Blogia
J. C. García Fajardo

¡No bajéis la guardia! Así como somos, somos necesarios

Observo que muchos bloggers en sus post en esta bitácora muestran impotencia y hasta sensación de culpabilidad al reflexionar sobre estos temas cruciales de nuestra sociedad "como si no estuvieran haciendo lo suficiente". ¡Cuidado con este sentimiento, noble en su origen, pero que puede conducir a la inhibición creyendo falsamente que "no podemos hacer nada" puesto que ni damos dinero ni formamos parte de ninguna ONG como volunntarios sociales. Ojo con esta falacia. Ya estamos haciendo muchísimo al informarnos, reflexionar y dejarnos afectar por estas injusticias. Este es el camino: informarnos, reflexionar y abrirnos a otras actitudes que sostienen que OTRO MUNDO ES POSIBLE, porque es necesario. No os agobiéis. Una limosna, un sacrifico personal o una militancia de algunas horas en algún movimiento social... podría ahogar algo más profundo y vital: la capacidad de asumir un compromiso vital que nos capacitará algún día para denunciar la injusticia contra quien sea y en donde sea, y cooperar en la aportación de propuestas alternativas. No os desaniméis. La arada es grande y bastará un "copo de nieve" para quebrar la aparente firmeza de tanta demagogia, de tanta injusticia y de tanto dolor. Recordad: "querer querer, ya es querer". No os desaniméis. Eso es lo que pretende el enemigo, que no adversario,(porque no actúa con nobleza sino perversamente), mostrarnos la enormidad de la tarea y nuestra aparente insignificancia. ¡Nuestra fortaleza está precisamente en el reconocimiento de nuestra fragilidad y de nuestra contingencia! Como el agua, que con su humildad y capacidad de adaptación al terreno lo puede todo, lo llena todo y lo transforma todo. Al reconocernos débiles, y no poderosos, nos uniremos formando redes de solidaridad, muros de resistencia y plataformas de asalto... aunque sea comenzando por segar la hierba bajo los pies de los prepotentes, o inundando con gritos de justicia y alternativas solidarias, las bases de sus muros de iniquidad. Si henmos llegado hasta aquí, abriendo los ojos y los oídos para mirar y para escuchar es porque seremos capaces de transformar la realidad existente. Al menos, ya estamos cambiando nuestros corazones que es la antesala necesaria para cambiar y transformar el mundo. Nesemu

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

Rocío Romero -

Me parece genial , además yo pensaba así antes de que se publicara este artículo en el blog. Primero debemos conocer la realidad y luego nos enfrentaremos a ella reflexionando , aunque sólo sea así ya estamos haciendo algo por cambiar la realidad porque estamos pensando sobre ello. Además puede que sin querer concienciemos a los demás cuando les comentemos nuestras reflexiones y que éstos a su vez transmitan lo mismo a otros. La palabra atravesará todas las fronteras .

Si queremos podemos cambiar el mundo. Bueno aunque no lo cambiemos todo seguraqmente contribuiremos en la modificación de alguno de sus ámbitos.

ÁNIMO!!!!!!! unámonos todos.


Saludos : Rocío Romero Molina

María Picatoste -

Tenemos que seguir adelante con los ojos y los oídos bien abiertos para no dejar pasar la oportunidad de aprender y así comprender.

Leticia -

Ha quedado demostrado que las palabras llenan el alma. Si de verdad todos pensamos así, que se prepare el futuro porque vamos a luchar por lo nuestro y por lo de todos, algo justo.

Teresa Montesinos -

Totalmente de acuerdo. Creo que el primer paso es interesarse en conocer los problemas que asolan nuestro mundo y despues ayudar en la medida de lo posible, según nuestras posibilidades. El interesarse ya es un gran paso.

Estibaliz Ortiz de Orruño -

“¡Nuestra fortaleza está precisamente en el reconocimiento de nuestra fragilidad!”

Hermoso, me quedo con ello. Pues sí, ciertamente a estas alturas es difícil librarse de los defectos, así que mejor será que los vayamos haciendo nuestros, que los aceptemos, y que los conozcamos mejor que el enemigo, para no darle pistas en nuestra contra. Al menos, sabemos de qué base partimos y con qué armas contamos.

Qué honrado es eso de presentarse como débil. Qué inusual en esta sociedad donde todo parece vanidad, competitividad, hipocresía, falsa autosuficiencia, modestia emponzoñada.

Yo soy débil porque soy humana. Porque tengo mis miserias y mis harapos y mis vergüenzas. Porque siento y padezco. Porque tengo capacidad de amar. “Si nos pinchan, ¿no sangramos como ellos? Si nos insultan, ¿no nos alzaremos?”. Yo soy débil porque estoy condicionada por el exterior, porque tengo capacidad de empatizar con el prójimo, y porque soy el resultado de todo este mundo. Por ello, yo me presento débil, y doy gracias.

Saludos


Elia Pesquera -

La verdad es que yo no tengo sensación de no hacer nada, creo que con hacer todo lo que puedas de lo que tienes alrededor, como ayudar a un amigo, a tus abuelos, a tus vecinos...con eso basta para no sentirse mal. hay que ser educado con los démás y respetarles. no se puede evitar sentirse impotente pero no tirar la toalla, eso nunca.

Patricia Perez -

Todo tiene que ser ejercitado para que no se apolille, así que nosotros debemos seguir ejercitando nuestra mente, corazón y sensibilidad para que este preparado, y bien engrasado, en el momento que lo necesitemos. La moral esta innata en los seres humanos, pero hay que culturizarla para que este regenerada y aireada.

Elena Merino -

Estoy de acuerdo en que el primer cambio debe de hacerse en los corazones. Ánimo y suerte.

Pablo J -

Es cierto! Si todo el mundo tuviera la misma mentalidad y conciencia que la mostrada en este blog por muchos de nosotros, seguro que la vida se sucedería más ecuánime para todos. Realmente otro mundo es posible, pero no llegaremos a él mientras no consigamos un cambio en la conciencia de la mayoría de los individuos.

Ánimo profesor!!

NaDiA -

Sigamos adelante pues!!! no desistamos, todos los grandes hechos han tenido origen en el deseo y las ganas, ahora transmitamoslo a más gente para que un día seamos tantos q sin darnos cuenta con nuestro granito de arena habremos logrado cambiar el mundo...

Marta López García -

Si en estos últimos días habéis paseado por el barrio de Chamberí tal vez hayáis observado unos carteles que informan sobre una concentración para pedir un parque público. El mensaje acaba con esta cita: “No dudemos jamás de la capacidad de un grupo de ciudadanos insistentes y comprometidos para cambiar el mundo. De hecho, así es como ha ocurrido siempre” Margaret Mead

Eva Losada -

Quien quiere puede, con una simple ayuda, o con mostrar un poco de interés y no ser indiferentes a estos problemas que afectan a nuestro planeta, ya hacemos mucho. Todo empieza por el interés y por el querer hacer.

Noelia (Roja) -

La lucha contra la globalización es cuestión de supervivencia...

Sara Ayllón -

en dos meses que llevo visitando este blog he aprendido más que en muchos años... Una de mis metas es poder trabajar activamente cn una ONG e irme de voluntaria un tiempo d emi vida...y cada día que pasa y leo este tipo de cosas...me doy cuenta de que si existiera una carrera que se llamara "VOLUNTARIADO", yo la estudiaría!!! Aunque he de reconocer que me da cierto miedo... por qué sé...que si me voy un mes, o dos, o un añño..luego sería incapaz de volverme y dejar allí eso!! es una sensacón muy extraña!! no os pasa?¿ q sientes cm q no sirves de mucha ayuda, pero no puedes dejar de ayudar?

Alvar Marchante Carrero -

Eso es, formemos muros de resistencia desde donde podamos pensar del mejor modo lo que hay que hacer, porque como ya sabemos "a cañonazos no se matarán moscas, pero con la inteligencia caerán líderes".

Hormiguero -

Si hemos llegado hasta aquí, ya hemos recorrido más trecho del que pensamos. Si hemos llegado hasta aquí, otro mundo es más posible que nunca. Si hemos llegado hasta aquí, compañeros y amigos, no lo dudemos siquiera... Adelante, ahora igual que ayer e igual que mañana, adelante...

irene zugasti -

Muy de acuerdo : que la tarea sea dura, enorme y casi infinita no es excusa para no sumergirnos con todas nuestras ganas y nuestra ilusión en un trocito aunque nos parezca ínfimo de esa tarea. Decir que de poco va a servir una aportación individual es alimentar el conformismo, que puede resultar un de los peores enemigos a combatir. "grano no hace granero, pero ayuda al compañero..."
un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres