Blogia
J. C. García Fajardo

¿Veis el estruendoso silencio ante un asunto tan importante? No callemos. Hagámonos eco. Basta ya de pantojas y salsas rosas, de rotura de ligamentos y de utilizar políticamente a las víctimas. ¡Basta ya!

La Ley de Dependencia, aprobada el jueves por el Congreso, es sin duda la más importante de la legislatura. Lo es por su alcance (afecta a un millón de personas e indirectamente a tres millones de familiares) y también por su significado: es el mayor avance en la extensión de derechos sociales desde la universalización de la sanidad pública. También es ejemplar por su incidencia en el mercado laboral: en los ocho años que durará su pleno despliegue creará 300.000 puestos de trabajo para personas que con sus cotizaciones contribuirán a la financiación pública del plan. Pese a todo ello, la norma ha tenido un eco limitado, sobre todo en comparación con el que suele acompañar entre nosotros a cualquier menudencia concerniente a asuntos de autoafirmación o rivalidad entre partidos (o entre líderes de un mismo partido), que interesan más bien poco a la generalidad de los vecinos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Patricia -

En el periodismo puede abordar tanto temas rosas, como temas sociales. El problema reside en la difusión que se están dando a las diferentes cosas, dándole prioridad al morbo y la polémica antes que a la información sobre los problemas de la gente. ¿El periodismo no se ha convertido en el circo romano de la actualidad?

Elia Pesquera -

Pues yo no sabía nada de esto. Me informaré. Muchas gracias

Elena Merino -

La ley de Dependencia es un gran paso adelante. ¿Por qué se le concede tan poca atención a los temas tan importantes? Quizá porque no "venden" de la misma manera...

Teresa Villar -

La ley de dependencia nos da una muestra de confianza en el estado de derecho. Es una noticia exelente y esperamos que sirva de ejemplo para el resto del mundo.
Además PP y PSOE han dejado a un lado sus diferencias para unirse por una causa justa. Gracias a ambos y felicidades a los ciudadnos españoles que pueden beneficiarse de ella.

Virginia Menacho, sopla levante -

Este país no dista mucho de aquel que fue "de charanga y pandereta". Lo que importa no sale en prime time. Pero este periodismo o esta política rosa de mira lo que dice la izda. o mira el video que ha hecho la drcha, ponen el grito en el cielo con problemas de un recreo de primero de preescolar. Humillante, por supuesto. Pero formamos parte de ello. Y somos nosootros quien tenemos que frenar no queremos que nos formar parte de este espectaculo.

José Manuel Martínez García -

Periodismo político en plan rosa...el que hizo PRISA con el video de Pedro J Ramírez, sería el mejor ejemplo.Claro que confundir El Pais y la SER con medios de comunicación serios...tienes razón tienes razón Diego, hay que acabar con esa clase de periodismo jeje.Que nadie se lo tome a mal;)Un abrazo

Diego López a José Manuel -

No hay que irse al extremo de los "periodistas" que persiguen a la Pantoja. Yo hablo del periodismo rosa de la política, que también lo hay. Respecto a lo de Esperanza Aguirre... a mí no me dan comisión ni la quiero.

JOSE MANUEL MARTINEZ GARCÍA -

Me gustaría saber si es que hay alguien que se lleva comisión por desprestigiar a Esperanza Aguirre.Lo digo por que ya huele, y bastante.Un simple ejemplo por el cual yo debo de estarle agradecido es que tengo metro en la puerta de casa gracias a su gestión.A ver si os metéis alguna vez con la play station de Simancas o sus despistes a la hora de hacer la declaración de bienes ante institución oficial.Pero claro, es que Simancas es "socialista" y claro...
Respecto de la Ley de Dependencia, ya empiezo a creer que todo lo que el PSOE lleva adelante al parlamento es para quedarse con la pasta, como en los tiempos de Felioe González.De cualquier ley hacían negocio.
Y en cuanto a la televisión basura, eso tiene dos culpables bien identificados: El PP de los tiempos de Aznar y la aburrida sociedad que no tiene nada mejor que hacer que dar cuota a toda esa gentuza que vive del cuento.Y por favor, creo que confundir a un periodista con toda esa calaña de individuos que hacen preguntas a los "famosos"...es una falta de respeto al periodista de verdad.Un abrazo para todos!!!!-JM

Noelia H. -

Claro está que el periodismo ha de cambiar. Sin embargo, ello no es un proceso fácil, pues, hemos de admitirlo, el periodismo se hace por y para un público que, en estos tiempos, se decanta por ese tipo de información rosa. Ahora es cuando debemos preguntarnos cuál es el problema: si del periodista o de la sociedad.

Teresa Montesinos -

Estoy totalmente de acuerdo con Diego. El periodismo tiene que cambiar, puesto que cada día parece tener una mayor importancia la vida privada de los personajes públicos que las cosas realmente importantes que suceden en el mundo. Y creo que es un trabajo que nos corresponde a nosotros, futuros periodistas, el no dar pie ni apoyo a ese tipo de programas.
En cuanto a la ley, una de las mejores y más importantes que se ha aprobado en los últimos tiempo.

ulises lazaro -

esperemos, como ha dicho el compañero Diego, que no venga ninguna aguirre a privatizarlo todo... pues en este mundo del siglo XXI la tendencia es la opuesta a la que esta siguiendo el goierno de zapatero. nuestro presidente deberia aprovechar el momento propicio para intentar blindar lo conseguido hasta ahora: establecer algun mecanismo en la constitucion para que los ciudadanos puedan controlar a los gobernantes y no vuelva a oirse aquella frase de la gran Ana Botella: "habeis elegido presidente a mi marido, asi que durante 4 años puede hacer lo que quiera" las nuevas tecnologias pueden propiciar una participacion ciudadana mas directa: aprovechemoslo!!!

Pablo -

Me parece fantástica la aprobación de la ley de Dependencia el pasado jueves, sobre todo por la creación de esos 300.000 nuevos puestos de trabajo que creará.
Lo que siempre me ha parecido increíble es que los políticos se conviertan cada vez más en mútuos rivales por el "poder" y no en personas preocupadas por lo efectivo de su mandato o por beneficiar a los ciudadanos; cada vez se cuenta menos con nosotros... de ahí que los medios siempre se centren más en esos debates de rivalidad entre grupos o personalidades políticas que pueden incluso despertar morbo y dar audiencia, pero que, en verdad, no suelen interesar a la mayor parte de los ciudadanos, cada vez menos atentos a la actualidad política.

Diego López -

El periodismo tiene que cambiar. No puede ser que tenga más repercusión un asunto de salsa rosa que esta nueva ley. ¡Qué carajo me importa a mí con quién se acostó anoche fulanito o menganito! Así, los jóvenes saben menos de actualidad cada día. Sin embargo, los chicos están informados sobre lo que hizo anoche la Pantoja… manda, manda, manda…

Respecto a la ley hay poco que decir porque sobran las palabras, es una maravilla. Esperemos que dure y no venga ninguna ‘Aguirre’ a privatizar todo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres