Blogia
J. C. García Fajardo

No se trata de caridad sino de sensibilizar y de comprometer a los poderosos en proyectos concretos

 El ex presidente de Estados Unidos, Clinton, organiza una 'ONU paralela' en Nueva York para sensibilizar y comprometer en proyectos concretos a personas con grandes medios y capacidades de decidir en otros foros. Sabemos que lo que se debe en justicia no se puede dar como caridad, pero si somos capaces de hacer reflexionar a personas con gran poder de decisión e involucrarlos en proyectos concretos personalmente habremos dado un gran paso. El objetivo es superar los 300 proyectos con un valor de unos 2.000 millones de euros. Cerca de mil representantes de la política, la economía y la cultura de todo el mundo se dan cita en Nueva York en la segunda Iniciativa Global Clinton, un encuentro para que los ricos y los influyentes asuman proyectos que lidien con los conflictos étnicos y religiosos, la pobreza, la salud, el medio ambiente y la energía. La capacidad de convocatoria de Clinton -su magnetismo, que conserva intacto- reúne a Laura Bush y a Bill Gates, a los reyes de Jordania y a Javier Solana, a Kofi Annan y a Rupert Murdoch, a Gerry Adams y a Lance Armstrong. Medio centenar de antiguos y actuales jefes de Estado y cientos de empresarios e inversores -que pagan unos 12.000 euros por estar aquí- hablan e intercambian tarjetas, pero también firman cheques.  Esta inciativa tiene como objetivo abordar los desafíos globales concretados en problemas particulares, con la convicción de lo que importa no es su dimensión, sino la posibilidad de que den paso a acciones y alianzas coordinadas e innovadoras". 
Un plan financiado con fondos públicos y privados, de 60 millones, para instalar fuentes de agua potable en 1.000 comunidades en África. "Esas fuentes están alimentadas por una fuente de energía sin límites: niños que juegan". Está previsto que el sitema de fuentes de agua potable llegue a 10 millones de africanos antes de 2010. "Damos por supuesto que el agua es potable, pero en África no es así, y eso marca la diferencia entre la salud básica y la enfermedad, entre la estabilidad y la pobreza, entre la vida y la muerte".
Esta plataforma lo que tiene de diferente es que está orientada a la acción, a asumir compromisos y hacer inversiones que cambian situaciones y tratan de resolver problemas. Y eso es importante".
Pervez Musharraf, presidente de Pakistán: "El mundo occidental piensa que los musulmanes no creemos en la democracia, en la modernidad, en el laicismo. Pero en la teoría del islam está la creencia en todas esas cosas; aunque haya algunos oscurantistas que no lo crean, el islam recomienda la modernización, el respeto a las minorías, la democracia...". Y concluyó: "Lo que tenemos que hacer es sentarnos e ir al centro de las cosas, y la cuestión palestina está en el centro de todo, del terrorismo, de Irak, de los problemas de Pakistán, del Líbano... Si solucionáramos la cuestión palestina, otras cosas se solucionarían después".

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres