Blogia
J. C. García Fajardo

El Gobierno tiene que perseguir a los empresarios que abusan de inmigrantes sin papeles. Esa es la clave.

Empresarios, sindicatos y ONG afirman que sí hay trabajo para más inmigrantes.El secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, afirmó que el mercado de trabajo español "seguirá necesitando durante mucho tiempo el concurso de la población inmigrante. Ni España ni las economías europeas", añadió, "pueden prescindir hoy del trabajador inmigrante. El que ya está trabajando es el que en el futuro puede encontrar dignamente una integración laboral en esas economías".
Blanco se refería a que el mercado laboral "no puede tener más presencia de empleo irregular, necesita que todos los trabajadores estén legalmente, con derechos y con cotizaciones.El secretario confederal de Migraciones de Comisiones Obreras afirmó que "el mercado laboral no asumirá más indocumentados ni debe hacerlo", pero la contratación legal "sigue absorbiendo y reclamando nuevos contingentes de extranjeros para desempeñar trabajos de difícil cobertura".
"España todavía sigue creciendo muy por encima de la media europea, y sigue demandando empleo", recordó. "La prueba está en que algunos sectores tienen problemas para conseguir trabajadores y los propios empresarios así lo comunican". Díaz de Aguilar censuró que, "en los últimos años, los gobiernos, sean del signo que sean, siempre han negado que en España hicieran falta inmigrantes. De hecho, nunca ha habido cupos de entrada importantes y numerosos. Pero la realidad es que los empresarios demandan mucha mano de obra y que, gracias a que los inmigrantes la han cubierto, hemos podido seguir creciendo".
Otra de las ONG que acoge a numerosos africanos llegados desde Canarias es Cáritas. Su portavoz, María Segurado, también cree que el mercado laboral aún puede absorber a extranjeros. De entrada, Segurado rechaza el término "efecto llamada" al referirse a las llegadas de cayucos al archipiélago, Ella prefiere utilizar el de "efecto expulsión". Para Cáritas, las cifras del mercado de trabajo en la UE demuestran que aún es posible absorber mano de obra procedente de países subsaharianos. Segurado dice no entender el "doble discurso" de los responsables políticos en este asunto. "Parece que como son subsaharianos son distintos, cuando la realidad es que en España entran por otras fronteras muchos más inmigrantes, de los que no se habla".
La Rioja no admite subsaharianos, porque el Gobierno de esa comunidad, en manos del PP, está en desacuerdo con la política del Ejecutivo en materia de inmigración. Y por eso se niega a albergar a los africanos. Ello, a pesar de que en 2005 recibió del Estado 1,3 millones de euros para acoger a los inmigrantes. En 2006 recibirá dos millones. El Gobierno tiene en sus manos perseguir y sancionar a empresarios sin escrúpulos que abusan de inmigrantes sin documentos. Igual que Hacienda persigue a los defraudadores fiscales, Trabajo puede acabar con esos modernos esclavistas. Veremos como la famosa ley de oferta y demanda acaba por regular el mercado... de manera justa y no, como siempre, del lado del más fuerte. Nesemu

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres