Blogia
J. C. García Fajardo

En China no es oro todo lo que reluce... pero deslumbra y ciega

China ya es la cuarta economía del mundo y relega a Reino Unido al quinto puesto, según las últimas cifras publicadas por el Banco Mundial, y está por detrás de Estados Unidos, Japón y Alemania. Pese a estos datos, la economía China sigue estando entre los últimos países del mundo en cuanto a la renta per cápita, que le sitúa en el número 128, por detrás incluso de Estados como Gabón, Namibia o Botswana.
"En función de la calidad, aún existe una distancia abismal entre la economía de China y la del Reino Unido y el resto de países desarrollados", ha afirmado hoy Han Meng, profesor del Instituto de Economía de la Academia China de Ciencias Sociales al rotativo China Daily.
"Debemos mantener la cabeza fría y reconocer que el modelo y la estructura del crecimiento económico chino aún puede mejorar mucho", ha reconocido este experto.
Pero no olvidemos que para muchos inversores sin escrúpulos ese mercado en donde se vulneran los más elementales derechos sociales es una fuente de ganancias rápidas. La comunidad internacional no debe olvidar lo que sucedió con los dragones asiáticos: subieron como la espuma y cuando los especuladores retiraron sus ganancias todo se vino abajo con una enorme repercusión en los servicios sociales, que pagaron, una vez más, los más pobres de esos deslumbrantes países. Nesemu
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jorge P. -

El de China es un desarrollo macroeconómico. Mientras figura en los primeros puestos en la lista de países por su PIB, ocupa el puesto 85 en la del índice de desarrollo humano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres