Blogia
J. C. García Fajardo

¿Cada familia?

Me ponen enfermo estas generalizaciones, y sobre todo que los medios les sirvan de altavoz sin la precisión debida: Según la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) durante estas Navidades cada familia española tendrá un gasto adicional de 1.068 euros por las compras propias de estas fechas. Las comidas en el hogar y los juguetes, con un coste medio de 183 y 174 euros de media, respectivamente, son las que se llevarán la mayor inversión familiar.
Ya sabemos que "quieren decir" de media. Pero ¿nos paramos a pensar en cuántas familias no podrán siquiera hacer algo extraordinari en estas fiestas tradicionales? (No importa que la celebración sea religiosa o del año viejo o las saturnales o los solsticios de invierno o lo que sea: es una costumbre, una tradición de las que sostienen las estructuras culturales. Pero siempre me molesta lo que dicen que "cada familia española" va a gastar en vacaciones, en esto o en lo otro. Y cuando en los medios se entrevista a chefs y a otros sabios para que sugieran menús se te caen los palos del sombrajo. En esto como en todo, llaneza que toda afectación es vana. Si no cuidamos las formas y manifestamos sensibilidad ante las realidades más reales, que no nos extrañe que no pocos desalmados sigan actuando bajo la falsa máxima de "cuánto más, mejor" en lugar de "cuánto mejor, más". Nesemu

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

melisa -

nose como hacer borreguitos navideños

GaSkY -

estoy en parte de acuerdo con la mayoría de mis compañeros, pero también hay que señalar que muchas veces somos nosotros mismos los que nos metemos en estos lios sin que nadie nos lo imponga, porque al final somos libres de cxelebrar la navidad o no. Pero a veces es necesario algo fuera de la rutina, algo especial, que nos sacque del tedio y nos ayude a tener esperanzas, nos reuna con nuestra familia o nos evada de los poblemas que nos rodean

Patricia Perez -

Yo creo que estas fechas son especiales por con quien las compartes, no el donde y como. Siempre gusta celebrarla a lo grande, pero se pueden pasar unas fiestas alegres si uno esta bien acompañado, aunque tenga que cambiar el cordero por el escalope, los langostinos por los palitos de cangrejo y el turrón por una chocolatina. Pero sin la gente que quieres a tu lado, ya puedes gastar la media o mucho mas que estarás vació por dentro, siempre hay que estar con un familiar, un amigo o alguien que te llene.

Patricia Perez -

Yo creo que estas fechas son especiales por con quien las compartes, no el donde y como. Siempre gusta celebrarla a lo grande, pero se pueden pasar unas fiestas alegres si uno esta bien acompañado, aunque tenga que cambiar el cordero por el escalope, los langostinos por los palitos de cangrejo y el turrón por una chocolatina. Pero sin la gente que quieres a tu lado, ya puedes gastar la media o mucho mas que estarás vació por dentro, siempre hay que estar con una familiar, un amigo o alguien que te llene.

Pablo J -

Ayer me quedé atónito en un centro comercial por la cantidad de juguetes que se puden llegar a comprar durante estas fechas que se acercan. La Navidad siempre ha sido sinónimo de gasto y la verdad es que aún o se porqué. En mi familia no existe esa costumbre de regalar por regalar (navidad, cumpleaños...) aunque reconozco que son fechas "especiales" que mantienen a la familia unida por la tradición cultural. El gasto es excesivo y su todo eso lo usaramos en donaciones y solidaridad, podríamos conseguir que muchos de los que no se pueden permitir nada extraordinario, puedan al menos reunirse con sus familias para celebrar una Navidad igualitaria para todos. Al fin y al cabo, estas fechas son típicas por este tipo de cosas no?

Carpintero -

Ni espiritu navideño, ni leches, y nuestro espíritu? donde está el espíritu de una sociedad de seres humanos? yo creo que debajo de la suela del consumismo, hasta que no nos levantemos y no dejemos que nos vuelvan a pisar más, no comprenderemos nada.

Elia Pesquera -

Se está perdiendo el verdadero espiritu navideño. Para mi la navidad es volver a ver a toda mi familia, que podamos hablar de lo que nos ha pasado en el año... En realidad lo demás no es importante.

Alvaro Marchante Carrero -

Como ya han dicho algunos, las navidades son consideradas una escusa para gastar. Yo mismo he ahorrado para comprarme algunos caprichos ya que ahora salen algunas ofertas que están bastante bien. Pero por lo general la gente compra por comprar aunque no lo necesite realmente. He hablado con varias personas de mi edad a las que les van a regalar PDAs, aunque hablando con ellos he visto que realmente solo es un capricho, no las quieren para trabajar con datos, sino para tener otra maquinita con la que jugar o dejar que coja polvo; y así en otras muchas cosas.

Irene Zugasti -

Las campañas publicitarias, la hipocresía cursilona de los centros comerciales, la falsa imagen de felicidad que nos venden...han conseguido que abomine la navidad. Algo que siempre he considerado íntimo, la excusa para dar un buen abrazo, reencontrarse, dejar que toda la familia se suelte un poco con el champaña y recibir algun que otro capricho. Pero ya ni siquiera creo en eso, porque han conseguido robarme la ilusión.
Por eso considero que el desprecio de ese tipo de cifras estúpidas, que incitan al consumo y son innecesarias como dice montoya debería ignorarse.

Y pongo la letra de una canción que supongo todos conoceréis, y está muy manida, pero es una gran verdad. Es el villancico de Ska-P:

25, ya es Navidad. Todos juntos vamos a brindar
por Ruanda, Etiopía. En Venezuela o en la India
hoy mueren niños, ¡FELIZ NAVIDAD!

Navidades de hambre y dolor. Ha nacido el hijo de Dios.
El Mesías que nos guía, ofrece su filosofía.
Nadie entiende al hijo de Dios.

Mi familia comienza a cantar. En el ambiente hay felicidad.
En compañía vamos a olvidar la agonía de los pueblos
donde no hay Navidad.

Cantemos, hermanos, todos juntos hacia el Vaticano.
Suelta prenda, ¡COÑO!, que mueren niños de inanición.
Un negocio millonario con la fe de los cristianos
que utilizan a Jesús como el perpetuo salvador.

Jesucristo era un tío normal, pacifista, intelectual,
siempre al lado de los pobres, defendiendo sus valores,
siempre en contra del capital.

Crucificado como un animal, defendiendo un ideal.
El abuso de riqueza se convierte en la miseria más injusta
de la humanidad.

Mi familia comienza...

Cantemos, hermanos, todos juntos...

Fue la Iglesia la que se lo montó
y de su muerte un negocio creó.
El Vaticano es un imperio que devora con ingenio
predicando por la caridad.

25, ya es navidad. Todos juntos vamos a brindar
por un revolucionario que intentó cambiar el mundo,
el primer hippie de la humanidad.

Mi familia comienza...

Cantemos, hermanos, todos juntos...

La Navidad, la Navidad, ES LA SOCIEDAD DE CONSUMO.
MENTIRA, MENTIRA, la Navidad es mentira, MENTIRA...

nerea -

al hilo de lo familiar me gustaría reseñar que el Congreso ha aprobado una ley por la que los niños de EGB tendrán un incremento de horas en matemática e inglés y por lo tanto será una reducción en lengua y educación física. Y luego se quejan de que nuestros pequeños están tendentes a la obesidad, pero si les quitan la educación física y el conocimiento de la lengua materna...qué serán de mayores? jóvenes obesos bilingües? Yo vengo del bachillerato de letras puras y afirmo que hasta que ´di latín no conocí mi lengua materna, qué pasará con estos niños? hagamos algo, nosotros que tenemos aun algo de voz.

Sara Ayllón -

Gastos!! gastos!! y más gastos... y del espíritu navideño nos olvidamos, sea o no una fiesta religiosa como dice el profe... q triste!! :( me encanta la navidad...pero me parece muy triste ir por Madrid y ver luces de colores diseñadas pr Agatha Ruiz de la Prada...muy bonitas sip...pero donde están los motivos navideños? las estrellas, los árboles de navidad?? paracen luces de carnaval más q de Navidad...pero weno debe ser la moda!! una pena!!

Virginia, sopla levante -

Como dice mi madre, respecto a estas medias, se los gastarán quienes lo tengan o quienes puedan. Eso de generalizar es un caramelo fácil de derretir en cualquier boca. Desde principis de este mes se alumbran las calles, desde principios de este mes las tarjetas de crédito débito o lo que sea, tiemblan. todo el mundo se altera ante el infierno de las compras. Pero este acto es un producto de esta vena consumista que nos corrompe y con la que se disfruta tanto aunque la gente lo niega. Mucha gente incluso pide préstamos para pasar el mes, y porque el juguete x aunque es muy caro es el que quiere la niña, y porque mi niña sea feliz doy lo que sea...etc, etc. Un juego en el que todos picamos, somos marionetas de los de arriba, que dicen: es navidad. Y allá todos nuestros borreguitos tras los pastores van a adorar al consumo capitalista que está en un portal. La navidad la creó el Corte Inglés, Cocacola, y toda esa panda de individuos que nos sacan los cuartos. Ante esto, qué hacer? abstenerse de comprar? Pero en este mundo de apariencias quedarás mal si no haces un pequeño regalo.Todo es una máscara, la reina hipocresía

lidia hernandez picazo -

Es cierto que la navidad se ha convertido en un gasto de dinero innecesario, al igual que San Valentín o todas estas fechas en las que se supone que es obligatorio regalar cosas que muchas veces más que un regalo es una obligación. Yo creo que el verdadero sentido de la navidad es estar con tus seres queridos a los que nunca ves...Otra cosa que no veo correcta es que muchas familias esperan a estas fechas para reunirse todos,¿ qué pasa que no nos podemos reunir un 3 de marzo o otro día cualquiera? Vivimos en un mundo consumista y cualquier fecha es buena para salir a las tiendas y gastar dinero. Algunas familias se pasan ahorrando muchos meses para poder gastar el dinero en 2 semanas,¡QUÉ TONTERÍA!La Navidad ya no es un acto religioso y familiar sino que se ha convertido en un acto donde no importa cuanto dinero te gastes porque es Navidad. Aunque nos ahora estemos todos hablando mal de la Navidad y todo eso, la mayoría de nosotros ya estamos pensando en qué traje nos vamos a comprar para nochevieja o que regalos vamos a hacer a nuestros seres queridos. Todos estamos dentro de este juego, digamos lo que digamos.

Teresa Montesinos -

Estoy de acuerdo con Noelia, las navidades parcen una excusa para gastar y gastar comprando regalos y un montón de tonterías que no son necesarias. Es una pena que se esté perdiendo el verdadero sentido de la navidad: estar con tus seres queridos donde el mayor regalo sea un te quiero, sin necesidad de satisfacer a las grandes empresas gatándote una pasta en ellas.

lidia hernandez picazo -

esta mañana me ha llegado a mi correo un artículo del periódico El País sobre la vivienda. Es un tema que nos incunve a todos especialmente a nosotros los jóvenes que por suerte o por desgracia no tenemos una casa propia donde vivir y que muchos de nosotros no podremos conseguirla hasta dentro de muchos años. Hoy en día, el precio de la vivienda esta fuera del alcance de la mayor parte de los estudiantes o incluso de muchos adultos...No tener un poder adquisitivo lo suficientemente alto para poder meternos en un piso o en una casa es un gran problema. La vivienda es una derecho y una necesidad y desde mi punto de vista hoy en día nos han privado de ese derecho...pero...¿qué podemos hacer para que baje el precio de la vivienda?...¿es que los políticos no se dan cuenta de esto?. Bueno aquí os pongo el artículo, espero que lo leáis, es la realidad de nuestros días.
La nómina de mi padre. (Artículo de Forges en El Pais)
La nómina de mi padre en diciembre de 1979 era de 38.000
pesetas. É ltrabajaba como peón en una obra. En ese mismo momento le
ofrecieron compraruna casa. Le pedían un total de 500.000 pesetas por ella.
Decidió no arriesgar y continuar viviendo en régimen de alquiler, en
unas condiciones muy buenas. Se trataba de una casa modesta pero muy bien
ubicada, en pleno centro de un pueblo cercano a Barcelona. A los pocos meses
mi padre y mi madre compraron un terreno en otro pueblo de la misma
provincia y en menos de cinco años de esfuerzo ya habían levantado y pagado una
vivienda de 120 m2.
Han pasado 27 años. En 2006 y en el mismo pueblo donde viven, un piso
modesto de 75m2 a las afueras no se encuentra por menos de
35 millones de pesetas, y estoy siendo muy generoso.
En el año 1979 el coste de un piso era del orden de 14
mensualidades de un peón de obra 38.000 pts/mes x 14 meses = 532.000 pts
El sueldo en 2006 de un universitario recién titulado en
ingeniería informática sin experiencia profesional no llega a las
200.000 pesetas mensuales.
En el año 2006 una vivienda modesta cuesta 175 mensualidades (14
anualidades!!!) de un ingeniero informático. 200.000 pts/mes x
175 meses = 35.000.000 pts
Las jóvenes de hoy necesitaríamos cobrar 2,5 millones de pesetas
mensuales para estar en igualdad de condiciones con nuestros padres
que compraron una vivienda a principios de los años 80.
2.500.000 pts/mes x 14 meses = 35 Mill. de pts
Los pisos en el año 2006 deberían costar 2,8 millones de pesetas
para que los jóvenes de hoy estemos en igualdad de condiciones con
nuestros padres en 1979 200.000 pts/mes x 14 meses = 2.800.000 pts
No encuentro adjetivo alguno en el año 2006 para calificar
lo que mi padre consideró arriesgado en 1979.
Está claro que los pisos no van a pasar a costar de la noche a
la mañana 30 veces menos, de 35 a 3 millones.
También está claro que no voy a cobrar 2,5 millones de pesetas
mensuales, por muy buen trabajo que encuentre y por muchos estudios
que tenga.
Lo primero que se le ocurre a uno es seguir viviendo en casa de
sus padres y ahorrar el 100% del sueldo durante los próximos 14 años,
para el año 2020 (yo rondaré ya los 40 años de edad) tendré el dinero
suficiente para comprar una vivienda al coste del año 2006 pero, por
supuesto, no al coste del año 2020.
Evidentemente esta ocurrencia la desecha uno antes de hacer
cualquier cálculo.
Aunque un joven bienintencionado consiga ahorrar 2, 4 o 6 millones con
mucho esfuerzo en pocos años, a día de hoy nunca podrá evitar lo
siguiente:
1) Pedir un préstamo al banco a 40 o 50 años (si consigues
ahorrar 2, 4 o 6 millones puedes reducir el período a 35 - 45 años, pero 5 años
no suponen prácticamente nada cuando estamos hablando de medio siglo
de pago). Te darás cuenta de que no vives en una democracia sino en una
dictadura. El dictador no se llama Francisco Franco o Fidel Castro sino
La Caixa, BSCH, Banc de Sabadell o, en general, "la banca". Ni siquiera
tendrás la libertad de decir lo que piensas a, por ejemplo, tu jefe, no vaya a
ser que cierre el grifo y no puedas pagar al dictador.
2) La otra solución es pagar un alquiler de por vida. En este
caso el dictador se llamará Juan García, José Pérez o Pablo el
arrendador. La situación no es distinta a 1).
Después de esta reflexión ten la delicadeza de no decir a un joven que su
problema es que no ahorra , eso fue válido para ti en 1979,
incluso era valido para algunos jóvenes en 1999, pero no en 2006, en
2006 sólo consigues cargar con más impotencia, si cabe, al muchacho.
El esfuerzo de nuestros padres, sin duda alguna admirable,
no era estéril podían obtener una vivienda de propiedad en un período de 5
años). El mismo esfuerzo realizado por nosotros, los hijos, sólo
llega para quizá reducir en 5 años una hipoteca de medio siglo.
La vivienda nunca fue un objeto para enriquecerse, sino para
vivir y es de lo poco material que sí necesitamos. La ley del libre
mercado puede establecer el precio de los televisores de plasma al
precio que quiera...yo no los compraré... pero nunca tuvimos que permitir que
esa misma ley fijara el precio de la vivienda, porque todos necesitamos
vivir en una y no todos podemos pagarla.
Los jóvenes, incluso aquellos que tenemos estudios superiores,
no podemos competir".

Noelia H. -

Cierto es que la navidad es una tradición, pero más cierto aún es que ese sentido ya hoy se está perdiendo. Las razones vienen dadas de la mano de la publicidad y el consumismo. Hoy en día las navidades ya no son queridas por el mero hecho de reencontrarse con la familia, sino por la absurda razón de obtener regalos, regalos y más regalos. Al fin y al cabo esto es lo que nos hemos buscado. Siento generalizar (no soy partidaria de ello), pero cada día, mes y año son más las personas que viven por y para el consumo, la epidemia de estos últimos años.

Pilar Lara -

Es cierto que vivimos en una sociedad de consumo y que en estas fechas se ha tomado por costumbre hacer regalos inmensamente caros que dejan pasar por alto el importante sentido de la navidad y ya muchas familias no conciven la navidad si no hay buenos regalos.

Berta -

No me sorprenden los datos, ya que como estamos tan acostumbrados al derroche, a la buena vida, y a la abundancia, ¿qué podemos esperar, de esta "fiesta", que simplemente se trata de un NEGOCIO más? Es como por ejemplo, el inútil día de San Valentín... un simple y sucio negocio, al cual todos estamos sometidos debido a que somos hijos de una sociedad basada en el consumo.

Elena Merino -

Siempre me ha gustado la Navidad, siempre me ha parecido una época genial. Pero mi Navidad no es la del Corte Inglés de niños rubitos, de regalos "glamourosos"...la verdad es que no me gustan ese tipo de imágenes. Mi Navidad es mi abuelo cantando viejos romances del pueblo en una jerga que casi ni le entiendo. Mi Navidad es la misa del gallo en el colegio de curas al que he ido toda la vida, y sobretodo el picoteo posterior que ofrecen, que es una especie de re-cena en la que la sidra corre a mares (verdad, Shoji?).Mi Navidad es la fantástica cabalgata de Reyes (mi Rey favorito es Melchor).Y lo mejor de todas las fiestas es sin duda: EL ROSCÓN. Para mí el roscón no tiene comparación con nada, esa competición a ver quién encuentra el haba o la figurita, quién se pone la corona, etc. Y seamos realistas, lo rico que está, jeje. Este año en mi casa hemos decidido que todos los regalos que nos hagamos sean hechos a mano por nosotros mismos...es una gran idea, verdad? De momento, la única que ha empezado a prepararse es mi tía, que está tejiendo bufandas como una loca. Bueno...lo siento si me he extendido mucho. FELICES FIESTAS, que las tenemos ya a la vuelta de la esquina.

Charles Michaelson -

Es verdad que no podemos decir que 'cada familia' gastará equis cantidad. Pero sí podemos ver una tendencia de consumo desmedido. Bien decía Manu Chaeo que consumir ya no es cuestión de ricos o pobres

Ignacio Álvarez -

Qué se puede esperar en una sociedad de consumo. De todas formas 1068 euros me parece exagerado, aunque 174 euros sean para juguetes y comida. Lo que hacen es generalizar y mucho. ¿En que datos se apoya la CECU para afirmarlo? Bueno, no niego que habrá familias, las que puedan, y seguro que las que no, que se gastarán eso o más.

montoya -

A parte de lo que ha dicho diego que es la cruda realidad .
Me pregunto yo para que serviran estos datos , Porque no tienen valor para la sociedad, es mas parecen un insulto para determinadas familias que no puedan "disfutar de ese dinero para la navidad" e incluso para otras parece una obligacion gastar determinadas cifras porque nos quieren hacer creer que la navidad sin desplifarro no es navidad

Diego López -

La navidad viene acompañada del gasto excesivo gracias a la publicidad que hacen los medios de comunicación y al dinero que invierten las multinacionales, que a la postre son las que se forran.

Abrazos desde la ciudad de la Alhambra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres