Blogia
J. C. García Fajardo

COPE, emisora de los OBISPOS calumnia, insulta, agrede, miente, mata el honor y la fama. ¿Qué pretenden?

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, decidió ayer querellarse contra el periodista radiofónico Federico Jiménez Losantos por presuntas injurias contra su honor y dignidad y menoscabo de su imagen pública. El director del programa La Mañana de la Cope avasalló el pasado jueves al regidor madrileño y dirigente del PP, a quien desde hace más de un año tiene vetada su presencia en la emisora de la Conferencia Episcopal, con una serie de epítetos a cual más ofensivo, con el objetivo, entre otras cosas, de presentarle como traidor a su partido. En su corrosiva verborrea, le acusó de ignorar los muertos de la matanza del 11-M con tal de llegar al poder, y consideró una provocación que asista hoy a la concentración de protesta convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo, con el consiguiente riesgo de que pueda ser objeto de una agresión por parte de algún exaltado, al tiempo que implicó a la Policía y la Guardia Civil en el brutal y múltiple atentado ferroviario del 11 de marzo de 2004.
A la luz de estas declaraciones, resulta natural que Ruiz-Gallardón haya optado por recurrir a los tribunales. Haciéndolo ayuda a quienes desde la calle piensan desde hace tiempo que hay que bajar el diapasón de gritos e insultos en la prensa, por mucho que algunos crean obtener así réditos de audiencia. El derecho a la libertad de expresión está claramente recogido en la Constitución, pero eso no supone que no existan límites a los excesos. Las palabras de Jiménez Losantos entran en esa categoría. Ningún profesional de la información está exento de cumplir con la ley. La crítica es válida, pero el insulto, no. Eso alcanza también a quienes juegan al papel de estrellas mediáticas de cualquier sector, como Jiménez Losantos u otros, que creen que la única verdad es la suya, que cualquier otra opinión es inadmisible, descalifican a colegas y atemorizan y someten a chantaje a figuras públicas que discrepan de sus tesis.
Resulta, en ese sentido, significativo que Jiménez Losantos rechazara ayer la petición del alcalde de Madrid de defenderse en su programa de la lluvia de acusaciones y alegara, para mayor befa, que éste tiene antes que pedir perdón a sus oyentes por unas críticas sobre presuntas manipulaciones a una entrevista suya hace un año. No deja de ser igualmente notable que sea Ruiz-Gallardón el primer dirigente del PP que se atreve a echar un pulso al comunicador de la Cope. Otros de sus compañeros, empezando por su presidente, Mariano Rajoy, no tienen más remedio que soportar desaires y palabras hirientes del director de La Mañana, sabedores de que ése es el peaje que deben pagar por el apoyo absoluto que la emisora episcopal otorga al primer partido de la oposición, describiendo un panorama nacional catastrófico. Todo ello es parte de una preocupante falta de tolerancia y de racionalidad que empieza a abundar en la política y los medios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

ivan -

que chavales a dia de hoy sabiendo lo que se sabe nadie tiene nada que decir?
salu2

Xaime -

Gallardón hace muy bien presentando lo que quiera a los Tribunales si él piensa que hay delito porque para eso están los tribunales, pero nos cargaremos eso si triunfa el CAC y el sinónimo que estudiaban para España. Sólo quería rectificar una cosa, Jimenez Losantos ha invitado a Gallardón a su programa, para debatir los dos porque esa manipulación de la que habla Gallardón no es una manipulación de Jimenez Losantos, sino de Mercedes Aranda y no de una entrevista, sino de las llamadas de los oyentes. También quería hablar con mi amigo Javi, decirle que el sábado, donde estuve, es una manifestación de las víctimas del terororismo, me parece un poco vergonzoso llamarlo difamación, ¿de qué? ¿de las ideas del PP? ¿por qué estaban entonces Rosa Diez y Maite Pagaza socialistas como las que más?. Yo estuve allí, cuatro gatos abuchearon a Gallardón y otros muchos contestaron: "quien venga aqui tiene nuestro apoyo".

simon -

Simplemente es vergonzoso que todavia hoy, tengamos nostalgicos irradiando, mierda. (Siento la expresion, pero no puedo definirlo de otra manera)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Javi -

A diferencia de Belén, yo creo que la COPE si que se ha dado cuenta, porque es un juego que les interesa porque les trae oyentes.
En lo de la AVT del sábado (no se si llamarle manifestación,concentración, o foro de difamación) la gente abucheó a Gallardón. Como borregos que siguen las órdenes de su líder.

Nacho M. -

Lo cierto es que, aunque cuando se opina sobre Federico Jimenez Losantos siempre se menciona a los obispos, lo cierto es que el único motivo por el que sigue allí es porque aporta 2 millones de oyentes -que se dice pronto-, lo que es muy beneficioso para el negocio.
Sin embargo, creo que desde la Conferencia Episcopal no están de acuerdo con sus formas, ya que ni siquiera es cristiano -es ateo o agnóstico, no recuerdo-, y en este ultimo año ya han dejado caer que algo va a cambiar.
No me gusta nada por donde han ido los tiros en 'La Mañana' de la COPE este ultimo año. Creo que es un arma muy peligrosa el saber que se tiene tanta influencia sobre un sector de la población, ese sector al que el PP les parece poco, 'maricomplejines' como dice él, que le creen a pies juntillas. El darle tantas vueltas a las supuestas pistas falsas sobre el auto del 11-M y sobre la incapacidad de Del Olmo para instruir, la forma de cebarse con los miembros del PP supuestamente más moderados, como Piqué y ahora Gallardón, su ataque al ABC o, sobre todo mandar mensajes apocalípticos sobre nuestro devenir son algunos ejemplos de una actirud que, creo, no hace ningún bien a España, osea, a nosotros.
Un saludo!

Belén -

Losantos es un impresentable.
Faltar al respeto, mentir e insultar no son sinónimos de informar, aunque la Cadena Cope no se quiera dar cuenta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres