Blogia
J. C. García Fajardo

Ya no llega con la "caza de cerebros" ni con el "secuestro de talentos" mediante becas. Luego les enviamos "ayudas"

África 'exporta' 23.000 profesionales sanitarios cada año a los países ricos
La pérdida de médicos y enfermeros agudiza la crisis de los sistemas nacionales de salud
África necesita médicos y los pocos que tiene se van. Hasta 23.000 profesionales sanitarios abandonan anualmente el continente para nutrir hospitales de Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda o Australia. Una sangría que agudiza la crisis de los sistemas sanitarios del continente que, si ya eran frágiles hace una década, ahora se enfrentan además a la pandemia del sida. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el continente faltan un millón de médicos. Esta situación amenaza además con dar al traste con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
"Si África continúa desangrándose de personal, no sólo no conseguiremos los Objetivos del Milenio, sino que nuestros sistemas de salud se paralizarán", explica Eric Buch, consejero para asuntos de Salud del NEPAD (siglas en inglés de Nueva Asociación para el Desarrollo en África, una iniciativa de los Estados en su lucha contra la pobreza). La evolución ha sido meteórica: en la década de los setenta, los médicos emigraban a razón de 2.000 por año. En los ochenta, ya eran 8.000 por año y ahora son unos 23.000, según la OMS. Hay más doctores etíopes en Chicago que en Etiopía. Más profesionales de Ghana trabajando en el extranjero que en su país. El 70% de los médicos graduados en Zimbabue en los noventa se ha marchado. Sólo entre 2000 y 2004, 4.000 médicos surafricanos emigraron, según la Organización de Médicos Surafricanos.
La escasa remuneración no es la única razón que explica el éxodo. La falta de recursos en los hospitales, las escasas posibilidades de promoción o especialización y la sobrecarga de trabajo causada por el sida se suman a unas muy activas políticas de contratación por parte de los países desarrollados. Ya en 1997, el entonces presidente surafricano, Nelson Mandela, reprochaba tal conducta a Reino Unido. Tras sus palabras, los británicos adoptaron un código ético para evitar la contratación en países africanos. "No es efectivo. Los hospitales privados siguen contratando. Y continuarán. Reino Unido necesitará en los próximos años 200.000 profesionales y EE UU, un millón", explica Regina Keith, consultora de salud para la ONG Save The Children UK.
El envejecimiento de la población occidental y de los propios profesionales de la salud, más una política inadecuada para la formación de personal propio, ha generado una demanda en los países ricos que encuentra oferta en los países pobres. Los países de la Commonwealth se han sumado a la redacción de un código ético y el comisionado europeo para el Desarrollo, Louis Michel, presentó a finales de 2005 una estrategia para la ayuda a los países afectados. Pero no es suficiente, según Keith: "África necesita un plan Marshall", dice.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Teresa Villar -

No nos basta con el expolio de sus recursos y la explotación esclavista de sus habitanates sino que ahora les privamos de profesionales sanitarios.Somos cómplices del genocidio africano.Que vergüenza!!!!

Pablo J -

¿Cómo se va a levantar el continente africano, si ni siquiera sus propios habitantes son capaces de quedarse a levantarlo? Pero no les echemos la culpa a ellos, estos países necesitan de la ayuda externa y los medios que lleguen de fuera para poder prosperar y la preparación de estos individuos nativos no servirá de nada sin esos medios. África necesita de la ayuda global como principal solución a sus problemas.

jose navareño garrido -

Yo entiendo al medico que se marcha a los países más desarrollado , ya que tiene la oportunidad de mejorar si nivel de vida es normal que lo haga. Además pienso que cada uno debe elegir lo que hacer con su vida, yo por ejemplo pienso que me hiria una temporada pero volveria, ya que marchandome para siempre pienso que doy la espalda a mis raices

Noelia (Roja) -

La emigración de científicos y tecnólogos es un fenómeno que últimamente se ha agravado por el proceso de globalización, que se caracteriza no sólo por el incremento y la diversificación de los flujos de información, comercio e inversiones a nivel internacional, sino también por la creciente movilización de recursos humanos altamente capacitados.

alejandro estrada -

Entiendo perfectamente a los médicos que se van de sus países de origen, al igual que muchos de sus compatriotas que se van a Europa para empezar una nueva vida. Todo viene de la pobreza. Lo que deben de hacer estos países es intentar que los profesionales se queden en sus países para mejorar su situación.

Helena Ojeda -

Esto es la pescadila que se muerde la cola.
Los países desarrollados mandan ayudas para la mejora de los recursos hospitalarios, pero gran parte de estas ayudas se las quedan los gobiernos dictatoriales de los países subdesarrollados.
Esta situación no cabia porque ni a los gobiernos capitalistas ni a los dictatoriales les interesa que cambie.
Lo ideal sería que todos colaboraran para crear unas condiciones optimas en las que los profesionales sanitarios se encontraran comodps y asi desarrollar el sistema sanitario.

noemi -

África necesita medios, pero no los va a poder conseguir si sigue endeudada con los países occidentales. Eliminemos su deuda, pues es mayor la que tenemos nosotros con ella. Nosotros explotamos el continente tanto en recursos, como de población y ha nosotros no se nos ha cobrado nada.

Patricia Bendala -

La falta de médicos en África es consecuencia de la falta de médicos en general. Los países desarrollados necesitan más médicos de los que hay en ellos y por eso tiran de médicos africanos y de otros países de América y Asia. De todas formas fomentar una mejora sanitaria en los países africanos depende de los países más privilegiados (sobre todo) pero también de los propios africanos, que deben tener voluntad de hacer algo por su pueblo aprovexando esa mejor posición a la que llegan en los países desarrollados. África es cosa de todos.

Raquel C.M. -

Es justo lo que necesitan las superpotencias. Un poquito de ayuda para que los países pobres sigan siendo pobres, y continúen trabajando por sueldos míseros durante prácticamente todo el día.
(en tono irónico) viva la globalización... ¬¬

Larry -

Zimbabwe, por ejemplo, era un país realmente próspero hace años. En la última década, debido al desgobierno de su presidente, Robert Mugabe, 3 de los 13 millones de habitantes del país se han tenido que ir a Reino Unidos, Australia... Se han ido las gentes más preparadas y, de esa manera, no hay nadie que levante el país. Es un verdadero drama; África necesita soluciones ¡ya!

Patricia Pérez Cámara -

El hecho de que médicos africanos se vayan de sus países para ocupar otros puestos en otras zonas del mundo, no es más que otra consecuencia derivada de la pobreza que esos países viven continuamente. Esta pobreza, que no sólo lo pudimos observar en uno de los capítulos de voces contra la globalización, se muestra cada día pero sin embargo, son pocas las noticias que nos llegan de ella y las que nos llegan son una pequeña porción de la situación dramática que se vive. El fin de la pobreza es la única forma de terminar con sucesos como los que aquí se nos ha descrito, ya que la pobreza conlleva la escasez de recursos y esta escasez trae consigo la muerte. Es un círculo que no tiene fin, sino ponemos fin nosotros.

Sergio Martín -

Un nuevo tipo de saqueo a los países más pobres. Ya no solo se limitan a dificultar la implantación de un sistema sanitario digno y suficiente vetando la utilización de medicamentos genéricos entre otras muchas cosas sino que ahora se apropian de los recursos humanos del país. Además seguramente estas potencias se muestren como paladines de la libertad y la caridad y afirmen que con ello ayudan a los africanos. Sin embargo sus acciones solo revierten en ellos mismos ya que el dinero que paguen a estos médicos será mucho menos que el que costaría formar a un profesional con dinero del estado y posteriormente pagarle un sueldo. Es una aberración como las potencias buscan su poder y beneficio sin importarles que con su avance hundan en la miseria a otros países, es un horror que África se muera y siga dándonos mas, que le debamos tanto y le sigamos robando, que les demos una moneda para quitarles todas las que ya tenían y nos digamos generosos, que no nos demos cuenta de la realidad: nosotros, les estamos condenando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres