de su inmenso potencial y de la necesidad de controlarlo.

María Vindel -

Buena propuesta por parte del gobierno Chino, pero es difícil que lo cumplan al 100%. La demanda por tener una casa mayor, varios coches por familia, fábricas que produzcan el doble, todo esto supera a la demanda de la conservación de los bosques, No a la tala de árboles...

Gloria García -

Como dijo Manu Chao, quién les va a decir ahora a los chinos que no tengan dos coches. Han demostrado ser capaces de controlar cosas tales como la natalidad,creo que puede funcionar esta iniciativa.

Jorge Inarejos -

Me parece maravilloso que China haga lo que esté en su mano para proteger el medio ambiente.
Posiblemente si las grandes potencias del momento y todos los demás países se diesen cuenta de la grave situación que está sufriendo día a día la naturaleza, el mundo consiga librarse de la contaminación que tantos males está ocasionando.
Recordemos que el medio natural es el pulmón del mundo y si éste deja de funcionar nosotros también dejaremos de hacerlo, pues dependemos de él para sobrevivir.

Alicia Martín -

Por fin un gobierno se preocupa y hace algo por el medio ambiente. Crecimiento económico no tiene por qué ser incompatible la reducción de la contaminación.Ahora el siguiente paso es que los demás países tomen el ejemplo de China.

alejandro estrada -

Propuestas como las del gobierno chino hacen visibles las posibilidades de cambiar el mundo, se puede crecer económicamente y contaminar cada vez menos, creo que son actividades totalmente opuestas. Se pueden crear nuevas industrias para el desarrollo del país utilizando energías renovables y menos dañinas para el medioambiente.

jose navareño garrido -

Hombre algo bueno en el mundo, asi se pueden dar cuenta de que economia- medioambiente no es incompatible. La verdad es deberiamos aprender todos porque debemos cuidar nuestro mundo e intentar frenar un poco el cambio climatico.

edu -

Es un buen augurio que los políticos de una do de los países que se consideran de los más amenazantes para el medioambiente según el ritmo evolituvo que lleva, se den cuenta de la grave situación en la que nos encontramos y se propongan metas para evitar futuras catástrofes. Sólo queda ver si esos objetivos se cumplen y no se quedan en un mero lavado de imagen por parte de los políticos.
Aunque al menos ya hacen más que los políticos de otros países, que se limitan a negar la evidencia de lo que está aún por llegar.

Azahara Morales -

Según he leído en el periódico esta mañana desde el 78 China aumenta su economía cada año alrededor de un 10%. Este crecimiento trae consigo muchas mejoras puesto que gran parte de su población ha salido de la pobreza gracias a estos logros. Pero después de 31 años de edificar rascacielos y poner en funcionamiento miles de fábricas los desperfectos medioambientales son muy notables. Tanto que el 70% de los ríos están contaminados por la lluvia ácida, 300 millones de personas no tienen acceso a agua potable y las muertes por polución de aire contaminado se afianzan cada vez más en este territorio.
Teniendo en cuenta estos datos, es lógico que el primer ministro Jiabao anunciara ayer que se esforzaría por ahorrar energía y reducir la contaminación. Aun así tenemos que agradecer esta posición y mantener la esperanza en que sea posible. Sobre todo porque el año pasado no consiguió alcanzar la meta de control medioambiental y en 2007 propone seguir creciendo económicamente un 10%.

Sara Picapeo -

Buen paso para comenzar la carrera hacia un mundo nuevo.Hay que dudar si se hara o no,ya que muchas veces los gobernantes no cumplen lo que dicen.Pero entendiendo que cualquier medida va a ser buena para frenar esa contaminacion que posiblemente acabe con nosotros,todo intento y predisposicion son buenos.Esperemos que China lo cumpla y que le sigan otros paises.

A.Olea -

Evidentemente China está siguiendo los pasos del mundo occidental como un alumno aplicado, incluso superando con creces al maestro. La debacle medioambiental que conlleva su desarrollo no se debe a que sean más descuidados que nosotros, sino a los resultados magnificados que implica su enorme población. Bueno es que se den cuenta y hagan espíritu de enmienda.
Y ya que apuestan por un desarrollo más sostenible y social, podrían continuar por dar relevancia a los derechos humanos. Cualquier otra línea ahondaría aún más en su hipocresía.

Elia Pesquera Pérez -

Todo cambio para intentar mejorar las cosas se agradece, aunque sea para el bien de su país(que mejor acto que el que te beneficia y encima ayuda al medio ambiente)lo malo es si realmente se cumpliran las condiciones que exponen o sera un sueño más.
Saludos

Alberto Luque -

Es lógico, no era normal que compraran todo aquello que se pudiera quemar. Tienen un apetito energético insaciable, el siguiente debe ser India.

Irene Moreno -

Es importante seguir de cerca el desarrollo que lleve China. Cuenta con una población elevada y en pocos años ha dañado el medio ambiente con el gran desarrollo sufrido. La situación de este país ha de estar controlada y es buena la elaboración de planes de desarrollo sostenible, pero también creo que si continua al paso agigantado y evoluciona muy rápidamente puede llegar a ser perjudicial para el resto del mundo desarrollado.

Teresa Montesinos -

Por fin alguien ha abierto los ojos y se ha dado cuenta de que el desarrollo económico es compatible con la reducción de la contaminación. A diferencia de aquellos que piensan que frenar esa contaminación influye negativamente en el desarrollo del país. Esperemos que estas propuestas se lleven a cabo y sirvan de ejemplo.

carla -

Me parece perfecto que este Gobierno Chino intente lograr "una mayor eficacia energética y frenar la degradación ambiental", así como bascular hacia un modelo sostenible, lo que no me parece correcto es que lo haga en busca de sus propios interes económicos como se dice en este artículo: " el Gobierno chino quiere poner freno a la degradación medioambiental y bascular hacia un modelo sostenible que asegure el futuro de la economía del gigante asiático a largo plazo."
El apoyo que se quiere dar a la educación, a disminuir las desigualdades, y a mejorar el sistema sanitario, me parecen medidas correctas y que se debían de haber tomado anteriormente; sin embargo no me parecen suficientes. Pienso que antes de mejorar el salario del campesinado, crear una red sanitaria y la seguridad social, debería Wen plantearse dar un seguro a todo el mundo y hacer que la medicina pública no sea de pago. En mi opinión esto último es realmente importante ya que ante todo, está la vida y la salud de una persona. Si se quiere ser eficiente debemos estar en buenas condiciones físicas y sanitarias, pero si no se tiene las posibilidades de acceder a ella, el rendimiento que se espera puede no ser alcanzado sorprendentemente.
De todos modos no pienso que "una sociedad armoniosa" pueda conseguirse reequilibrando el modelo e impulsando el producto interno mediante las exportaciones. Pienso que China hoy en día es un país que ha logrado salir del "agujeor negro" donde se encontraba mediante las exportaciones. Sin embargo, creo que el problema es que su desarrollo se basa en ellas, por lo que si un día éstas desapareciesen y se implantasen en otro país como India, por ejemplo, China se induría y volvería a su posición inicial.
El gran problema que le encuentro a este ministro chino es que, como dice en el artículo, se piensa que tiene todo bajo control, pero algún día todo le puede escapar. "Wen dejó traslucir cierta satisfacción por la evolución de la economía, una vez que parecen dominados los riesgos de sobrecalentamiento que flotaban sobre el país el año pasado."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres