Blogia
J. C. García Fajardo

CORRUPCIÓN URBANÍSTICA, amparada por políticos sin escrúpulos mientras millones de personas no tienen acceso a una vivienda digna

La avalancha de casos de corrupción urbanística empieza a provocar una indisimulada alarma social entre los españoles. Por citar sólo los últimos conocidos, en Ciempozuelos, el alcalde socialista fue obligado a dimitir debido a graves irregularidades en la recalificación masiva de terrenos; en Murcia han aparecido recalificaciones de terrenos de las que se lucra un concejal del PP de Águilas; el director de Urbanismo de la Comunidad de Madrid presentó su dimisión después de que se descubrieran planes urbanísticos en los se beneficiaron, entre otros, empresas en las que él mismo participaba y familiares de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. Todos estos casos se suman al vergonzoso expolio de Marbella -uno de cuyos imputados, Fidel San Román, aparece implicado en el caso de Ciempozuelos- o las flagrantes irregularidades en Orihuela, Alicante, Tenerife o Torrevieja. Los ayuntamientos y las comunidades autónomas están perdiendo su credibilidad a borbotones frente a unos ciudadanos que se sienten estafados por políticos y camarillas de especuladores.
La mera enumeración anterior confirma que la peste de la corrupción urbanística afecta a todos los partidos. Varias razones explican esta transversalidad. Los ayuntamientos carecen de ingresos suficientes para desarrollar sus inversiones, unas veces necesarias y otras simplemente faraónicas; los partidos políticos gastan mucho más de lo que ingresan por vías legales; y la ley confiere a los ayuntamientos poderes casi absolutos sobre el uso del suelo. Es frecuente, además, que corporaciones locales de distinto signo político recurran a los mismos mediadores y agentes que conectan a compradores vendedores.
Que la corrupción no sea patrimonio de un solo partido no significa que las reacciones sean las mismas. Hasta ahora, el PSOE ha actuado institucionalmente con rapidez y firmeza. Condena verbalmente la corrupción, pero también ha instado la dimisión de los cargos municipales implicados en casos comprometedores. La dimisión del alcalde de Ciempozuelos es un buen ejemplo. En cambio, el PP suele responder con la lógica perversa de negar los hechos y mantener en sus listas a los cargos imputados por fraude. Su pretexto favorito es que la "presunción de inocencia no prescribe hasta que el juez dicta sentencia de culpabilidad", como si la responsabilidad política y la civil o penal no fueran diferentes.
No se acabará con esta repugnante amenaza contra el sistema democrático mientras no se enfoque como un problema de Estado con todas las consecuencias. Las recetas contra la corrupción se conocen. Hay que evitar, mediante fórmulas conocidas de gestión municipal, la multiplicación de intermediarios parásitos que encarecen sucesivamente el precio del suelo; hay que recuperar la figura de los interventores municipales, adscribiéndolos a instancias independientes de los propios ayuntamientos; hay que imponer mecanismos inmediatos de control y de veto sobre los planes urbanísticos; hay que aplicar las reformas legales necesarias para controlar la financiación de los partidos y de los ayuntamientos; y hay que exigir la restitución del dinero obtenido mediante el soborno y la compra de voluntades. En este estado de alerta urbanística, el Gobierno debería encargarse de organizar con urgencia éstas y otras medidas para defender a los ciudadanos de este latrocinio organizado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

María José -

Sevillano, tienes toda la razón. Yo soy de Guadalajara y es indignante que sea la única población que tiene AVE y la estación no está dónde dice...
A parte del AVE, se está montando una gran urbanización a su alrededor... que casualidad....vendiendo el cuento de que Madrid está a menos de una hora...claro, eso sí, no dicen que los trenes paran en allí cuando quieren y que los precios son un tanto elevados... teniendo en cuanta que Guadalajara tiene Cercanías y que cuesta casi cuatro veces menos y tardas 15-20 más minutos en llegar (y esta estación sí que está en Guadalajara)...en fin...

Pablete -

Recuerdo que todos son la misma mierda. Todos estan involucrados tanto los del PP, PSOE y sorprendente IU no se libra. Sólo hay que ver las costas donde TODOS veraneamos.

SEVILLANO -

Y por citar otro caso más, en Guadalajara el paso del AVE ha creado cierta polémica, ya que en lugar de efectuar parada en la estación de siempre se ha creado otra especial para la causa en un pequeño pueblo, Yebes,(que antes para muchos era desconocido). Hasta aquí todo puede parecer normal, pero cuando comienzas a ver que el pequeño pueblo ya no lo es tanto, que se empieza a construir en el y que las tierras son del marido de esta u otra presidenta todo el mundo sospecha y más después de tantos casos que están apareciendo en los últimos días.

Paula s.T. -

El poder del dinero vuelve a hacer mella en esta situación de corrupción urbanística.
Cuenta con el mayor número de simpatizantes y seguidores, de todas las ideologías. Parece ser, que todos se rinden y arrodillan ante Su Majestad, El Dinero.

Paula s.T. -

El poder del Dinero vuelve a hacerse patente en esta situación de corrupción urbanística.
Cuenta con el mayor número de simpatizantes y seguidores, sin distinción de ideologías.
Parece ser que todos se rinden y arrodillan, sin más dilación, ante Su Majestad, El Dinero.

Esyefania Blasco -

La hipocresía de algunos partidos que hacen llamarse "de centro" llega ya al punto de la ofensa. Lo cierto, es que si no fuera porque se trata de un problema de verdadera importancia, que trasciende a los juegos políticos y afecta realmente a la sociedad, al ciudadano de a pié, la situación sería, por lo menos, para sonreírse. Y es que resulta cómico ver a Esperanza Aguirre proclamando la cantidad de viviendas de protección oficial que va a construir en la Comunidad de Madrid en esos actos de autobombo tan extendidos entre los peperos. Y resulta hilarante ya que sino ella, son sus allegados los responsables de la especulación brutal que experimenta, sobretodo, la capital española. Y yo reiria a gusto por lo paradógico de la situación, pero no me hace tanta gracia como debiera porque dentro de un par de años querré comprarme una casa y no podré, querré alquilar un piso y me sentiré estafada...

Marta Gálvez Z. -

Ahora que el tema está en boga, es el momento idóneo de aplicar las medidas y sanciones oportunas. Increíble como la corrupción, hoy día, nos rodea y casi asfixia.

Noelia (Roja) -

En una sociedad libre, moderna y abierta como la española, todos somos responsables, en mayor o menor medida, de la ola de corrupción que nos asola, ahora principalmente en el plano local, amenazando muy seriamente nuestra incipiente y nunca bien consolidada democracia.

Toribio -

En campaña electoral ya se dejarán ver por alguno de estos pueblos para jactarse en el habitual baño de multitudes...Y la conciencia queda limpia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres